Recursos Humanos

Por qué cambiar de trabajo

cambiar de trabajo

RRHH- Algunas de las principales razones para cambiar de trabajo y algunos consejos para dar o no el paso hacia el cambio de empresa y/o empleo.

Evidentemente no puedes cambiar de trabajo si no lo tienes, pero ¿cuáles son las razones que deberían impulsarte a un cambio pese a que ya tienes trabajo?

Existen muchas razones para cambiar de trabajo, como pueden ser: el horario actual de trabajo, demasiadas horas de trabajo y/o exigencias, la ubicación geográfica, el sueldo, la falta de perspectivas de crecimiento o promoción, las condiciones de trabajo, la falta de motivación en el trabajo, un mal clima laboral, falta de adaptación al puesto, carencia de beneficios sociales, ausencia de comunicación empresarial, mala imagen de la empresa, relaciones empresariales, no conciliación de la vida personal y profesional, etc.

En todo caso, es necesario conocer cuál es la causa por la que se quiere cambiar de empresa, si se puede mejorar este aspecto de alguna forma y cuáles son los pros y contras de hacer el cambio. Podría ser esta la razón, aunque seguro que no la es, que los españoles son los europeos con mayor resistencia a cambiar de trabajo o empresa.  También hay que ver si el cambio aporta a la persona justo lo que estaba buscando.

Aunque en estos momentos, seguramente la principal razón es que los que tienen un empleo se pueden llegar a enfrentar a las mismas dificultades que los demás para encontrar otro trabajo.

¿Por qué causas sí se debe considerar seriamente cambiar de trabajo?

  • Un pésimo clima laboral
  • Relaciones con compañeros o jefe tan defectuosas o malas que la persona se siente mal en su puesto de trabajo
  • Un sueldo insuficiente para la supervivencia familiar
  • Sentirse mal e infravalorado
  • Es imposible o muy difícil conciliar la vida familiar y laboral
  • Hay mucha tensión en el trabajo o produce una gran cantidad de estrés
  • Difíciles perspectivas de cara al futuro
  • Porque se corre grandes riesgos de accidente laboral y/o enfermedad profesional

Los que no conocen cuáles son las condiciones de trabajo en las que estás ni cuáles son tus motivaciones puede que no lo entiendan al principio, y quizá no lo entiendan nunca, pero cuando llega el momento del cambio es mejor que lo hagas antes de que sea demasiado tarde.

La mejor forma de cambiar de trabajo sin arriesgar mucho es no abandonar el primero aunque se haya conseguido ya al otro. Aunque también hay que tener en cuenta que a veces los cambios no son para bien.

Sobre todo, es importante saber que conozcas la respuesta a por qué quieres cambiar de trabajo porque pueden llegar a preguntártelo en cualquier entrevista laboral. Teniendo en cuenta esto, aunque la relación con los jefes o compañeros de trabajo sea mala, no conviene criticar ni a la anterior empresa ni a las personas que pertenecen a ella, aunque sean competencia directa de la nueva. Lo mejor es dar respuestas positivas, enfocando lo que se puede hacer por la nueva empresa o la que ésta puede hacer por uno.

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top