Gestión por competencias

La orientación a resultados y la capacidad de adaptación

competencias

Seleccion por competencias- Dos competencias muy importantes en la empresa: la capacidad de adaptacion y la orientacion a resultados. En que consisten.

La orientación a resultados es la tendencia a concretar los resultados con unos altos niveles de calidad y rendimiento, consiste en superar los estándares propios de excelencia e incluso superarlos poco a poco.

Orientación a resultados

Una de las competencias más demandadas por las empresas

Eso no quiere decir que todo vale para conseguir resultados o que “el fin justifica los medios”, ya que la orientación a resultados es una actitud en la ejecución de los procesos para conseguir un resultado. Se suele relacionar con la motivación que lleva a una persona a esforzarse y prestar interés en las metas y objetivos marcados, creando además metas propias compatibles a conseguir.

También tiene relación con la capacidad de adaptarse a los cambios de condiciones para obtener igualmente con ello los resultados que se desean y encontrar nuevas oportunidades de interés.

Muchas empresas confunden el término, como hemos dicho, y lo utilizan como algo más. Y es que las empresas saben que orientación a resultados suena bien, pero muchas de ellas ni si quiera saben en qué consiste y piensan que sólo es conseguir los resultados que la empresa quiere, sean cuales sean.

Las metas han de ser a largo plazo, pero también debe haber unas metas conjuntas con la empresa que permitan siempre buscar lo mejor y asumir la responsabilidad en la toma de decisiones de cara a ellas fijando nuevas metas y no estancándose en conseguir algo y “ya está”. Hay que buscar el máximo rendimiento, trabajar por encima de los estándares, trabajar en equipo para un fin común, adaptarse a los cambios y asumir los errores, continuar y enfocarse rápidamente en los resultados esperados aunque ello suponga estar continuamente revisando las estrategias.

Capacidad de adaptación

La capacidad de adaptación supone ser flexible y trabajar en una buena variedad de situaciones individuales o de grupo sin ningún problema.

Es la capacidad para entender y apreciar rápido las diferencias, los cambios y perspectivas opuestas de una situación y adaptarse cuanto antes a estos cambios. Supone además aceptar los cambios en la empresa u organización, o hacer cambios, para poder alcanzar los objetivos propuestos.

Hay una gran resistencia al cambio en las empresas, y sin embargo es importante tener una buena capacidad de adaptación para aumentar la competitividad y los resultados de la empresa. Esto no es sólo algo que deban tener sólo los empleados, también la empresa.

Compartelo porfavor
2 Comments

2 Comments

  1. Patricia Estrada

    Lunes 19 octubre 2015 at 18:52

    Excelente artículo, claro y preciso.

    Gracias

    • Javier Cabot

      Lunes 19 octubre 2015 at 18:56

      Muchas gracias Patricia. Un placer el ayudarte

      Saludos

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top