Recursos Humanos

El derecho a huelga de los trabajadores

huelga

El derecho a huelga de los trabajadores esta regulado en la constitucion, es un derecho que todos tienen pero hay que tener en cuenta sus consideraciones especiales.

La huelga es un derecho de los trabajadores mediante el cual se incumple de forma colectiva y voluntaria la prestación laboral como medida de presión ante un conflicto. De hecho, este derecho se encuentra reconocido en la Constitución española en el artículo 28.2  como derecho fundamental sin tener que depender de la voluntad del empresario.

Generalmente, la principal forma de huelga es cesar en el trabajo, aunque existen otras formas de hacer huelga sin dejar de trabajar. La empresa no puede obligar al trabajador a continuar en su trabajo, ni presionar ni amenazar ni despedir por ello, ya que es un derecho de los trabajadores.

Los trabajadores no tienen por qué avisar a la empresa con antelación en caso de que vayan a secundar la huelga, aunque pueden hacerlo. Una cuestión muy importante para la empresa es que no pueden sustituir a los trabajadores por otros ese día, ya que sino el derecho a huelga se vería vulnerado, ni tampoco lo pueden hacer con otros trabajadores de la empresa con diferente categoría laboral. Eso sí, la huelga se debe hacer de forma tal que se cumplan los servicios básicos necesarios para la sociedad.

El día de huelga hace que el trabajador se encuentre en situación de alta especial en la seguridad social, ya que además el tiempo que se deja de trabajar tampoco se cobra ni la empresa cotiza por el trabajador. Los días de huelga no se compensarán ni cambiarán por otros, ni se descuentan de las vacaciones.

Para calcular este descuento, se debe coger el salario bruto de la nómina, dividir ese entre 30 días y descontar aquellos días que no se trabaje. La persona que secunda la huelga lucha por sus derechos, pero debe ser consciente de que los días de huelga no los cobra, sin embargo compensa si logra los objetivos por lo que se manifiesta.

En caso de no secundar la huelga, los trabajadores deben ser conscientes que pueden tener que aguantar piquetes, problemas de transporte a la hora de llegar a su trabajo, pero lo bueno es que cobrará el día como trabajado haya o no actividad.

¿Y qué son los piquetes? Aunque sea un término visto con connotaciones negativas son el derecho de los trabajadores a efectuar publicidad de la huelga en forma pacífica e incluso llevar a efecto recogida de fondos sin ninguna coacción. El objetivo de ellos es conseguir que el máximo número de trabajadores se sumen a la huelga por medio de la persuasión, que no coacción.

Si un trabajador no secunda la huelga y los piquetes hacen que la empresa se tenga que cerrar, se puede descontar ese día al trabajador de la empresa aunque inicialmente no haya secundado la huelga, así que cuidado con hacer que se va a la empresa esperando a los piquetes para irse cobrando. Y ojo, la huelga es voluntaria por lo que nadie debe obligar a otra persona a acogerse a ella o no.

 

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top