Formación Empresarial

Consejos para aumentar las ventas

Happy couple seal a deal with their personal financial advisor at home

Sigue estos simples consejos para aumentar tu potencial y tu fuerza de ventas. Incrementa sin darte cuenta y con el más mínimo esfuerzo los ingresos de tu negocio, aplícalos y genera más.

Sin lugar a dudas, nuestra fuerza de ventas y en general todas las operaciones que estén relacionadas con los ingresos de nuestro negocio son la columna vertebral, el motor que hace seguir nuestra empresa y que, para  llegar a su máximo potencial y rendimiento, necesita de un poderoso aceite y gasolina de alto octanaje.

Un trato personalizado y muy buenas habilidades de comunicación nos brindarán las competencias necesarias para tener ventas, pero ¿Cómo hacer para tener más? ¿Cómo retener a nuestros clientes e incentivar que sigan consumiendo? A continuación te dejo simples pero efectivos consejos que responden las preguntas anteriores y más.

No hagas negocio con gente que no conozcas.

Negocios es sinónimo de relaciones y de trato con personas. El no obtener información acerca de las reacciones de tus clientes, proveedores o socios puede ser perjudicial. Es decir, no es lo mismo ir con alguien, saludarlo, ver cómo actúa, si te guiñe el ojo, o si sientes esa chispa que da cuando conoces a alguien que sabes te va a ser de mucha ayuda que tratar a alguien mediante el teléfono o correos electrónicos. Sal y ve por ti mismo que hay afuera, que te ofrecen y muéstrales que les ofreces tú. Las primeras impresiones son las que cuentan, y solo se pueden ver una sola vez.

Come, respira, sueña y vive tu producto.

Construir una marca y fortalecerla es un proceso muy lento y que requiere mucha perseverancia, cosa que no es fácil. Es necesario tener el producto o servicio correcto, que lo ames y que te apasiones por él y obviamente, comerlo, respirarlo, soñarlo y vivirlo, de otra manera, ¿cómo podrías venderlo? Ser capaz de ver a tu cliente a los ojos y ser honesto es clave. Encontrar el momento preciso y divertirte también es parte del proceso. No pienses solamente en el dinero, tu amor y entusiasmo se debe notar y contagiarse a todos los demás para ganar la confianza de ellos. Cuando puedas decir algo, sea bueno o malo, y que los demás te lo crean sin dudar habrás ganado esa confianza. Pero ten cuidado, construir una base de clientes leales de esa magnitud es algo muy importante, y esa confianza debe ser mutua. Si dices algo, cúmplelo o ten la seguridad de que lo que dices es correcto y acertado, de lo contrario defraudaras a esos clientes que tanto trabajo te ha costado obtener, y eso no tiene precio, ni reversa.

No sobreestimes el poder de una reunión cara a cara.

Estudios han probado que se pueden perder hasta el 24% de negociaciones debido a la falta de una reunión cara a cara. Si no logras ver esa sonrisa que necesitas para asegurarte, o sentir el apretón de manos te puede costar mucho. Y sí, claro que no siempre será viable viajar y recorrer medio país o mundo solo para encontrarte con alguien, en esos casos el teléfono te servirá de mucha ayuda. Actualmente estamos atravesando una época en donde la comunicación por mensajes escritos predomina entre todas las otras formas. Textos y más textos son enviados día a día, lo malo e inconveniente de esta modalidad es que no apreciamos las verdaderas intenciones, reacciones e interpretaciones de la otra persona con la que estamos entablando conversación. Pregúntale a alguien ¿Qué es lo que lo haría feliz? Y que te conteste mediante el teléfono y mediante un correo electrónico, ¿notas una diferencia? Yo diría que sí, una abismal diferencia. El texto –un correo electrónico- es demasiado formal y premeditado, mientras que las reacciones no lo son, son solo eso, reacciones, que nos dicen más que la propia conversación.

Véndete tan bien cómo tu producto.

Tu presentación, forma de hablar y actitud cuentan mucho a la hora de vender. Adáptate a tu servicio o producto y actúa de tal manera que se complementen uno con el otro. Vístete adecuadamente y recuerda que esto no significa ir de traje y corbata, si no de ser congruente con tu negocio. Pregúntate si le comprarías tu producto a alguien que se presentara en pantalones cortos y sandalias. Recuerda que lo que se vende más hoy en día es la marca personal, tú mismo. “¿Le importaría probar mi producto y darme su opinión?” es mucho mejor que: ”Compre esto que le ofrezco y verá que es mejor que la competencia”  A la gente le gusta primero probar, y si es gratis es mejor, además, a nadie le molesta dar su opinión con respecto a algo. Si te dan una buena reseña de tu producto, ya te los ganaste, el resto depende de ti. La presentación habla mucho, haz un esfuerzo en preservar una buena.

Sonríe.

Sencillamente eso, saluda y sonríe, con eso te ganarás a muchas personas, en fin, de eso se trata. Siempre intenta estar disponible para todos y nunca cometas el error de despegarte o despreocuparte por tus clientes, por más grande sea o llegue a ser tu empresa, mantén contacto con aquellos que la hacen crecer día a día, y sonríeles.

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top