Gestión Financiera

¿Qué son las participaciones preferentes?

manifestacion preferentes

Inversiones con riesgo- Productos financieros complejos que pasan como inversiones sin riesgo. Conoce a fondo que son las participaciones preferentes y descubre de que se habla hoy en dia.

A día de hoy, imaginamos que habrás oído hablar de las participaciones preferentes y afrontarás con miedo tus inversiones porque ¿quién sabe si no te estarán engañado? ¿Tienes participaciones preferentes y no lo sabes?
Aunque para muchos esto suponga miedo, en realidad es una buena oportunidad para valorar las inversiones con mayor detenimiento y conseguir optimizar sus resultados.

Las participaciones preferentes son productos complejos con una rentabilidad que depende de que la entidad emisora obtenga beneficios, son una mezcla entre acción y bono, como acción porque no tienen vencimiento y como deuda porque se recibe remuneración dependiendo de los beneficios de la entidad.

Aunque en los últimos meses ha saltado el tema de las preferentes, han sido un producto “que ha funcionado durante años”, aunque esto era así porque el cliente que solicitaba el dinero invertido lo recibía. La entidad se lo vendía a otra persona. Aunque en los últimos meses esto se volvió más complicado, probablemente porque las entidades no tenían a quien venderlo y las personas querían su diseño, incluso muchas lo necesitaban para afrontar una situación económica difícil.

La crisis económica hizo que los inversores no recibieran remuneraciones por el dinero invertido y las entidades no devolvían el dinero cuando se le pedía, creando una situación en que los inversores se sentían atrapados con unos ahorros a los que no podían acceder y además desconocían la razón.

Las inversiones en preferentes no están garantizadas por el Fondo de Garantía de Depósitos, por lo que ni esta garantía tienen, y aunque en caso de quiebra de la entidad estos inversores cobrarían antes que los accionistas esto parece poco probable y tampoco es una garantía muy buena precisamente. Eso sí, son un producto legal sometido a la legislación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, al menos es legal el producto aunque quizá la forma de “venderlo” no lo haya sido en muchos casos.

Es un producto complejo, bien lo sabemos ahora aunque muchos no lo supieran antes, por lo que había que pasar un test de idoneidad para adquirir las preferentes, test que en muchos casos incluso daba cubierto la entidad bancaria. La entidad entendía, con esta acción, que los clientes podrían no superar el test ni entender su complejidad ni riesgos. Aunque no se podían tener preferentes sin pasar el test, los test aparecían cubiertos y las preferentes adquiridas.

Nadie les había explicado los riesgos y ellos consideraban que era un plazo fijo seguro, pero un plazo fijo que podrían recuperar en cuanto lo necesitaran. Tampoco habían leído, o entendido, la letra pequeña. Sin embargo, las acciones preferentes son bonos de deuda perpetua, no tienen vencimiento y por tanto la entidad no tiene por qué devolver el capital inicial si no quiere, no tiene obligación de ello, aunque esto nunca se lo han dicho a los clientes cuando contrataban el producto financiero.

Además, la cuestión es curiosa ya que tras la aprobación del rescate de la banca española, las acciones que han recibido estas ayudas no pueden canjear sus preferentes ya que la Comisión Europea exige que los acreedores (incluidos los que tenían participaciones preferentes) asuman esta deuda. Los que tienen preferentes están pagando el rescate de los bancos.

Es tan “sencillo” como que los intereses dependen de que la entidad emisora tenga beneficios, y cuando esto es así las retribuciones pueden llegar hasta al 10% de interés, pero si la entidad tiene problemas son como las acciones, no se cobran intereses y aún se pierde parte del valor invertido. Y esto es lo que sucede ahora, que muchas personas ven cómo no pueden contar con sus ahorros, y a los que se les da esta posibilidad es “perdiendo dinero”. Podemos hablar de unas pérdidas significativas, del 75% de su valor.

También se les está ofreciendo canjes por acciones, depósitos u otros productos, para recuperar “parte” del dinero tras un tiempo, algo que no es una solución para muchos que necesitan su dinero ahora. Y todo.

La opción es esperar si las cosas mejoran, algo que a día de hoy se vuelve complicado cuando este asunto ha estallado en las manos de las partes implicadas, o perder dinero para recuperar parte de lo invertido. Para muchos las inversiones deben ser consideradas como una mala inversión, aunque ni si quiera supieran que estaban invirtiendo. Para otros no puede ser considerada más que una “estafa o engaño” de la entidad para conseguir que más gente depositara dinero en estos productos.

Las acciones de consumidores se han hecho eco de la noticia y han llevado el caso ante la justicia. Además de esto, cada semana hay una gran cantidad de manifestaciones en muchos puntos de la geografía española para “recuperar su dinero”. Hay más de un millón de personas con sus ahorros atrapados en las preferentes.

Los inversores deben saber que a día de hoy hay muchos más productos complejos, al igual que las preferentes, por lo que hay que cuidar bien las inversiones y no invertir “más que lo que se puede perder”.¡Que no te engañen!

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top