Liderazgo

¿Qué es un jefe tóxico y cómo sobrevivir a él?

jefe toxico

Liderazgo- Que debes conocer. Como sobrevivir a un jefe toxico y aprovechar las circunstancias al favor.

Un jefe tóxico es un jefe que trata mal a sus empleados sin ninguna razón, es la persona que no valora a sus trabajadores, los ignora, los hace sentir mal o crea, de una forma u otra, un mal ambiente de trabajo.

Quizá sea una persona que piense que está haciendo bien o que actuando así con los empleados consigue mucho más, pero la realidad es que el rendimiento tiende a ser menor, el clima laboral malo y los empleados se sienten desgastados y con ganas de encontrar un trabajo mejor. Y todo esto incluso en el trabajo del sueño de cualquier persona, en algo que siempre habían deseado hacer.

Características de un jefe tóxico

  • Grita. Grita mucho. No trata con respeto a sus empleados. Piensa que la mejor forma de que rindan es gritándoles y haciéndoles ver que pueden hacerlo mejor.
  • Ni comunican ni saben comunicar. La comunicación interna, como la externa, es muy importante en las empresas, y aún hay personas que no lo saben.
  • Piensa que lo importante son los títulos y se lo restriega a quien puede.
  • Es autoritario, piensa que siempre tiene la razón, quiere imponer su propio criterio.
  • Crea ansiedad y miedo en sus empleados.
  • Actúa a la defensiva, incluso cuando le hacen buenas sugerencias de mejora.
  • No es de confianza. No cumple lo que promete.
  • Es irresponsable.

Cómo actuar si tu jefe es así

La mejor forma de actuar ante un jefe tóxico es evitar discutir con él y caer en provocaciones, unirse con los demás compañeros para apoyarse mutuamente y conocer cómo funciona para saber cómo aprovecharlo. Utiliza todos sus aspectos negativos a tu favor e intenta conocer qué tipo de jefe tóxico es, las razones que lo llevan a ello y qué puedes hacer para aguantar sin que te afecte.

Intenta ser una persona positiva, no tomarte a lo personal cómo actúa el jefe, y sentirte bien dentro de lo que cabe. Porque la actitud va a ser tu fiel compañera mientras esa situación dure.

Por supuesto, todo esto no pasa por dejarse humillar, recibir golpes o aguantar más allá de los propios límites. En caso de sospechar que no se va a poder más se debe ir buscando un nuevo trabajo. Cuando el jefe es el dueño de la empresa o una persona que consideran imprescindible de poco sirve aguantar a ver si se va o lo echan.

Decálogo para sobrevivir a un jefe tóxico

  1. Si te grita, ataca o insulta no caigas en sus provocaciones. Al principio te costará no hacerlo, pero después te darás cuenta que ya no te importa tanto o te atacará mucho menos (hasta que finalmente deje de hacerlo)
  2. Si te amenaza con el despido no te sientas mal “perro ladrador poco mordedor”. No caigas en provocaciones y trabaja lo mejor que puedas
  3. No te lo tomes a lo personal, un jefe tóxico lo es con todo el mundo
  4. Si sólo te ataca a ti, puedes indagar en qué pasa o preguntar directamente (siempre con sutileza)
  5. Haz bien tu trabajo, siguiendo sus instrucciones y criterios pero sin que por ello se resienta tu productividad o la calidad de tu trabajo
  6. Intenta apoyarte en tus compañeros de trabajo, así será más fácil aguantar el día a día
  7. Piensa que sólo es trabajo, así que intenta hacerlo de la mejor manera posible sin presiones, aunque recibas presión de tu jefe
  8. Con el paso del tiempo descubrirás cómo es, qué le gusta y por qué actúa así. Cuando lo conozcas sabrás cómo tratarlo, mientras intenta averiguarlo
  9. Aunque tengas que aguantar, no quiere decir que permitas que te pillen o humillen o caigan en el acoso laboral contigo
  10. Si realmente estás fallando en algo importante de tu trabajo o es verdad que no rindes como deberías, intenta formarte y mejorar en tus funciones para ser un mejor profesional. Actúa con un poco de humildad y no te dejes cegar, porque quizá aunque “no sean formas de decirlo” tenga algo de razón (quizá no, pero analízalo)

Qué pasa si has descubierto que eres un jefe tóxico

Siempre estás a punto de cambiar. Si has descubierto que eres la pesadilla de algunos de tus empleados aprende a reconocer qué es lo que haces mal para evitarlo y mejorar los resultados de tu empresa. ¡Tú puedes! Intenta favorecer la comunicación y aceptar las sugerencias de tus empleados. Quizá tu nivel de toxicidad no sea tan grave como otros pueden llegar a pensar…

Te recomendamos:
Qué es mobbing o acoso laboral

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top