Economía y Empresa

Qué es el Overtrading y cómo evitar sus efectos en la empresa

El temido Overtrading

El desequilibrio económico que produce el Overtrading en la empresa puede ser fatal, por lo que debemos saber cómo evitar que se produzca.

Al hablar de “Overtrading” lo primero que debemos saber es que se trata de un proceso desequilibrante para una empresa, por lo que es sumamente importante estar bien preparados para enfrentar este problema, y lograr salir lo mejor parados de la situación.

Básicamente, se llama “Overtrading” al desequilibrio que se produce entre la demanda y la oferta, es decir entre el caudal de trabajo que una empresa se compromete a realizar y su deficiencia en la capacidad que posee para llevarlo adelante. Es decir que el “Overtrading” se genera cuando una compañía no dispone del nivel suficiente de activos corrientes o capital de trabajo como para lograr satisfacer las demandas.

En general, el “Overtrading” es un problema frecuente que a menudo padecen las empresas más jóvenes y aquellas que se encuentran en un proceso de expansión demasiado veloz.

Es en estos casos cuando se producen los desequilibrios, causando serios problemas en los balances, ya que lo que sucede es que es mayor el debe que el haber, es decir sale más dinero de la empresa del que ingresa.

El desequilibrio económico que se genera a partir del “Overtrading” es tal que su efecto sobre la empresa puede llegar a ser muy grave e incluso fatal. Es por ello que debemos tomarnos el tiempo necesario para analizar la situación, y de esta manera generar una estrategia que nos permita evitar que se produzca este inconveniente en nuestro negocio.

Evitar contraer deudas

Una de las estrategias económicas más efectivas para evitar que en la empresa se produzca el temido “Overtrading” consiste en llevar adelante una gestión eficaz de la deuda, manteniendo un control constante sobre el crédito. Asimismo es importante instaurar algunos cambios en lo que se refiere a ciertas prácticas del negocio.

En principio, es aconsejable establecer nuevas condiciones de pago para los clientes, siempre cuidando que ello no afecte el nivel de ventas. En este sentido, una excelente opción que siempre resulta atractiva para los consumidores es brindar descuentos a los que realizan pagos en efectivo y en el momento. Esto no sólo nos permite lograr una aceleración de los pagos, sino que además con ello aumentamos el flujo de caja y la reducción de la morosidad.

Como parte de esta estrategia, podemos también incentivar a los clientes a realizar los pagos a través de métodos automatizados, como el uso de tarjetas de crédito y débito.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es generar una estrategia para negociar los términos de pago con los proveedores, claro que esto siempre dependerá de cada una de las compañías con las que trabajamos y las condiciones de pago con las que se manejan.

Es fundamental también que podamos mejorar y optimizar el control sobre las existencias, porque en definitiva si la rotación de las existencias es más rápida, significa que habrá un intervalo más corto entre el momento en debemos pagarle a los proveedores y el tiempo que se tardan los clientes en abonarnos los productos.

Controlar los activos

Una excelente forma de prevenir el “Overtrading” reside en llevar adelante un estricto control del dinero que debe salir de nuestra empresa para pagar por los activos.

Entre otras estrategias podemos por ejemplo inyectar capital nuevo en el negocio, ya sea a través de la obtención de un préstamo a largo plazo o la venta de acciones a un socio. Claro está que ambas opciones poseen sus desventajas, ya que en el caso de obtener financiación deberemos afrontar una alta tasa de intereses anuales para solventar los préstamos, y en el caso de incorporar un socio, la principal desventaja reside en que deberemos ceder parte del control de la empresa.

Otra forma que nos permite controlar los activos consiste en lograr una reducción de los costos y al mismo tiempo volver nuestro negocio más eficiente. Claro que el proceso para lograrlo no es fácil, pero lo cierto es que se trata de algo posible, y en definitiva al reducir los costos, aumentaría el flujo de caja, y de esta manera disminuiría considerablemente el riesgo de “Overtrading”.

También podemos optar por llevar a cabo un contrato de leasing, es decir un arrendamiento financiero que consiste básicamente en un alquiler con derecho de compra. Si bien esta es una de las formas más sencillas de adquirir activos, no siempre concluye bien, y a largo plazo podríamos llegar a quedarnos sin empresa.

Evaluar relación activos/pasivos

Algo que siempre resulta de mucha utilidad para evitar este tipo de problemas es realizar a menudo un análisis comparativo entre los activos y los pasivos de la empresa. Tengamos en cuenta que los resultados de la evaluación pueden llegar a ser verdaderamente útiles para predecir cómo se encontrará la situación económica del negocio a corto plazo.

Por otra parte, cabe destacar que en base a que el efectivo es esencial para un negocio, un pronóstico de flujo de caja es una de las herramientas de gestión más importantes que debemos utilizar. Esto nos permitirá predecir la cantidad de dinero que entra y que sale de la compañía en períodos relevantes, en meses, semanas e incluso días.

Con este análisis podremos saber si la demanda adicional puede ser efectivamente financiada, si es necesario solicitar un préstamo, e incluso si nuestro negocio corre riesgo de sufrir “Overtrading”.

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top