Marketing

Qué es el marketing de contenidos y cómo ganarás clientes gracias a él

marketing de contenidos

El marketing de contenidos es una de las técnicas del marketing digital que más de moda están.

Sin embargo, hay que tener cuidado, porque no se trata de crear contenidos por crearlos. Como en todo, hace falta tener una estrategia. Si no, lo único que conseguirás será tirar el dinero y perder el tiempo.

¿Quieres aprender a crear una estrategia de contenidos con la que ganar visibilidad y clientes?

Pues saca papel y boli porque a ello vamos.

¿Qué es el marketing de contenidos?

Más o menos todos tenemos claro qué es el marketing de contenidos. ¿Quién no recibe artículos en sus redes sociales o abre su bandeja de entrada y lee alguna newsletter?

Sin embargo, aunque está tan claro que hay que desarrollar una estrategia de contenidos, muchas personas no tienen claro el porqué.

¿Creamos contenidos porque los demás lo hacen? ¿Porque está de moda? ¿Porque da buena imagen?

Nada eso. Nuestros contenidos son otra técnica más que debe ir en consonancia con nuestro plan de marketing.

Pero empecemos con la definición: el marketing de contenidos o content marketing es una técnica que consiste en crear contenidos para atraer a tu público ideal e intentar que se convierta en tu cliente.

De esta definición podemos extraer 2 grandes objetivos:

  • Atracción de tráfico cualificado (personas interesadas en nuestros productos y servicios).
  • Venta de nuestros productos y servicios.

¿Te sorprende que con los contenidos se pueda llegar a vender o a ganar visibilidad? Fíjate entonces lo que dicen los números (que como se suele decir, estos no engañan).

Los beneficios del marketing de contenidos en cifras

Mira 3 datos que hemos extraído de este artículo de Marketing Directo.

  • El 75% de los especialistas en marketing aseguran obtener resultados positivos en sus acciones de marketing de contenidos.
  • Los “marketeros” con blog tienen 13 veces más posibilidades de generar un ROI positivo.
  • El 56% de los “marketeros” afirman que la personalización que generan los contenidos desarrolla más “engagement”.

Impresionante, ¿no? Ahora queda que te expliquemos lo más importante: el cómo. Cómo puedes aprovecharte tú, seas una empresa o un freelance,  de las ventajas del content marketing.

Cómo plantear tu estrategia de marketing de contenidos

Como te decíamos antes, tus contenidos deben ir alineados con la estrategia de marketing de tu negocio. Por eso, antes de ponerte a escribir ni una sola letra define por qué, qué, a quién, cuándo y dónde.

Tranquilo que ahora lo verás mucho más claro.

1. Por qué: ¿cuál es tu objetivo?

Si analizamos de forma resumida lo que suele ser el plan de un negocio digital, vemos que se pueden distinguir 4 etapas:

  1. Visibilidad
  2. Conversión.
  3. Ventas.
  4. Fidelización.

Según en qué fase se encuentre tu negocio, te habrás enfocado en alcanzar un objetivo u otro. Y de acuerdo con ese objetivo, deberás plantear tus contenidos.

Nos explicamos.

2. Qué escribir: tipos de contenidos según el objetivo

Para ganar visibilidad, los mejores contenidos son estos:

  • Artículos “cómo hacer” (how to).
  • Infografías.
  • Entrevistas con influencers de tu sector.
  • Guest posts.
  • Contenidos en formato vídeo o podcast: no solo gustan mucho a los usuarios, sino que puedes abrir nuevos canales de entrada de tráfico (YouTube, iTunes, Vimeo).

Para la conversión:

  • Lead magnets.
  • Content upgrades.
  • White papers.
  • Casos de éxito.

Para vender:

  • E-mail marketing & newsletters.
  • Contenidos específicos para suscriptores o contenidos VIP.
  • Contenidos más específicos sobre nuestros productos o servicios.
  • Webinars o vídeos en streaming.

Para lograr la fidelización:

  • Contenidos exclusivos para resolver dudas sobre el producto o servicio.
  • Contenidos de trucos o estrategias.

Ahora que ya tienes claro el objetivo de tu marketing de contenidos, te queda otro de los pasos más importantes: definir a quién te diriges.

3. A quién le escribes: tu buyer persona

Si repasas las estadísticas que pusimos antes, te darás cuenta de que una incidía en la “personalización” del mensaje para generar compromiso con la marca.

Párate a pensar un segundo en cuántos mensajes te llegan a lo largo del día. Si has sonreído al leer esa última frase es muy probable que sea porque el número de contenidos que recibes es infinito.

Tenemos muy poco tiempo y mucho que ver. Por ese motivo, seleccionamos lo que vamos a poner ante nuestros ojos. La criba es brutal.

Si quieres que tus contenidos superen esa selección previa, tienes que conseguir enganchar al lector desde el primer segundo. Y para lograrlo necesitas hacer sentir a la persona que le estás hablando directamente a ella. Para conseguir ese efecto, es fundamental definir a tu buyer persona.

La buyer persona es la representación ficticia del perfil al que te quieres dirigir. Lo más normal es que crees una plantilla o ficha donde incorpores los siguientes datos:

  • Nombre.
  • Ciudad.
  • Trabajo.
  • Aficiones e intereses.
  • ¿Cuáles son sus objetivos?
  • ¿Qué le preocupa?
  • ¿Cómo es su rutina diaria?
  • ¿Cómo puedes ayudarle tú a conseguir sus objetivos?

Este ejercicio te ayudará a entender mejor a tu lector ideal y a empatizar con él. También, al tener más claro cuáles son sus necesidades, podrás ofrecerle una información mucho más precisa de lo que necesita para avanzar.

4. Cuándo: el calendario editorial

Un calendario editorial no consiste solo en indicar que día vas a publicar cada contenido. Establecer un calendario es una manera de organizarte y tener una previsión de trabajo.

No caigas en el error de decidir sobre qué escribir el mismo día que vas a publicar. Eso es caminar sobre la cuerda floja. Aunque te pienses que lo tienes bajo control, antes o después, un tema se te caerá y no tendrás margen para crear un contenido nuevo.

Lo ideal es que sigas estos pasos:

  • Realiza una búsqueda amplia de temas sobre los que escribir.
  • Determina el mejor formato y tipo de contenido que usar según el tema.
  • Asígnalos al calendario.

Consejo: escribe todos los contenidos que comparten temática de una vez. Ahorrarás mucho tiempo a la hora de documentarte.

5. Dónde: elegir los canales para promocionar tus contenidos

Tan importante o más que la creación de los contenidos es la promoción. Si escribes los mejores artículos del mundo, pero no los lee nadie, estarás tirando todo tu esfuerzo a la basura.

Reflexiona sobre qué canales son los más adecuados para publicar cada tipo de contenido y, una vez hecho esto, usa herramientas de automatización como Hootsuite o Buffer para programar cómo vas a compartirlos en las redes sociales que hayas elegido.

¿Usas el marketing de contenidos en la estrategia de tu negocio?

Los contenidos están adquiriendo cada vez más peso dentro de los planes de marketing de las empresas, ya que es una de las estrategias que mejores resultados ofrecen.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Tienes una empresa y tienes un blog desde donde generas contenidos atractivos para tu audiencia?

No dejes de contarnos en los comentarios tu experiencia. Y si tienes algún secreto bajo la manga no te lo guardes y compártelo 🙂

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top