Marketing

Qué es un curador de contenidos

Curador de contenidos

El curador de contenidos selecciona, valora, ordena y difunde información relevante, ofreciendo al lector su manera de ver esa información y fomenta el debate

La eclosión de las nuevas tecnologías no solo ha facilitado nuestro acceso a la información ya contenidos de interés, además de facilitar las relaciones personales y hacer nuestras vidas más fáciles. También han propiciado el nacimiento de nuevos profesionales que buscan suplir las demandas tanto de los usuarios como de las empresas que quieren llegar a ellos de forma eficaz y con una estrategia que aporte valor al mensaje.

El marketing online ya es una disciplina muy utilizada en el mundo de los negocios, y muchos profesionales de la publicidad tradicional se han especializado en este campo para poder ofrecer las mejores soluciones a las necesidades empresariales.

Community Managers, especialistas en email marketing, expertos en SEO, SEM, redactores especializados en la red, diseñadores web y gráficos… muchas son las ramas de conocimiento en este sentido, y todos estos perfiles son muy necesarios para obtener los mejores resultados.

Hoy quiero hablar de una figura muy importante que no es conocida por todos y que puede llegar a ser muy importante en la estrategia de marketing de las empresas. Estoy hablando del curador de contenidos.

Curador de contenidos

Antes de definir el término, es importante que entendamos que en el mundo de la mercadotecnia la especialización es esencial, por eso escoger un profesional cuya experiencia y formación se adapten a lo que necesitamos de él es crucial para conseguir todos nuestros objetivos y llegar de forma correcta a nuestro público. Los expertos lo saben, por eso han iniciado una importante labor de formación que les permite ofrecer habilidades muy adaptadas y personalizadas a sus clientes aportando valor a diferentes organizaciones.

En este sentido nace la necesidad de crear una figura que sepa identificar necesidades informativas de un público concreto para compartirlas y adaptarlas a un caso determinado. El curador de contenidos, por tanto, es el encargado de seleccionar, organizar y compartir información relevante tanto para la empresa como para los usuarios.

Perfil del curador

Este término, aunque se está utilizando de forma novedosa como un nuevo perfil profesional en realidad ya existe desde hace muchos años. Debemos matizar que los redactores y periodistas llevan muchos años realizando esta labor de seleccionar fuentes e información relevante que puede servir inmediatamente o en un futuro para crear una información concreta.

Así, un curador de contenidos debe ser una persona con mucha capacidad de síntesis que sepa identificar la relevancia de cada información, pero debe tener además otras características que detallo a continuación:

Interés por temas concretos: Dado que es la figura que debe estar al tanto de las novedades y últimas informaciones sobre temas determinados, debe ser alguien inquieto que busca siempre mantenerse actualizado.

Capacidad analítica: ¿Qué información es más relevante para esta labor concreta? En un mundo colapsado de contenidos, seleccionar aquellos que se enfocan mejor a objetivos concretos es una labor que puede parecer complicada.

Valor agregado: El curado de contenidos debe ser capaz de adaptar las informaciones encontradas al mensaje concreto que quiere transmitir y compartirlo de forma efectiva.

Conocer los medios más utilizados por el público objetivo: Así sabrá crear una estrategia de difusión rentable adaptada a las necesidades de su organización.

Normalmente son profesionales relacionados con el mundo de la comunicación que ya han trabajado enfocados a la identificación de temas de interés. Ellos sabrán seleccionar las informaciones más relevantes, ordenarlas y utilizarlas con sabiduría para llevar a un objetivo común.

Tareas del curador de contenidos

Este fin requiere llevar a cabo una serie de trabajos que pueden ser muy útiles en las organizaciones.

Hoy quiero repasar qué hace un curador de contenidos en su día a día para que entienda la importancia de su labor dentro de la estrategia comunicativa de un negocio o una organización.

Selección de fuentes de información

Esto incluye una monitorización constante de los contenidos que se publican y que son susceptibles de ser utilizados por la organización. Por supuesto, el contraste y la verificación de estas fuentes es esencial para garantizar una buena labor informativa.

Búsqueda y selección de contenidos relevantes

Cuando se identifican las fuentes informativas comienza la labor de selección y recopilación de informaciones relevantes y útiles.

Aquí, el profesional debe conocer a la perfección el objetivo de la organización para poder extraer contenido valioso y útil. Aunque existan herramientas que realizan labores de selección automática según unos criterios prefijados, una figura humana es esencial para filtrar e identificar el valor.

Configuración de los filtros

El curador de contenidos dispone de determinadas herramientas que le ayudan a obtener información relevante y de las que hablaré más concretamente a continuación. Una labor fundamental es poder ajustar los filtros que muestren informaciones concretas útiles para el profesional.

Difusión de la información

Por supuesto, la difusión de este tipo de contenidos debe estar enmarcada en un plan de marketing concreto con objetivos e indicadores claros. Así, el profesional podrá conocer los canales más rentables de difusión de esta información y la forma en que se llevará a cabo. Sin una estrategia detallada la función del curador de contenidos podría fracasar.

Algunas herramientas útiles para curadores de contenido

Aunque cada profesional cuenta con su forma propia de trabajar, existen herramientas que son ampliamente conocidas y utilizadas por los curadores para descubrir nuevos contenidos, ordenarlos y difundirlos. A continuación ofrezco una lista de unas cuantas que puedan ser útiles:

Feedly: Se trata de una herramienta que permite monitorizar las últimas entradas de blogs y ordenar la información según diferentes temáticas. Es muy útil para estar al tanto de las novedades de expertos en diferentes materias que comparten sus conocimientos con sus lectores. Dispone de versión móvil para poder llevarlo a donde vayamos.

Paper.li: El curador de contenidos también debe utilizar las redes sociales para recopilar información. En este sentido. Paper.li puede ayudarnos a organizar información de interés publicada en Twitter y Facebook y recopilarlo en forma de periódico.

Curate Me: Sirve para recibir directamente en nuestro email una recopilación periódica de noticias procedentes de otros medios y redes sociales. Sus oportunidades de personalización son enormes e incluso podemos seleccionar cuándo queremos recibir la información.

Pinterest: Una herramienta tremendamente útil para compartir y seleccionar imágenes con mucho valor informativo. Pueden compartirse en otras plataformas o en una cuenta propia en la red social a través de tableros que ordenan el material por temáticas.

La figura del curador de contenidos es fundamental para una organización que quiera basar parte de su estrategia en la difusión de contenido de calidad. Su labor es navegar y buscar información útil y relevante, ordenarla, adaptarla y difundirla siempre con una orientación clara a objetivos.

Como digo siempre, contar con profesionales especializados debe responder a una estrategia clara y detallada.

Esto nos servirá para identificar las necesidades de un negocio concreto y del público al que se dirige para realizar labores rentables.

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top