Creación de empresas

Análisis previo a iniciar nuestro negocio desde casa

Establecer negocio en casa

Establecer un negocio desde casa nos posibilita ahorrar mucho dinero, pero antes de iniciar actividades se deben analizar ciertas cuestiones

Los motivos por los cuales decidimos iniciar nuestro negocio desde casa pueden ser muchos. Claro está, que una de las causas fundamentales suele ser la reducción de costes, ya que en realidad al trabajar desde la comodidad de nuestro hogar no tenemos que incluir en el presupuesto inicial del emprendimiento la inversión que representa el alquiler o la compra del espacio físico para desarrollar nuestra actividad.

Esta es sin dudas una idea muy acertada cuando nos manejamos con un presupuesto reducido para poner en marcha nuestro negocio, pero lo cierto es que antes de encarar un trabajo desde casa debemos tener en cuenta una serie de aspectos que serán determinantes para el éxito o fracaso del emprendimiento.

Tengamos en cuenta que desarrollar un negocio desde casa puede llegar a afectar nuestras finanzas personales, el seguro de la vivienda, nuestra situación fiscal, como así también a las personas que viven en la casa, e incluso a los vecinos. Asimismo puede tener un impacto negativo en nuestra rutina diaria por falta de organización del tiempo, lo que puede llevarnos a una saturación y por ende al fracaso.

Por supuesto que utilizar nuestra casa como espacio de trabajo o para desarrollar las actividades propias de nuestro negocio, puede llegar a reportarnos gran cantidad de ventajas, tales como las que se detallan a continuación:

  • Ahorro en los costos de inicio, ya que no necesitamos instalaciones.
  • Ahorro de tiempo, ya que no tenemos que buscar un local adecuado.
  • Evitar contratos de arrendamiento a largo plazo.
  • Posibilidad de organizar el trabajo en torno a compromisos personales.
  • Obtener la ayuda de la familia.
  • Ahorro de tiempo y dinero, que de otra forma deberíamos gastar para desplazarnos a un lugar de trabajo externo.

No obstante, iniciar nuestro negocio desde casa también presenta una serie de desventajas que siempre debemos tener presentes, algunas de las cuales se detallan a continuación:

  • No lograr separar el hogar y la vida laboral.
  • Gasto inicial para la creación del espacio de trabajo.
  • Posibles distracciones e interrupciones internas.
  • Posible aislamiento.

A pesar de las desventajas asociadas a la utilización de nuestro hogar como lugar de trabajo, lo cierto es que todas ellas pueden ser remediadas siempre que estemos dispuestos. En definitiva, podemos poner en marcha una estrategia que nos permita organizar nuestro tiempo y generar un espacio adecuado que logre alcanzar las condiciones necesarias para separar la casa y las actividades diarias que todos los miembros de la familia realizan allí, de la vida laboral.

Asimismo, en lo que respecta al gasto inicial que deberemos invertir para poder crear dicho espacio de trabajo, si bien es dinero que deberá estar incluido en el presupuesto inicial de nuestro negocio, lo cierto es que dista mucho del monto que deberíamos invertir en el caso de decidir utilizar instalaciones externas.

Por todo ello, utilizar nuestra casa como lugar de trabajo puede llegar a resultar una excelente alternativa, siempre que nos aboquemos a una serie de pautas necesarias para lograr obtener el éxito deseado.

Ahora bien, ¿cuáles son esos aspectos que debemos analizar antes de comenzar nuestro negocio desde casa?

Dependiendo de la naturaleza del emprendimiento comercial, antes de iniciar actividades debemos llevar a cabo una serie de consultas para corroborar que la situación de nuestra vivienda se encuentra en condiciones de poder albergar a nuestra futura empresa.

Si la propiedad en la que vivimos es alquilada o se encuentra inscripta en una hipoteca, debemos consultar al ente prestamista o bien al propietario de la vivienda acerca de los límites de uso de la casa, ya que en algunos casos no se permite la inclusión de fines comerciales.

En este sentido, debemos poner mayor atención si residimos en un edificio de departamentos, ya que en ese caso tendremos que saber si el reglamento que rige en el inmueble en su totalidad nos permite establecer el negocio, y al mismo tiempo deberemos tener la aprobación de la comisión directiva del consorcio y de los vecinos en general.

Asimismo, deberemos hacerle una consulta a nuestro proveedor de seguros de la vivienda, para evaluar la necesidad de contratar una póliza adicional. También se debe consultar a la Dirección de Salud, Seguridad e Higiene de la región en la cual nos encontramos asentados, para conocer los alcances de sus normas y poder estar en regla con estos lineamientos.

Eso no es todo, ya que además es aconsejable consultar a un contador, que nos facilitará información acerca de los impuestos que deberemos abonar mensualmente, y por otro a lado tener el asesoramiento de un abogado, que nos permita conocer al detalle los aspectos legales.

Una vez realizadas las consultas pertinentes, y cuando ya hayamos analizado la situación en pos de poder lograr un espacio de trabajo adecuado en nuestro hogar, entonces será el momento para comenzar a poner manos a la obra.

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top