Nuevas Tecnologías

Alcanzar el éxito en la distribución incorporando tecnología

Incorporar tecnología a la distribución

La automatización de procesos en la cadena de suministros, transformación que ya no podemos eludir, nos otorga gran cantidad de beneficios.

Sin lugar a dudas, uno de los aspectos más significativos para lograr el éxito de nuestra empresa reside en el hecho de que los procesos se lleven a cabo con eficacia y eficiencia. Y es allí precisamente donde entra en juego una de las herramientas más importantes en la actualidad: la inclusión de tecnología en las operaciones.

Claro está que para poder lograr que la incorporación de nuevas tecnologías genere ese cambio rotundo que buscamos, será necesario que dicha herramienta se incluya en todas las áreas y en todos los procesos que son parte de la organización.

Uno de los puntos clave de nuestro negocio es la entrega al cliente de los productos y servicios, lo cual debe ser enmarcado dentro de un proceso que se desarrolle de forma  tan eficaz y eficiente como sea posible. Por supuesto que lograr poder estructurar una cadena de suministros adecuada a nuestras necesidades, puede llegar a convertirse en uno de los mayores desafíos que debe enfrentar la empresa.

Y es allí donde la tecnología de última generación nos permite alcanzar los objetivos, ya que al incorporar un sistema de software y equipamiento acorde a la cadena de distribución nos permitirá lograr una automatización clara y exacta, pudiendo tener el control permanente sobre pedidos, entregas, proveedores y clientes. Indudablemente, esto nos brinda la posibilidad de llevar a cabo los negocios con mayor rapidez y precisión.

No obstante, a pesar de la gran cantidad de beneficios que nos acerca la inclusión de tecnología informática a las operaciones de distribución de nuestros productos y servicios, aún existen muchos empresarios que se resisten a sumarse al cambio. Lo cierto es que en definitiva a largo plazo, las organizaciones que prefieren quedar al margen de la tecnología deben enfrentar crisis, durante las cuales o bien llevan a cabo un modificación inmediata de sus sistemas de información, con el gasto que conlleva realizar este tipo de transformación en poco tiempo, o bien fracasan por completo.

Es por ello que en la actualidad es imprescindible poder contar con un sistema informático para cualquier cadena de suministros, independientemente del tamaño de la empresa en cuestión, ya que se trata de una herramienta que nos ayuda a volver más transparente los procesos de distribución. Por ende, nos brinda la posibilidad de alcanzar una mejor comprensión de los procesos, lo que sin dudas trae aparejado una gran cantidad de beneficios.

Las ventajas que la tecnología le aporta a la distribución

El principal objetivo que poseen los sistemas informatizados aplicados a la cadena de suministros no es otro que lograr agilizar los procesos del negocio a través de la automatización de la información que se transporta de un lado a otro.

Por otra parte, no podemos dejar de mencionar que gracias a la integración que en los últimos años se ha podido llevar a cabo mediante el uso de Internet, se ha logrado acelerar las comunicaciones entre las empresas, los proveedores y los clientes. Esto ha posibilitado que las operaciones relacionadas a la distribución de productos y servicios se volvieran notablemente más precisas y rápidas.

Claro que también existen otros beneficios que se reportan en las compañías que han decidido incluir este tipo de herramientas tecnológicas en la cadena de suministros. Para mencionar sólo algunos, y tener un acercamiento al impacto positivo que realmente genera la implementación de tecnología en esta área de la empresa, tengamos en cuenta que:

  • Mejora el desempeño en la entrega a tiempo.
  • Reduce los niveles de inventario.
  • Mejora la capacidad de respuesta ante los imprevistos y fallas.
  • Mejora la planificación y programación de las capacidades, debido a una mejor visibilidad.
  • Reduce los costos de administración, ya que los pedidos se envían por vía electrónica.
  • Reduce los costos de logística, almacenaje y fabricación.
  • Mejora la toma de decisiones.
  • Mejora el servicio al cliente.
  • Mejora el seguimiento de pedidos y entregas.
  • Reduce los errores de datos.

Como mencionamos, estos son sólo algunos de los beneficios más destacados que pueden llegar a aportarnos la incorporación de herramientas tecnológicas en la cadena de suministros de nuestra empresa. Claro está que para alcanzarlos, no sólo será imperioso integrar este tipo de sistemas, sino que requerirá de un cambio profundo a nivel cultural y organizativo, los cuales deben planificarse en base a las necesidades lógicas de nuestra compañía. Pero ese es un aspecto en el cual profundizaremos en otro artículo.

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top