Formación Empresarial

Tendencias para tomar en cuenta este 2014

kjhluih

Prepárate para este 2014 que apenas comienza, y al igual que todos los años, viene lleno de retos, pero también de satisfacción. Échale un vistazo a las tendencias que se proyectan este año en el mundo de los negocios.

Es tiempo de mirar a las acciones y actividades que llevamos a cabo durante los 12 meses pasados y planear que haremos los siguientes para mejorar y obtener mayores resultados. Y se tiene que tomar en serio. No es lo mismo decir “Haré dieta y ejercicio” y parar al mes, a “Tengo que alcanzar X porcentaje más de ventas” y no alcanzarlas. En el ámbito profesional, las promesas y objetivos de fin de año deben acatarse y seguirse tal y como son. Aún más si eres un pequeño emprendedor o llevas las riendas de una PyME.

A continuación te presento 5 aspectos a considerar para este próximo 2014. Entender cada uno es de suma importancia y aplicarlos más, sigue estos consejos y evita en lo posible estos siguientes errores:

  1. Darle demasiada importancia al social media: y sí, has leído bien. A pesar de todo el esfuerzo que han puesto millares de blogs y noticias en decirte cuán importante es el social media es necesario dedicarle más tiempo al todo en general, al mundo online. No es que el social media ya no sirva, o que le restemos impacto, no, es solamente llevar nuestro enfoque y encontrar un balance para asegurar estrategias de mercadeo y servicio al cliente efectivas mediante métodos ya tradicionales, pero aún cruciales para el crecimiento de cualquier pequeño negocio. Basta con asegurarte de que la presencia de tu producto o servicio en los medios sociales sea fuerte, representativa, respaldada y correspondida, con contenido siempre fresco y reciente. No es necesario estar pegado todo el día en Twitter o Facebook publicando actualizaciones, por que al hacerlo estarías descuidando otras operaciones vitales para tu empresa. Se trata de encontrar ese punto exacto en donde tu inversión de tiempo es igual al retorno en ganancias, ni más ni menos. Encontrar ese balance es la meta.
  2. No pagar por publicidad en redes sociales: hablando de redes sociales, es aconsejable aprovecharlas y promover tu contenido mediante sus programas de paga. Es verdad que probablemente un par de años atrás esto no valía la pena, pero hoy en día todo, absolutamente todo ha cambiado. Los dos grandes, tanto Twitter como Facebook and reestructurado y reinventado los métodos y algoritmos con los que reparten el contenido a sus millones de usuarios. En otras palabras, paga por tu publicidad en redes. Además es más sencillos que nunca y evitas que tu contenido no pagado se pierda en el mundo de la información online. Los precios aún son muy accesibles, debemos aprovechar eso.
  3. Estar pegado a la computadora: de alguna manera es realmente gratificante saber que podemos manejar nuestro pequeño negocio desde la comodidad de nuestro escritorio y computadora. Tareas en las que tenías que viajar o ir a otro lugar fuera de tu empresa han quedado en el pasado gracias a la tecnología. Es sorprendente, pero es momento de parar y pensar, dejar por un lado la modernidad, comodidad y lo increíble que ha llegado a ser la tecnología por un lado y examinar que métodos antiguos son los mejores y que vale la pena aferrarse a ellos. Es una auditoría de tecnología, digámoslo así, en la que te compararás y rescataras aquellas actividades que reemplacen probablemente a la tecnología pero que sean más efectivas. Retén esa interacción cara a cara, tanto con clientes como proveedores, hasta con empleados mismos. Si tienes tiempo y posibilidad cambia ese ir y venir de correos electrónicos por una comida o una visita a un café. Puede resultarte en ahorrar mucho más tiempo que con el tradicional “e-mailing” además de fortalecer lazos. El simple hecho de reunirte con alguien te hace lucir mejor y te quedas mucho más tiempo en la mente de alguien. Conviértete en esa persona.
  4. Culpar al gobierno por cualquier cosa: reformas hacendarias, paros sindicales, huelgas y manifestaciones, declaración de impuestos. Todo esto y más pasó el año pasado, este año que está por terminar y seguramente el próximo. Y sí es verdad, mucho de lo que hace el gobierno afecta a pequeños negocios, y afecta a grandes también y afecta a gente que no tiene negocios y afecta a todos en general. No solo el gobierno de algún país en específico, el gobierno de todos los países afecta a todos en algún momento de alguna forma. Y no podemos hacer nada, más que seguir luchando y salir adelante. Lo que sí podemos hacer es mantenernos siempre informados y al tanto de lo que pasa. Al final somos nosotros mismos quienes estamos a la cabeza de nuestro negocio y somos nosotros quienes tenemos que vencer ambientes hostiles, cambios y variaciones y demás que se den en el exterior. Si salimos victoriosos, seremos más fuertes, si no, sabremos cómo afrontarlo si vuelve a pasar. El peor escenario es culpar a ellos por cualquier cosa. Mantener la cabeza en alto e idear como adaptarse y embonar en el entorno es más productivo que lanzar culpas al aire.
  5. Ahogarte en aplicaciones: literalmente existe una aplicación para todo hoy en día. Hay muchas que son excelentes para manejar un negocio y otras que no tanto. Tómate un tiempo el próximo año y haz un análisis de las aplicaciones y software que utilizas en tu negocio. Desecha todas aquellas que no sean necesarias o vitales para la empresa y quédate con aquellas herramientas que te sirven para las operaciones del día a día, aquellas que tengan un impacto significativo en la administración, tanto de tu tiempo como del propio negocio. Trata de no usar todas solo por el hecho que existan y que estén ahí o por que sean las de moda. Será difícil, pero es para bien. Mantén las cosas simples.
Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top