La competencia en la empresa: directa e indirecta, perfecta e imperfecta

La competencia en la empresa: directa e indirecta, perfecta e imperfecta. Saber reconocer que existen otras empresas buscando lo mismo sera bueno de cara a la mejora.

La competencia en la empresa puede ser directa o indirecta; pero también puede ser perfecta e imperfecta. No hay que desestimar la competencia sino saber reconocerla y trabajar de cara a la mejora continua.

  • La directa son las empresas o negocios que venden un producto igual o casi al que se mente en el mismo mercado en el que se está, lo que hace que ambas empresas busquen a los mismos clientes para venderles lo mismo. (Ejemplo: Dixan, Skip, Ariel; mismo producto diferente marca)
  • La indirecta son las empresas o negocios que intervienen en el mismo mercado y clientes buscando satisfacer sus necesidades con productos sustitutos o de forma diferente. (Ejemplo: Cocacola, Aquabona, Juver; en este caso el sustituto a los refrescos pueden ser las aguas o los zumos u otras bebidas).

Es importante que las empresas sepan reconocer y valorar a su competencia, ya que si no lo hacen pueden caer en un grave error que no les permita continuar adelante o conseguir los máximos beneficios. Hay que conocer a la competencia y actuar en consecuencia. De hecho, dentro del plan de negocios uno de los aspectos más importantes también es la competencia existente en ese momento.

  • La competencia perfecta es aquella en que ninguna de las empresas que compiten pueden influir en los precios, ya que los productores venden porciones muy pequeñas en relación a la producción total o los compradores consumen una proporción pequeña en función a la producción total. Los productos son homogéneos entre sí, sustitutos unos de ellos, los consumidores conocen las ofertas que existen y el precio de los rivales, deciden en base a lo que quieren.
  • La imperfecta es aquella en la que uno de los agentes puede influir en los precios. ¿Y cómo es eso? Porque al menos una de las partes tiene ventaja sobre las demás. En este último caso podemos hablar de monopolio, oligopolio, monopsonio u oligopsonio.

Con respecto a los vendedores, hablamos de monopolio y oligopolio. El monopolio se caracteriza por la presencia de un solo productor que puede ejercer un control de los precios absoluto, no existen productos sustitutos. El oligopolio se caracteriza porque existen pocos competidores pero tienen capacidad para influir en los precios, especialmente empresas grandes sobre empresas pequeñas, generalmente a lo que llamaríamos empresas líderes del mercado que pueden negociar entre sí para evitar la competencia. El oligopolio con productos diferenciados se basa en que las empresas líderes pueden ejercer una influencia sobre los precios pese a comercializar diferenciados productos, como en el mercado automotriz.

Con respecto a los compradores, podemos hablar de monopsonio y oligopsonio. En el primer caso de monopsonio existe un único comprador en el mercado, por lo que tiene más capacidad para controlar cantidades y precios para conseguir menores precios que en mercados en los que hay competencia (por ejemplo el Estado con referencia a diversos sectores). El oligopsonio es otra posibilidad en que existen pocos compradores pero pueden influir en cantidades y precios (por ejemplo la industria del tabaco).

Para conocer artículos relacionados con La competencia en la empresa: directa e indirecta, perfecta e imperfecta te recomendamos que entres en la categoría Estrategia Empresarial

Beatriz Soto

Sobre el Autor: Beatriz Soto, Licenciada en Sociología con un Máster en Gestión y Administración de los Recursos Humanos. Tras algunas experiencias laborales en los campos del telemarketing, marketing y selección de personal en una ETT, actualmente trabajo de redactora freelance para diversos medios, entre los que se encuentra Gestion.org

Conecte con el autor via: Facebook | Web |

Comentarios
  1. Tomas Allegri
    Publicado el 17 de agosto, 2014

    Estimados

    Me interesaría saber el año en el que se realizo esta publicación.

    Gracias
    Saludos cordiales,

    1. Javier Cabot
      Publicado el 29 de agosto, 2014

      Buenos días Tomas,

      Gracias en confiar en nuestro medio. La fecha de publicación es 22 de Febrero del 2013.

      Saludos

Prohibida la reproducción total o parcial, por cualquier medio o procedimiento, sin autorización previa.

SUSCRÍBETE A GESTION.ORG

¿Te animas? Ya somos más de 5.000
Un email cada lunes con novedades.

Gestion.Org Logo