Emprendedores

Cuáles son las alternativas a ser autónomo

pension jubilacion autonomos

Ser autonomo – Cuales son las alternativas que existen antes de ser autonomo y todo lo que ello conlleva. Cuando los ingresos son bajos no es posible asumir la cuota de autonomos ¿que hacer?

Cuando se tienen ingresos o se obtienen rendimientos económicos por el trabajo, muchas personas dudan si han de ser autónomos o no. El principal problema surge porque muchas personas no llegan a un mínimo que les “compense ser autónomos”.

Una persona que cobra 20 o 100 o 200 euros al mes no puede permitirse pagar la cuota de autónomos ni pagar el iva ni el irpf ni todos los gastos que conlleva ser autónomo. Y muchos se dirán ¡pues que no ganen el dinero, si tienen que ser autónomos para cobrarlo que renuncien a él! Pero la cuestión es que se gana el dinero con el propio trabajo y que para muchas personas es un ingreso importante.

La primera alternativa, y la más arriesgada, es no hacerse autónomo y seguir cobrando. Lo primero que hay que saber es que para ser obligatorio hacerse autónomo es “que sea una actividad por cuenta propia y que se realice de forma habitual”. Si se cobran 100 euros o 300 (o los que sean, aunque no hablamos de grandes cantidades) una vez al año o cada 3 meses no es habitual. Si se cobra 50 céntimos cada día ¿estamos hablando de algo habitual? Depende de cómo se interprete, hay quien dirá que sí y es cierto, y hay quien dirá que no. Una medida a tener en cuenta es tener en cuenta el salario mínimo interprofesional: si se cobra más que eso hay que hacerse autónomo. Para más información puedes consultar el blog de Gestoria Barcelona. Pero si alguien quiere hacer otra interpretación puede hacerla, aunque ¿les compensa tener a un inspector de hacienda investigando a una persona que cobra 1000 euros al año? No (aunque podría suceder).

Si se trabaja por cuenta ajena las cosas son más fáciles, ya que siempre que no sea una actividad principal (se cobre con diferencia más trabajando por cuenta ajena) se puede indicar los datos en la declaración de la renta como rendimientos económicos sin hacerse autónomo.

Eso sí, en todos los casos sí se obliga a realizar el impuesto sobre actividades económicas (IAE) en Hacienda y declarar el iva trimestralmente (en caso de actividad sujeta a iva). Hacienda quiere que se declaren todos los ingresos, sin tener en cuenta si se da de alta como autónomo o no, porque para ello está la Seguridad Social.

Si se acumulan durante el año facturas por más de 3000 euros a un cliente, este cliente debe informar a Hacienda, por eso mismo en caso de recibir 3000 euros o más de un mismo cliente es obligatorio declarar los ingresos a Hacienda. Pero esto sigue sin tener nada que ver con hacerse autónomo o no.

Primera alternativa a hacerse autónomo: No darse de alta y arriesgarse a que pillen. Esto puede ser muy agobiante y estresante para ciertas personas, sobre todo cuanto más aumentan los ingresos porque a nadie le van a decir nada por 20 euros, ¿pero qué pasa por ejemplo con 4000 euros?

Segunda alternativa: No hacer nada. De esta manera no se cobra nada, no se trabaja, no se arriesga y no va a pasar nada. Según como se mire, la primera alternativa puede ser mejor que esta, ya que en el primer caso puede haber alguna multa pero también quedará algo de dinero ganado.

Tercera alternativa: En ciertos casos puede ser interesante concentrar facturas y darse de alta unos meses. Esta es una buena opción para aquellos a los que pagar mes a mes no les compensa, pero si unen varios meses sí les puede compensar. Puede ser algo engorroso tener que darse de alta y de baja, hacer todos los trámites y papeleos para ser autónomo, pero es una opción que se le puede plantear a muchas personas. Eso sí, a partir de cierta cantidad de dinero es mejor plantearse hacer las cosas bien, por ejemplo desde los 10000 euros al año. Y algunos clientes no aceptan eso de tener que concentrar facturas, y con otros también puede haber riesgo de falta de pago.

Cuarta alternativa: Negociar un contrato laboral. Puede ser que muchas empresas se nieguen y si buscan un autónomo es precisamente por no hacerlo, pero se puede intentar convencer al cliente para algún contrato a tiempo parcial o por obra y servicio, aunque sea a costa de renunciar parte de ingresos para la seguridad social. Esto puede merecer la pena cuando se es “autónomo dependiente” o “falso autónomo”, y de hecho es lo que se debería hacer. También se puede hacer con el cliente principal, ya que el resto de ingresos se pueden declarar a Hacienda en la declaración (y el iva trimestralmente), siempre que se gane más con el cliente principal que con todos los demás.

Quinta alternativa: Como hemos indicado antes, si se trabaja por cuenta ajena y se tienen algunos ingresos por otra actividad, se puede facturar sin ser autónomo siempre que los ingresos no sean superiores que los de la actividad por cuenta ajena, y siempre que no sean superiores que el salario mínimo interprofesional.

Sexta alternativa: Facturar por medio de un tercero. Puede ser alguna empresa o algún autónomo amigo, aunque habrá que ceder una parte de dinero para el iva, el irpf y compensar lo que conlleva la facturación. No es que sea una opción que entre dentro de la ley, pero hay personas que lo hacen y así cumplen al menos las obligaciones de pago. Hay que tener en cuenta que con esta opción no se tiene ningún derecho, sólo se hace el trabajo y se cobra por ello.

Séptima alternativa: Utilizar alguna sociedad cooperativa de las que afirman que facturan por la propia persona pueden ser una solución para muchos, siempre que echando cuentas compense. Hay que tener en cuenta los gastos que supone, aunque las empresas de este tipo son transparentes en los gastos, sólo hay que usar la calculadora y pensar ¿me compensa?¿me compensaría hacer otra cosa?

Cualquier alternativa a ser autónomo ha de ser meditada teniendo en cuenta las condiciones y consecuencias que se pueden dar, tanto buenas como malas. Pero lo que es importante saber es que si se gana una buena cantidad de dinero no hay que dejarse llevar por la avaricia.

Compartelo porfavor
1 Comment

1 Comment

  1. Ianik

    Lunes 24 octubre 2016 at 18:59

    En el supuesto de facturar 300€ al mes por cuenta propia y con unos ingresos mensuales de 1500 por cuenta ajena, ¿la quinta alternativa es totalmente legal?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top