Estrategia Empresarial

Cómo trabajar menos y rendir más

reloj arena trabajar menos

Conseguir los mejores beneficios para la empresa acortando la jornada laboral, esto es posible y de hecho mejora el rendimiento en la empresa.

Muchos se están planteando al ver esta pregunta ¿trabajar menos y rendir más, es que eso es posible? Pues sí, porque en ocasiones “se trabaja de más” por no saber realizar bien los procesos, por no saber qué hacer o por simplemente no pensarlo antes.

Muchas empresas se están planteando ampliar el horario de trabajo para conseguir mejorar su beneficios, y sin embargo en otras actividades se puede conseguir incluso reducir los horarios consiguiendo mayores beneficios. Es cierto que cuanto más abierta esté una empresa mayores posibilidades de que entre algún cliente y así ganar más, pero también existen trabajos en que lo importante es conseguir más en el mismo o menor tiempo.

Si se tienen en cuenta una serie de consejos se puede reducir el horario laboral consiguiendo los mismos o mayores resultados. No se trata de trabajar menos, sino de dedicar menos esfuerzos por el mismo trabajo, y la primera base de esto es la planificación.

La planificación pasa por conocer cuáles son los objetivos y tareas ejercer y buscar cómo llegar a los mejores resultados de la manera más rápida y eficiente posible. Basta por priorizar las tareas más importantes, intentar hacer las más arduas y sencillas como antes a la vez que se anima con las que más gusta hacer.

Se debe intentar conseguir plazos realistas, pero también ambiciosos, de manera que no se debe crear un plazo ni imposible de cumplir ni demasiado amplio como para dejar tiempo para “no hacer nada”. Por ello, debe buscarse este término intermedio, motivador a la par que posible. Hay que encontrar el perfecto ritmo de trabajo porque así también se tiene tiempo para hacer otras cosas como pasar el tiempo en familia. Los plazos se deben cumplir, pero intentando ser flexible.

Hay que empezar el día sabiendo lo que se va a hacer, con un espacio de trabajo bien preparado y ordenado y evitando las distracciones que se pueden dar a lo largo del día. Por ello, puede ser bueno contestar sólo emails o a redes sociales en determinadas horas, sobre todo cuando hay menos trabajo o menos concentración para hacer otras cosas.

También se deben hacer pausas, no para rendir más y acabar antes hay que estar todo el tiempo trabajando. De hecho, hacer pequeñas pausas puede ayudar a despejarse y mejorar la concentración.

Sentirse bien consigo mismo/a es muy importante, por eso para poder trabajar menos y rendir más es necesario hacer una vida sana, con una buena alimentación, ejercicio, aprender a relajarse y sentirse bien, saber automotivarse y tener confianza en uno/a mismo/a y saber en qué momentos se debe descansar. Es cierto que existen muchas personas que no hacen todo esto ¿pero quién garantiza que no podrían conseguir más haciéndolo?

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top