Marketing estratégico

Principales errores del marketing de contenidos

El Marketing con contenidos

El marketing de contenidos es cada vez mas importante, son muchas las empresas que lo utilizan como una de sus mejores estrategias de marketing. Pero tambien se cometen muchos errores.

Según el informe “Las mejores prácticas de marketing de contenidos, conseguir engagement a través de los canales digitales” podemos descubrir que las empresas apuestan cada vez con más fuerza por el marketing de contenidos. 9 de cada 10 empresas mide el éxito por el engagement.

El marketing de contenidos es una estrategia importante para conseguir dar a conocer y ofrecer resultados a la empresa, pero si no se sabe realizar correctamente los resultados no pueden ser los esperados, o simplemente no hay resultados.

  • Uno de los errores de este tipo de marketing es equivocarse en la orientación de los contenidos, no investigar acerca de a qué personas se quiere llegar y cómo se puede llegar hacia ellos. Se puede dar a conocer en lugares populares y aún así no conseguir resultados ¿por qué? Porque los potenciales clientes no se encuentran allí, no al menos la mayoría, porque no es el medio adecuado para hacer caso a ello.
  • Y esto lleva directamente a la idea de lo malo que es no planificar, no tener un plan, no saber a dónde se quiere enfocar, cuáles son los objetivos que se tienen, cómo y cuándo se quieren alcanzar, qué valor añadido se va a ofrecer y todo lo relacionado.
  • Otro error es crear los escritos y listo, pensar que se van a ver solos, y no es así. Hay que aprender a promocionar los contenidos, darlos a conocer, posicionarlos.
  • Tener propósitos incorrectos, algo que aleja a quien escribe del objetivo real que se debe tener presente y trabajar de cara a él. Se debe crear información con consejos sobre un tema relacionado con el negocio o sector, con un tema que interese y que lleve a la empresa a una posición de experto e interesado en ello.
  • Hay que tener en cuenta también en su creación: la cultura de la empresa, su personalidad, su visión y sus valores. Hay que ser uno mismo y transmitirlo a los demás.
  • Otro error consiste en pensar que basta con crearlos y ya está, así se refuerza la imagen de la empresa y se consiguen clientes. Eso no es así, no es una estrategia individual que baste de por sí, es efectiva pero mucho más si se combina no sólo con su promoción sino también con nuevas estrategias.
  • No tener en cuenta lo que buscan los usuarios, los temas que se demandan, las palabras clave más buscadas en el sector de que se trata. Se pueden crear buenos artículos de una temática que no interesa a nadie, o a casi nadie, y eso hace que sirva de poco crearlos. Hay que enfocarse especialmente en lo que interesa a los usuarios y potenciales clientes.
  • Se puede reutilizar contenido, aunque hay quien no apueste por ello, y eso no quiere decir que se vaya a copiar el propio contenido (y mucho menos de otros) sin más. Para nada, hay que saber cómo reutilizarlo, y una buena idea es hacer listas con artículos anteriores, compilarlos en uno para crear un nuevo artículo de un tema relacionado y lo que se necesite, pero no quiere decir copiar los artículos y publicarlos más de una vez, no, sino crear algo nuevo sobre lo que ya había.
  • El copia y pega de artículos de otros (copy and paste, plagiar artículos) no sólo no es ético ni legal, sino que no sirve de nada. ¿Para qué copiar información de otros y hacer pensar que es propia, de qué sirve eso, si ni se promociona solo ni ofrece una buena imagen de la empresa?
  • Comunicar algo que no está contrastado o que puede llegar a ser mentira. No hay nada que dé peor imagen a la empresa que un usuario descubra que “no sabe de qué estar hablando”.
  • El viejo debate entre cantidad y calidad nos llevará siempre a la calidad, sobre todo porque las empresas deben destacar por la calidad para ofrecer lo mejor a sus potenciales clientes, pero si se puede conseguir cantidad también mucho mejor.
  • No atender a los aspectos relacionados. No basta con escribir, también hay que prestar atención a la arquitectura, tags, enlaces internos, opciones sociales y mucho más, a lo que también se le puede llamar el seo interno de la página, sin abusar ya que todos los abusos son malos.
  • Hay que ser profesional, deben estar correctamente redactados, sin ningún error de escritura, a la vez que se muestras atractivos a los usuarios.
  • ¿De qué sirve un único artículo? Se debe continuar la estrategia creando nuevos artículos de interés para los usuarios, ofrecerles información y contenidos, y de paso también se puede dar a conocer en medio de ellos algo de lo que ofrece la empresa (sin ser publicidad directa).
  • No aportar nada también es grave. ¿De qué sirve algo que no aporta nada sobre lo que ya hay? Los artículos de la empresa deben saber diferenciarse y ofrecer algo a mayores.
  • No crear alianzas estratégicas. Muchas empresas se sienten reticentes a hacer esto, pero es bueno crear alianzas con los potenciales clientes e incluso con la competencia. Se puede ser escritor invitado, participar en foros de otros y mucho más. No hay que cerrarse a todo esto.
  • Y otro error es crear una comunicación unidireccional, hay que fomentar la conversación, la reciprocidad, que quien está al otro lado del debate se sienta valorado y aporte sus impresiones o conocimientos.
Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top