Recursos Humanos

La carta de presentación

La-carta-de-presentación

Muchas veces pasamos por alto la importancia que supone la realización de una Carta de Presentación a la hora de optar a un puesto de trabajo determinado. A continuación te damos algunos consejos para una elaboración correcta de dicho documento.

¿Qué es? Muchas veces habrás oído hablar de la carta de presentación pero, ¿para qué sirve? ¿Cómo se hace?

Todos sabemos la importancia de elaborar un buen currículum, pero a veces no tenemos en cuenta el papel tan esencial que cumple la Carta de Presentación.

Se trata de un documento que acompaña al Currículum Vitae. En dicho documento debes presentarte y, posteriormente, mostrar tu interés por el puesto de trabajo al que deseas optar. Por ejemplo: “Soy Anabel Torres, Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y estoy interesada en el puesto de trabajo que se oferta en su empresa. Considero que puedo contribuir de manera eficiente en el trabajo y desarrollo de su empresa”.

Es aconsejable realizar una carta de presentación para cada oferta de trabajo en la que nos inscribamos.

Nunca tutees. Habla siempre de “Usted”. Sólo así lograrás mostrar respeto por la persona a la que te diriges.

Pon en marcha tu imaginación y da rienda suelta a tu creatividad y originalidad. No sigas la estructura típica de todas las cartas de presentación.

No empieces la carta con un “Estimado/a”, eso es muy típico. ¿Qué tal empezar con un “Hola. Buenos días Sr. Rodríguez”? Algo inusual, atípico, que conseguirá llamar la atención de nuestro lector.

Infórmate bien y rastrea antes de enviar tu Carta de Presentación. Averigua el nombre de la persona encargada del departamento de Recursos Humanos de la empresa y dirígete a ella directamente: “Hola Sr. Rodríguez López”. Con sólo este gesto estarás demostrando tu capacidad  para desenvolverte ante cualquier situación que se te presente.

Debemos conseguir que nuestra Carta de Presentación se recuerde. Intenta que lo escribas produzca, en el lector, sensaciones y emociones positivas, que le animen a seguir leyendo. Pero sobretodo, sé sincero y cordial.

No vale solo con que dejes por escrito tu interés por la oferta de trabajo. Demuestra, con hechos, que realmente estás interesado en ella. Muestra un interés real con la empresa. Demuestra que posees conocimientos y que tienes actitud. ¿Cómo? Muy fácil. Por ejemplo, si lo que quieres es aspirar al puesto de creativo de la empresa “X”, demuéstrales en la Carta de Presentación que realmente estás al día de las últimas campañas que se han realizado en dicha empresa: “Estoy muy interesado en el puesto de creativo que se oferta en su agencia. Además creo que la última campaña del producto “X” en la que se resaltaban sus cualidades era muy acertada, pero yo hubiera optado por ir por un camino más creativo, proponiendo algo un poco más salvaje que consiguiese lograr un reposicionamiento del producto, ya que actualmente no está bien posicionado en la mente de los consumidores, tal y como aseguran los estudios realizados por la empresa “X”.

El departamento de Recursos Humanos que lea esta carta, verá un gran interés por parte de la persona solicitante del empleo. Y esto es lo que quieren ver las empresas, percibir un grado de involucración por parte del futuro trabajador. Quieren ver que éste se ha movido y que se ha molestado en  informarse acerca de la empresa y de lo que ésta hace, pues eso demuestra un interés real de la persona hacia el puesto de trabajo al que opta.

Consigue que tu Carta sea diferente a la de los demás. Construye tu propia marca personal y diferénciate. Hazte notar.

¿Has visto? Quizás no sea tan difícil encontrar trabajo, el problema es que el proceso de búsqueda no es el correcto.

Y recuerda… “Cada vez que recibimos un NO, queda un paso menos para recibir un SÍ”.

¡Suerte!

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top