Clima laboral

10 señales que demuestran que estás quemado en el trabajo

quemado laboral

Recursos humanos y clima laboral- Como saber si te has quemado en el trabajo o si estas pasando por el “burnout laboral”. Por tu salud fisica y mental, descubrelo en Gestion.org.

El burnout laboral es uno de los principales problemas laborales que existen, y a parte de que en ocasiones las personas o su entorno no son conscientes de lo que están sucediendo, existen claras señales que demuestran que una persona está quemada con el trabajo. Lo mejor de todo es que, si se quiere, es algo que debe prevenirse, aunque si llega a cierto punto puede ser el momento de una nueva orientación laboral.

  1. Si tú, o las personas que se encuentran a tu alrededor, notas irritación, mal humor, sentimientos negativos, distancia o ironía, incluso frialdad hacia otras personas, este podría ser uno de los principales síntomas.
  2. Si tienes una falta de energía o sensación de abatimiento desde antes incluso de iniciar la jornada laboral, o después de haberla iniciado, si notas que empiezas mal el trabajo este podría ser uno de los síntomas.
  3. Si te sientes con un intenso agotamiento tanto físico como emocional, es que te ha agotado la situación en la que estás, e incluso podrías tener problemas peores si no intentas remediarlo.
  4. Si sientes que quedan muchas cosas por hacer, si te frustras o sientes que estás fracasando en tu negocio por no haber conseguido lo que esperabas pese a tus esfuerzos, podrías estar quemado con tu trabajo.
  5. Si te sientes incapaz de concentrarte o de relajarte, incluso si sientes que no desconectas tras haber finalizado la jornada laboral, podrías estar en esta situación.
  6. Si no te ves con fuerzas para relacionarte con otras personas, si te sienta mal las demandas emocionales de otras personas, estás ante otro de los síntomas del “burnout laboral
  7. Si además de todo lo emocional, sientes incluso dolores físicos y síntomas psicosomáticos, como desórdenes gastrointestinales, incapacidad para dormir, pérdida de peso, dolores musculares o dolores de cabeza, te has quemado en el trabajo.
  8. No puedes dormir, y te vas a la cama, pero al día siguiente te sientes que no has descansado, te sientes igual o peor que cuando te has ido a dormir. El descanso es pésimo, y es que hay demasiado en lo que pensar, demasiadas preocupaciones que impiden conciliar el sueño.
  9. Tu estado de ánimo cambia frecuentemente, igual hay momentos en los que estás bien pero puedes volver a explotar y sentirte mal en cualquier momento.
  10. Quizá uno de los más graves es que tiendes más a la bebida, y bebes cada vez más con cada vez más frecuencia, creando un problema de adicción. Para evitar los problemas del trabajo te creas nuevos problemas y creas un círculo vicioso del que es difícil salir.

Si estos síntomas suceden un día o en épocas de mucha tensión no es un problema grande, si no se mantiene en el tiempo, pero si esto es algo frecuente y continuado en el tiempo no sólo es un problema, sino que puede ser extremadamente peligroso para los que lo sufren… y arrastra a los que están a su alrededor.

¿Has pasado por la etapa de entusiasmo, la de desilusión, la de enfado, la de frustración y la de rendición? Pues puede que ya te hayas quemado en el trabajo. ¿Quieres descubrirlo?

Compartelo porfavor
2 Comments

2 Comments

  1. Alex

    Viernes 21 junio 2013 at 23:14

    ¿Y qué hago si estoy quemado en el trabajo? La verdad es que yo soy un dÁ­a de buen humor y el otro no tengo fuerzas para nada ya que no tengo muchas ideas en común con mi jefe y me cambia las cosas cada dÁ­a y pierdo la ilusión del trabajo que estoy haciendo.

  2. Beatriz Soto

    Viernes 21 junio 2013 at 23:32

    Buenas, Álex:
    Buena pregunta, y es muy difÁ­cil de contestar porque depende de cada caso.
    Lo primero es que descubras la causa por la que estás asÁ­. ¿El trabajo ya no te satisface, hay alguien en la empresa que te haga la vida imposible, te sientes mal por algún asunto personal, tienes más trabajo que antes, ha cambiado algo, estás asÁ­ sin conocer la causa? ¿Consideras que en otro trabajo estarÁ­as mejor? ¿Y en otra empresa?
    Estas preguntas son en general, ya que en tu caso parece ser que es por tu jefe…la primera solución es la más complicada de llevar a cabo, hablar con el jefe seriamente para pactar algo, que no te cambie las cosas cada poco, o conocer por qué lo hace, algo que os satisfaga a ambas partes. Intenta buscar un “punto de encuentro” entre ambas ideas diferentes. Porque si la cosa va a mayores podrÁ­as sentirte peor y entonces la mejor solución serÁ­a buscar otro trabajo (sin dejar ese) e irte al otro (si lo consigues).
    Ah…y otra cosa, como hemos comentado en otro artÁ­culo que también puedes leer http://gestion.org/grrhh/clima-laboral/que-es-el-burnout-laboral/ la actividad fÁ­sica, hacer ejercicio con frecuencia, ayuda a mitigar los efectos del quemado laboral.

    Saludos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top