Estrategias de Ventas

Estrategias de ventas: crear necesidades o crear deseos

Un packaging para vender

Estrategias de ventas: crear necesidades o crear deseos. Como llegar a los clientes con estrategias de ventas basadas en sus necesidades y deseos.

Una de las principales características que tienen muchas ventas, o muchos negocios, es precisamente que crean necesidades. Hay productos que cubren necesidades, pero también hay quien crea necesidades para después cubrirlas. Son necesidades artificiales, necesidades no básicas, pero que si las personas se lo plantean pueden interesarle. En ocasiones sólo en la compra en caliente, y en otras también si se sigue pensando.

Pero si no se hace la venta en caliente puede ser que la persona se plantee que realmente necesita algo, pero lo cubra con otra empresa que ofrezca lo mismo, o no. Por eso es importante diferenciarse.

Conseguir adentrarse en la mente de los clientes consiste precisamente en que las personas no piensan que la empresa o el producto necesita la venta, sino que es la propia persona la que necesita lo que se le está ofreciendo. Que la persona piense que es una gran oportunidad que puede aprovechar en ese momento.

Pero aún existe una posibilidad mejor, o igual de buena, crear deseos en lugar de crear necesidades. Hacer que la persona no piense que necesita algo, sino que lo desea, que le interesa mucho. Es dar la vuelta a la frase de que no se necesita algo, pues puede ser que no, pero se puede desear, puede ser algo interesante. Quizá una persona no necesite calzado porque tiene mucho, pero es posible que desee tener ante sí un calzado tan cómodo que permita correr como si se estuviera andando.

Y, por supuesto, una buena estrategia de ventas es convertir necesidades en deseos. Se pueden conseguir muchas ventas por medio de esta técnica. Con lo que todo ello abarca, se puede intentar mostrar lo que se necesita, ofrecer un paquete atractivo, crear sensaciones y mucho más.

Antes de hacer todo esto, por supuesto, se debe estudiar muy bien la estrategia, saber a qué clientes se puede llegar, qué es lo que necesitan, qué necesidades pueden cubrir, qué es lo que les interesa o cómo se puede llegar mucho mejor a ellos. En ocasiones consiste simplemente en reconocer los tipos de clientes, y para eso hay que tener mucha vista porque muchas ocasiones sólo hay una oportunidad de segundos para hacer la venta.

En ocasiones, hay que darle la vuelta a las cosas para adquirir ventas. Hay que saber reconocer lo que es importante en cada persona y utilizarlo a favor de la venta, y a veces esto consiste en dar la vuelta a algo, por ejemplo una persona que prefiere lo natural y le quieres vender maquillaje. ¿Cómo lo harías? Si puedes descubrir la respuesta ya tienes la clave de las ventas.

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top