Cómo manejar a los acreedores y las deudas

Deudas – Como manejar a los acreedores, que hacer para que los acreedores no te coman en tiempos en los que no puedes pagar. Anticipate para que no te acosen.

Economía y Empresa acreedores Deudas

Existen muchas personas que tienen una buena cantidad de deudas acumuladas por un mal momento económico, o simplemente una deuda, y no hacen más que recibir llamadas de acreedores esperando ver su dinero. Esto se convierte en una situación estresante, hasta el punto de que pueden ser llamadas a altas horas de la madrugada, cartas, situaciones que pueden avergonzar y demás.

Si se trata de empresas con varias deudas, se puede poner todo en manos de una empresa de liquidación de deudas, e informando a los acreedores de la existencia de esta empresa y sus datos de contacto. No se recomienda en este caso hablar directamente con los acreedores y escuchar sus razonamientos, ya que a veces usan modos no demasiado buenos.

Una buena idea para manejar a los acreedores es llamarlos antes de que lo hagan, mostrando la disposición a colaborar y pagar la deuda cuando sea posible, esto ayudará a que la empresa entienda mejor tu situación. Se puede además intentar buscar una solución que favorezca a ambas partes, renegociar la deuda.

Renegociar la deuda puede pasar por pagar algo menos de dinero pero por más tiempo, por esperar que se perdone parte de la deuda a cambio de pagar, por buscar agrupar deudas para conseguir unas mejores condiciones, por buscar unas mejores condiciones por parte del acreedor. Unas mejores condiciones pueden ser ampliar el plazo a pagar, sumar las mensualidades no pagadas al total del préstamo, bajar la tasa de interés o comisiones, reducir el dinero que se debe, etc.

Llama en momentos en que te encuentres de mejor ánimo y relajación para hablar. Si llama un acreedor indícale que estás buscando la forma de llamar y dale esos días o horas en que mejor te encuentres como horario de contacto. No evites a tu acreedor, plántale cara e intenta buscar soluciones.

Busca cómo conseguir el dinero para pagar, conoce cuánto dinero tienes y cuál es tu situación real. Determina cuáles pueden ser las fuentes de dinero que puedes utilizar.  Piensa si tienes alguna forma de conseguir el dinero tras haber sido despedido. Mientras tanto aprende a recortar gastos, en la medida en que sea posible, e intenta no gastar más que lo necesario.

Lo importante es dar a conocer a la empresa que se quiere pagar pero no se puede. Muchas empresas, tras pasar tiempo sin cobrar, se pueden desesperar y no creer cuando se le dice, por eso hay que mostrar que se está haciendo algo, realizar acciones que hagan ver a la empresa que realmente se quiere pagar.

Es muy importante no perder nunca la educación, hacer ver a los proveedores que te importa no pagar y que estás buscando soluciones, tratar con mucho respeto incluso cuando te están insultando, y tener mucha paciencia.

Beatriz Soto

Sobre el Autor: , Licenciada en Sociología con un Máster en Gestión y Administración de los Recursos Humanos. Tras algunas experiencias laborales en los campos del telemarketing, marketing y selección de personal en una ETT, actualmente trabajo de redactora freelance para diversos medios, entre los que se encuentra Gestion.org

Conecte con el autor via: Google Plus |

Comentarios realizados (0)

No hay ningun comentario realizado actualmente en este artículo.

Prohibida la reproducción total o parcial, por cualquier medio o procedimiento, sin autorización previa.

+ SOCIAL DEL MES

De acuerdo a cifras oficiales, se conocen situaciones como; el tráfico de seres humanos y personas refugiadas donde el 80% de los casos son mujeres.