Recursos Humanos

10 formas de ser buen empleador

buen empleador ser

Gestion de recursos humanos- Se puede ser buen empleador de una forma muy sencilla con pequeñas pautas. ¿Sabes como serlo?

  1. Un buen empleador ha de ser honesto. Debe hablar de cómo funciona la empresa incluso en el propio proceso de selección, donde muchas empresas hacen ver que sus condiciones son mejores u ocultan cierta información que no les interesa dar a conocer a sus candidatos. Sólo con honestidad se puede conseguir empleados adecuados al puesto e interesados en la empresa. Lo mismo que ofrece honestidad ha de dar confianza.
  2. Ofrece no sólo un sueldo suficiente para sobrevivir a duras penas, sino también un sueldo suficiente para sobrevivir o un buen sueldo. Además, suele ofrecer otras prestaciones a mayores como beneficios sociales.
  3. Debe ofrecer una buena motivación a sus empleados, y por ello ofrecerá cosas como un buen clima laboral o conciliación de la vida personal y familiar. Crea un buen lugar para trabajar.
  4. Es una persona capaz de mantener una buena comunicación externa e interna, alguien que se preocupa por los resultados de la empresa y por ello no tiene problemas en informar a sus empleados de todo lo necesario para ejercer sus funciones en la empresa.
  5. Se preocupa por su imagen corporativa, y por ello dedica sus esfuerzos a ello. Lo hace en Internet, las redes sociales, promociones y todos los medios necesarios.
  6. Tiene consideración por sus empleados y sabe aprovechar su máximo potencial. Por eso, incluso aunque tenga que despedir a personas se preocupa de su recolocación en el mercado laboral. Puede hacerlo con programas de outplacement o con simples cartas de recomendación. Ayuda a que los que se quedan den lo máximo de sí, e incluso destina esfuerzos a que consigan promocionarse dentro de la empresa.
  7. Dedica esfuerzos a la responsabilidad social corporativa, con estrategias, prácticas y sistemas de gestión para ofrecer un correcto equilibrio entre las dimensiones social, económica y ambiental.
  8. Se rodea de talentos. No le vale cualquiera. El puesto debe estar en manos de “los mejores”, y sus socios han de ser los más preparados que le complementen. Por eso, se encarga de mantener un buen proceso de selección y reclutamiento.
  9. Debe saber escuchar. La escucha pasiva ha de ser una de sus principales herramientas.
  10. Cuenta con un buen liderazgo. No todo jefe es líder, ni todo líder es jefe, pero en este caso un buen empleador ha de ser las dos cosas.
Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top