Estrategias de Ventas

Cómo pueden los pequeños comercios competir con centros comerciales

marketing centros comerciales pequeños centros

Gestion de ventas – Como pueden los pequeños comercios competir con centros comerciales para conseguir mas ventas y seguir adelante.

Si ya los centros comerciales tienen una importante competencia ¿cómo no lo va a tener los pequeños comercios que se enfrentan a unos mejores precios y mayor gama de productos?

Sin embargo, las pymes pueden competir con los centros comerciales utilizando las herramientas que tienen a su alcance. Primero ¿cuál es la principal competencia de los centros comerciales? El comercio electrónico, por eso llevaban tiempo reclamando la liberalización de los horarios, otro punto en contra del pequeño comercio que no puede competir ya que esta liberalización les haría asumir más costes.

Una pequeña o mediana empresa puede realizar su propia página web, mucho más personal que la de cualquier centro comercial, en la que también puede vender sus productos con el atractivo de que se pueden consultar en cualquier hora. Como la gama de productos es menor, también es más fácil la creación y actualización de la página web. Además, se puede aprovechar este medio y las redes sociales para dar a conocer la empresa, sus productos, sus servicios y sus promociones y ofertas.

Otro punto que debe utilizar el comercio son las ofertas y promociones. Es cierto que las promociones que realizan los centros comerciales suelen ser mejores porque estos se pueden permitir hacer pedidos más grandes a menores precios, pero esto no quiere decir que las pequeñas tiendas no tengan nada mejor que ofrecer. De hecho, las políticas son más flexibles y se pueden ofrecer otras cosas que en los centros comerciales es impensable. Y es que con los clientes no todo es el precio.

Los extras, servicios de valor añadido que no pueden hacer los centros comerciales, son una muy buena baza que deben aprovechar las pequeñas tiendas. Cada empresa sabe lo que puede hacer para personalizar lo que ofrecen. Hay algunas que llevan los productos a casa, que los instalan, que dan una atención personalizada o los hay que ofrecen algún regalo de vez en cuando.

Aún a día de hoy muchas empresas fían a sus clientes para no perderlos, mientras que en los centros comerciales esto no es posible, aunque en estos momentos fiar puede suponer perder algo de dinero. Lo que sí se puede hacer es flexibilizar los precios, siempre que sea posible, perdonando algunos céntimos, dejando que el cliente pague en otro momento si le falta dinero, regalando algo, etc. La innovación será una de las principales bazas de las pequeñas empresas, porque no podrán competir en precio pero sí en muchas otras cosas.

La atención personalizada es una de las principales razones por los que las personas prefieren las empresas locales, además de relaciones de amistad o confianza con quien se encuentra en ellas, ya que el cliente recibe mucho más que lo que compran. Reciben amabilidad, asesoría, confianza, sinceridad, la seguridad de que la otra persona responderá por lo que vende.

Y algo que se hace cada vez más es concienciar a las personas de la situación en que se encuentra actualmente el sector, animando a que los usuarios se decanten por esta opción ya que el pequeño comercio es muy importante para las zonas.

Muchas empresas cierran cada día porque sienten que no son capaces de competir contra empresas más grandes, pero ¿realmente lo han intentado todo?

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top