Estrategias de Ventas

Qué es el benchmarking y cómo nos puede ayudar en nuestra estrategia de marketing

benchmarking

El benchmarking consiste en fijarse en técnicas de empresas referentes para nutrir nuestra estrategia de marketing.

En toda estrategia o plan de marketing, la innovación es fundamental, pero también lo es buscar aquello que ya está funcionando y adaptarlo a nuestra empresa. Una buena forma de hacerlo es fijarnos en las acciones de nuestra competencia o de empresas de otros sectores para nutrirnos de sus experiencias y poder aprender de ellas.

El benchmarking es un proceso que nace en el sector de la administración de empresas y que se utiliza muy frecuentemente como técnica de marketing. Se trata ni más ni menos que de fijarnos en los mejores productos o servicios de empresas referentes y pensar cómo podrían favorecer a nuestros procesos de venta.

El proceso no consiste en realizar una copia de otro producto o servicio que ya está hecho, sino en fijarse en los avances de otra empresa, siempre desde el respeto y la profesionalidad, y aprender de sus triunfos.

El benchmarking se puede aplicar en nuestra estrategia de marketing para convertirla en un plan completo que nos lleve a obtener buenos resultados. Todas las ideas que puedan enriquecer nuestro plan son buenas, por eso no está de más fijarse en empresas referentes y sus estrategias para lograr un comportamiento eficiente de nuestros propios productos o servicios.

Como siempre, debemos establecer una estrategia en la que seamos realistas y entendamos que el proceso de benchmarking debe estar incluido en un proceso más general, tanto de análisis interno como de análisis externo, incluida nuestra competencia.

El benchmarking no debe ser un plan en sí, y sería un error pensar que podemos emplear las mismas técnicas de otra empresa para aumentar nuestras ventas. Esto, además de una falta de profesionalidad, sería un mala estrategia de marketing, porque nos llevaría a crear un producto que no se diferencia de la competencia.

Así, el proceso debe formar parte de un plan estratégico muy trabajado, que nos ayude a crear nuestra propia identidad de marca y atraer a un nicho de mercado que busca nuestros productos específicos.

Diferenciarse de la competencia es una de las estrategias más rentables de marketing, aunque no debemos perder de vista sus avances y nunca está de más nutrirse de sus experiencias.

Aunque la técnica del benchmarking se haya utilizado en un primer momento en el sector de la administración de empresas, también puede ayudarnos en nuestro plan de marketing y darnos unas ideas de cómo podemos enfocar nuestra estrategia. Nunca está de más añadir nuevos datos a nuestra estrategia, aunque siempre con cautela y dentro de la originalidad.

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top