Auditoria Financiera

¿Estás cumpliendo tu parte del trato?

control de ventas

Si tener una adecuada y controlada operativa de compra mejora tus cuentas y tu proceso productivo, tener una buena operativa de venta, es tu rostro frente al mundo.

Puedes tener un producto maravilloso, una cartera de clientes estupenda, pero si el proceso entre ambos falla, llora por tu cuenta de resultados.

Ya has conseguido lo más difícil: un cliente que quiere comprar, ahora no le falles. Estos son los pasos a seguir:

  • Asegúrate de que los productos son enviados al cliente tan pronto son solicitados, no falles en las fechas de entrega, sea un cliente final o un productor para ellos es muy importante. Compórtate como una tienda de flores en San Valentín.
  • Recuerda, en ventas a crédito haz antes los deberes, trata de asegurarte de que la venta no se convertirá en un moroso
  • ¿Los bienes han llegado correctamente a destino? Si no ha sido así, ten muy claro qué ha pasado. Debes corregirlo.
  • Ahora el papeleo: ¿se ha emitido la factura y es exacta en precios y cantidades? Nunca estamos libres de cometer errores al introducir los datos en el sistema contable, no des nada por cierto, realiza comprobaciones periódicas por otros métodos.
  • ¿Se ha recibido el pago en el momento solicitado? Si no es así, recuerda qué debes hacer.
  • Asegúrate de que el cobro ha sido debidamente registrado ¿no te arriesgarás a pedir un pago ya realizado?
  • Nuevamente: ¿eres capaz de recorrer la historia de una venta desde el pedido al cobro y viceversa? Si es así has hecho los deberes.

En este proceso hay muchos elementos que pueden fallar,  una rotura de stock, un error en los productos enviados, el transporte, de desfase de los trámites bancarios, errores de cálculo… todos somos humanos, y los procesos tienen errores. Pero recuerda:

Tras un error mantén informado puntual y verazmente a tu cliente, no habrá solucionado el problema, pero sabrá que incluso en los malos momentos puede confiar en ti. Una evasiva sólo agranda la brecha.

Aprende de tus errores, si descubres que existe un fallo en el proceso, no dudes en mejorarlo.

Un nuevo cliente es siempre una oportunidad para aprender.  Elementos nuevos como envíos transnacionales, aduanas, cambios en los sistemas de pago o los impuestos internacionales, son siempre factores que necesitan de mucho trabajo. Si ya has pasado por un proceso así, documenta cómo se hizo, te ahorrará mucho trabajo y tiempo la próxima vez que aparezca.

Y siempre recuerda cumplir bien tu parte del trato.

 

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top