Marketing directo

Ventajas y desventajas del telemarketing

telemarketing

El telemarketing es una de las técnicas más utilizadas, aunque también tiene desventajas.

Todos hemos recibido alguna vez una llamada en la que se nos informa de las ventajas de un determinado producto o servicio, y es que es una de las técnicas de marketing directo más utilizadas.

El telemarketing se ha impuesto como una de las primeras opciones de marketing en empresas de múltiples sectores, y ha sabido reinventarse no solo para adaptarse a las nuevas tecnologías, sino para adaptarse a los nuevos gustos de los consumidores.

Las ventajas de este tipo de marketing es que puedes llegar de forma directa a tus clientes potenciales para hablarles de las características de un producto. Es una forma de asegurarte de que tu mensaje llega al destinatario y de ver cuál es su reacción. Aunque las ventajas son claras, hay que sopesar el gasto en recursos y la efectividad de esta técnica para ver si se adapta o no a nuestro tipo de negocio.

Lo primero que debemos tener en cuenta es la naturaleza de nuestra empresa. Hay que tener en cuenta que los productos que vamos a ofrecer deben interesar a los destinatarios del mensaje, bien porque ya son clientes nuestros que han comprado otro producto de nuestra marca, o porque alguna vez han estado interesados en nuestro tipo de productos. Tener esto en cuenta es muy importante para evitar ofrecer un producto o servicio a alguien que no le interesa. Si no pensamos a quién nos estamos dirigiendo podemos provocar un rechazo en la clientela que puede derivar en una crisis empresarial. Lo mejor es pensar si nuestro producto va a despertar un interés en la persona que esté al otro lado de la línea.

Lo siguiente que debemos preguntarnos es cuál es el objetivo de la llamada. Si solo queremos informar de las ventajas de la promoción o queremos que la venta se cierre directamente por teléfono. Si nos decantamos por la segunda opción, el producto que ofrezcamos debe ser apto para vender por teléfono, es decir, que sea un producto que sea susceptible de venderse en la llamada. Esto implica que debe ser un producto que no requiera un compromiso largo por parte del cliente, que no tenga un precio demasiado elevado y que aporte una clara ventaja al usuario.

Por último, debemos informar de las ventajas de nuestro producto pero de una forma simple y directa, sin agobiar al cliente. Esto significa que no debemos agobiarlo con varias llamadas y que debemos ser respetuosos con su decisión, y no insistir si decide no comprar.

Este último consejo tiene relación con las dudas que despierta el telemarketing como estrategia de promoción. Lo cierto es que hay empresas que utilizan esta técnica que agobian al cliente con varias llamadas cada año ofreciendo el mismo producto. Esto provoca que este tipo de llamadas comerciales sean totalmente rechazadas y que generen una mala imagen de la empresa.

El telemarketing es una estrategia de promoción muy efectiva, porque nos permite trasladar las ventajas de un producto o servicio directamente al consumidor. Con esta técnica,  tenemos la certeza de que el remitente ha recibido nuestro mensaje y podemos iniciar un proceso de venta directo que tiene muchas probabilidades de terminar en compra. Sin embargo, el mal uso de esta técnica por parte de algunas empresas ha hecho que los clientes hayan desarrollado una desconfianza ante esta estrategia y sean menos receptivos cuando reciben una llamada de estas características.

Lo mejor para utilizar esta estrategia de forma adecuada es respetar en todo momento al interlocutor y no insistir en la compra. Esto ayudará a que se encuentre más receptivo para decidirse por una compra en un futuro y que escoja nuestra empresa como alternativa a otros productos de la competencia.

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top