Formación Empresarial

16 mitos sobre el coaching

mitos coaching

El coaching – Muchas personas desconocen el tema, y esta es una de las principales razones por las que existen falsas creencia. Los 16 mitos mas importantes sobre coaching.

Alrededor del coaching, al igual que lo hay con respecto a ciertas otras cosas, existen muchos mitos que deben ser desmentidos.

  1. El coaching no se puede definir. Claro que se puede, son sesiones que ayudan a las personas para poder definir sus propias metas, establecer plazo para alcanzarlas e intentar cumplirlas. Es cierto que no es tan fácil el proceso, y que en ocasiones ni si quiera es fácil de medir el éxito de las sesiones, pero es una palabra que sí tiene su definición y su forma de ser.
  2. Es para los que van mal en el trabajo o para los que necesitan mejorar mucho. Esto no es cierto, el coaching sirve para mejorar pero no es para los que van mal. Busca mejorar al profesional y los resultados de la empresa, pero eso no quiere decir que las cosas hayan ido mal, quiere decir que pueden ir mejor. Si fuera para los que van mal en el trabajo existiría la opción del despido, el reemplazo por otros que lo hacen mejor o se aplicaría a más bajos cargos.
  3. Es algo así como la psicoterapia. Si se mira bien puede ser algo parecido, pero no buscan adentrarse en los secretos de la persona, simplemente se busca conocer ciertas cosas que ayudarán a la mejora de cara a un objetivo determinado. El coaching no indaga en el pasado, lo hace en el presente, y se orienta hacia el futuro.
  4. Te manipula. No, el coaching no manipula, es cierto que busca que te conozcas para poder mejorar ciertos aspectos pero eso no es manipulación. Es la propia persona la que hace su camino, la que descubre las cosas y trabaja de cara a sus objetivos. El coach sólo está ahí.
  5. Consiste en hacer felices a las personas. No sirve para hacer felices a las personas, aunque puede conseguirlo, no sirve para profundizar en los sentimientos de las personas, consiste en ir hacia la mejora y conseguir las metas propuestas por medio del coaching. Desde un punto de vista empresarial, el coaching buscará mejorar cierto aspecto o ciertas competencias de una persona, o incluso ciertos niveles de desempeño, pero esto no tiene por qué hacer feliz a la persona ni es éste el fin último de las sesiones.
  6. Es sólo para empresas. Esto no es cierto, de hecho ni si quiera es sólo para profesionales, aunque es cierto que haya cada vez más personas que recurran a esta disciplina. Lo que sí es cierto es que es una disciplina que se puede utilizar para cualquier tipo de persona que quiera alcanzar ciertas metas, descubrirse, mejorar, aprender a aceptar su realidad o cualquier otra cosa.
  7. Enseña a los jefes a controlar mejor a los empleados o colaboradores. La disciplina no consiste en esto, no consiste en sacar mayor provecho de otras personas sino saber mejorar su propia persona y conseguir los objetivos que espera. Si una persona tiene poca asertividad, el objetivo será mejorar en este aspecto pero no otro. Sobre todo se espera una escucha activa, mejorar con los colaboradores y no aprovecharse de ellos ni sacar el potencial de otros, para ello tendrían que hacer coaching las otras personas.
  8. Es lo mismo que mentoring. Esto es un mito, ambas son cosas distintas. Un mentor es una persona que ofrece una relación a largo plazo enseñando a la otra persona los propios conocimientos y consejos, busca crear alguien a su imagen y semejanza a nivel profesional; mientras que el coaching tiene un tiempo limitado y busca objetivos específicos. En el mentoring hay mayor implicación, en el coaching el único protagonista es la persona que se somete a las sesiones.
  9. Es sólo para ejecutivos, directivos y altos cargos. Hasta cierto punto puede ser verdad, pero sólo porque requiere cierta inversión, pero puede no ser así si la persona que no ocupa estos cargos se decide a invertir en su desarrollo personal. Además, hay que tener en cuenta que el coaching no se realiza sólo a nivel profesional, puede trabajar muchos más aspectos de la vida.
  10. Un coach alienta, anima. Esto no es así, es una persona que ayuda a la otra a conocer sus metas y trabajar para alcanzarlas. Empieza analizando las fortalezas y debilidades de la persona y conociéndolas trabajan de cara a un objetivo determinado. Y si para todo ello hay que alejarse del ánimo, se hace.
  11. Sirve para buscar ayuda, orientación, consejos, respuestas. Si alguien piensa acudir a estas sesiones con el objetivo de encontrar respuestas o consejos es mejor que no vaya. La respuesta se encuentra dentro de la propia persona, por tanto las sesiones van dirigidas a buscar dentro de sí.
  12. Requiere mucho tiempo. Puede ser, y puede ser que no, pero lo cierto es que no demanda más que muchas otras cosas. Las sesiones no suelen llegar a la hora, no suele haber más de una por semana, y el proceso puede ir hasta los dos años pero también puede durar 3 meses. Es cierto que hay que dedicarle tiempo, pero hay muchas otras cosas que requieren de tiempo y no son tan beneficiosas.
  13. No es para todos, hay personas que no pueden hacerlo. ¿Por qué no? Es posible que en ciertos momentos no se busquen metas claras o que no se quiera asumir un compromiso con la disciplina, pero cualquiera puede someterse a ello en algún momento de su vida. Todo el mundo es potencial usuario del coaching.
  14. Es caro con respecto a lo que se puede conseguir de él. Antes de aceptar esta afirmación hay que pensar qué es lo que se quiere lograr y si merece la pena pagar por ello. Se pueden conseguir muchos objetivos a nivel personal y profesional, también se pueden conseguir beneficios económicos. La mayoría de las veces sí merece la pena la inversión.
  15. Si hago que el directivo de mi empresa mejore, se acabará yendo a una empresa donde le paguen más. Esto no es cierto, de hecho las personas suelen valorar más los beneficios que se le están dando que la posibilidad de cobrar más, aunque haya quien pueda pensar más en el sueldo que en el resto de beneficios. Lo cierto es que ayudar a mejorar a una persona la implica más con la empresa, la hace ser más parte de ella, y esta es una importante atadura para ciertas personas.
  16. Sobre los estudios y capacidades del coach. Hay personas que piensan que para hacer coaching hace falta cierta carrera o estudios, y no es verdad; y hay quien piensa que cualquiera puede hacerlo, y tampoco es cierto. El coach requiere ciertos conocimientos, ciertas habilidades, cierta disciplina.  Hay que prepararse mucho, es cierto.
Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top