Recursos Humanos

Profesiogramas: Lo que hay que saber

profesiograma

La palabra se las trae. Pero su función es clave en los procesos de selección de las empresas. Se busca encontrar al trabajador más idóneo. Sin olvidar que también se ocupa de definir aquello que se necesita para desempeñar un determinado puesto de trabajo.

Lo sabemos todos. En un proceso de selección lo que se busca es encontrar qué candidatos reúnen ciertas características definidas previamente para un determinado puesto de trabajo.

Precisamente, de ese puesto de trabajo, que cuenta con unas propiedades concretas, se desprende un perfil de exigencias o lo que conocemos como profesiograma.

¿Qué nos indica el profesiograma?

Es un documento que indica qué factores, qué competencias, y en qué grado, son importantes para desempeñar adecuadamente las funciones y tareas propias de un puesto.

Se debe evaluar hasta qué punto los candidatos a ese puesto de trabajo poseen las características y competencias definidas en el profesiograma correspondiente.

Perfil del puesto de trabajo

Está claro que antes de la elaboración del profesiograma, hay que conocer cuál es el perfil del puesto de trabajo que se desea cubrir, ya que nos va a servir de referencia para establecer cuál es el candidato ideal.

Dicho análisis debe incluir:

  • Denominación del puesto
  • Área
  • Dependencia jerárquica
  • Finalidad del puesto
  • Descripción de tareas específicas
  • Tareas ocasionalesResponsabilidad
  • Ambiente de trabajo
  • Relaciones de tipo interno/externo que exigue ejercer el puesto.
  • Disponibilidad
  • Estilos de trabajo requeridos
  • Técnicos, equipos y herramientas
  • Evolución profesional
  • Sistema de supervisión y control
  • Sistema de información prevista
  • Criterios de evaluación

Sin embargo, entre las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de hacer un profesiograma para elegir al mejor candidato, está precisamente la selección y entrenamiento del personal que va a realizar el estudio de análisis y descripción de los puestos de trabajo. Es decir, quién va a realizar dicho profesiograma.

[sociallocker id=”50651″]Descargar Modelo de Profesiograma[/sociallocker]

Los mismos pueden ser realizados por el ocupante del puesto, su jefe inmediato superior, un técnico del Departamento de Recursos Humanos, un consultor externo o una combinación de varios.

Evidentemente, cada opción tiene, sus ventajas y desventajas, el consultor externo tiene pleno conocimiento de la metodología para redactar los profesiogramas, pero no esta muy familiarizado con el real desempeño del puesto, en el caso del ocupante del puesto y su jefe inmediato superior por lo que quizás serán poco objetivos en la selección y transcripción de la información por no estar lo suficientemente familiarizados con dicha redacción. Lo más usual suele ser acudir a algún técnico del Departamento de Recursos Humanos y a un consultor externo para formar y entrenar al personal de la propia instalación, en caso de que sea necesario.

También deben definirse en esta etapa, los responsables de organizar, coordinar y dirigir a las personas que participarán en el análisis y descripción de puestos de trabajo. Es decir, quien vigilará a quién valore a los candidatos, por decirlo de una forma sencilla.

El entrenamiento del personal que va a realizar el estudio de análisis y descripción de puestos de trabajo debe estar orientado hacia las particularidades de un estudio de este tipo y hacia los métodos fundamentales que se utilizan en estos casos.

Aspectos fundamentales en un profesiograma

  • Aspectos fundamentales del candidato.
  • Características específicas del individuo tales como:
  1. Datos personales: edad, sexo, estado civil.
  2. Característica familiares: procedencia, recursos.
  3. Requisitos físicos:aspecto, salud, impedimentos.
  • Conocimientos: aquí se encuentra todo lo relacionado con el estudio y aprendizaje recibido, además de la experiencia profesional.
  • Aptitudes y rasgos de la personalidad. En este apartado incluiríamos los rasgos psicológicos, la personalidad, el carácter, el temperamento…
  • Características vivenciales: Aquí encontramos las preferencias de estilo de vida, las aficiones, incluso las relaciones sociales del candidato.
  • Aspectos motivacionales: ¿Cuáles pueden ser? Pues la situación económica, familiar y social de candidato.

Lo que hay que tener en cuenta para realizar un profesiograma

  • Conocimiento de los factores de riesgo a través de un panorama de factores de riesgo para determinar tareas críticas.
  • Conocimiento de las funciones del cargo desempeñado. Se realiza descripción del cargo:
  1. Título del cargo.
  2. Localización-sección.
  3. Superior inmediato.
  4. Propósito.
  5. Funciones del cargo.
  6. Relaciones organizacionales.
  7. Factores de riesgo y protección.
  8. Ayudas y apoyos.
  9. Habilidades gerenciales y técnicas específicas del cargo.
  10. Toma de decisiones.
  11. Dimensiones del cargo, responsabilidad de personal, proceso.

Para realizar el profesiograma

Hay que definir los requerimientos de tipo orgánico del trabajador:

  • Definición de exámenes de ingreso, periódicos…
  • Definición estándar mínimo
  • Plantilla perfil laboral: criterios mayores y menores

Definición de la conducta a seguir.

Una vez definido el profesiograma o perfil del puesto, y se hayan obtenido el consiguiente perfil de cualidades para cada uno de ellos, bastará establecer una comparación entre el perfil del puesto y perfil de los aspirantes para determinar cuáles responden mejor a las exigencias del puesto de trabajo.

Tras la elaboración de los profesiogramas se hace necesario que los empleados cumplan con las necesidades táctico-estratégicas de la organización para utilizar sus competencias en función de las necesidades empresariales, por supuesto sin excluir las aspiraciones profesionales de los empleados.

Se puede decir que hay que poner a prueba el profesiograma. Se recomienda de uno a tres meses como máximo y no hay que olvidar contar con los trabajadores, puesto que estos pueden mejorar la experiencia. Por ejemplo, decidiendo sobre los métodos de trabajo, secuencia y ritmo.

¿Son necesarios los profesiogramas?

Actualmente, han cobrado protagonismo. Hay muy pocos puestos de trabajo para la demanda existente, por lo que las empresas se quedan con aquel candidato más afín a la política o desarrollo de la política del negocio. Se puede decir que se busca al candidato perfecto.
Lo que no evita que, después de reclutarlo, haya que hacer que pase por un periodo de formación y desarrollo, que posteriormente será evaluado.

Sea como sea, en el profesiograma aparecen los comportamientos concernientes a cada competencia; sea técnica o genérica. También aparecen las funciones y responsabilidades del puesto. La suma de estos aspectos indicarán como debe comportarse el individuo. Esto unido a otros indicadores del área muestran el desempeño del trabajador; sobre esa base será la evaluación del propio desempeño.

Compartelo porfavor
1 Comment

1 Comment

  1. evelyn palma

    Viernes 6 noviembre 2015 at 3:26

    Muy buena la información

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top