Fiscalidad

Auditorias externas

auditoria externa

Un auditor externo no tiene ningún sesgo en el estudio de las finanzas de una empresa que se está auditando y por lo tanto podrá proporcionar una evaluación independiente e imparcial de las finanzas y estados de cuenta de dicha compañía.

Un auditor externo no tiene ningún sesgo en el estudio de las finanzas de una empresa que se está auditando y por lo tanto podrá proporcionar una evaluación independiente e imparcial de las finanzas y estados de cuenta de dicha compañía.

Normalmente, el trabajo del auditor externo sirve para dar una opinión imparcial sobre los estados financieros de la empresa en cuanto a si son legítimos y libres de errores. Los auditores externos también revisan los procedimientos de información y de tecnología de la compañía para evaluar los procesos internos en general. Asimismo, el auditor debe examinar todas las cuestiones planteadas por las autoridades reguladoras.

Disponer de un auditor externo es esencial  ante una evaluación exhaustiva y precisa del control de los estados financieros de una empresa. Si el auditor externo tiene alguna relación con la empresa o sus empleados, deberá revelar esta situación en su informe final.

Los auditores externos ahondan en las profundidades de los estados financieros de la entidad en busca de errores en los cálculos y en busca de problemas o gastos superfluos. En muchos casos, es el auditor externo quien encuentra alguna malversación de gastos y recursos de una empresa. También es posible que puedan encontrar situaciones anómalas como robos o desfalcos a la compañía.

Las auditorías externas se realizan anualmente en las empresas, para garantizar el cumplimiento  de las leyes y compromisos con el gobierno local. La auditoría da una mirada a fondo en las finanzas de la empresa y sus resultados pueden ser utilizados por otras instituciones, tales como entidades financieras, entidades fiscalizadoras del gobierno y los accionistas de la empresa en su asamblea anual.

Un auditor externo analiza ampliamente el sistema contable y los procedimientos establecidos por la empresa con el fin de controlar que los métodos utilizados se cumplan correctamente y que puedan generan estados financieros confiables y transparentes.

El documento final del informe del auditor externo, examina la estabilidad financiera global de la empresa, los gastos, las cuentas por cobrar, las cuentas por pagar y el uso de la tecnología en los procesos de la empresa, para dar una visión global de la posición de la compañía en el mercado.

Otro de los objetivos que se busca al realizar las auditorias externas es verificar la legalidad de los estados financieros, los reportes económicos de la compañía y su crecimiento o decrecimiento económico y financiero.

Las auditorías externas se realizan después de que la auditoría interna de fin de año se ha llevado a cabo por los entes de control de la propia compañía y los auditores internos. Las diferencias en la auditoría interna y externa deben ser igual a cero,  a menos que se hubiesen producido cambios.

Si se han producido cambios, la empresa debe revelar por qué se hicieron los cambios y por quién fueron realizados, y además,  proporcionar una prueba válida del motivo de la modificación.

En caso de que la empresa no pueda justificar alguna diferencia entre los resultados de la auditoria interna y la auditoria externa, el auditor externo deberá alertar sobre dichas diferencias.

 

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top