Selección de Personal

Los errores más frecuentes en la carta de presentación

creacion carta de ventas

Cartas de presentacion – Los errores mas comunes en las cartas de presentacion para un trabajo y como combatirlos conociendo cuales son.

La carta de presentación es una de las principales herramientas que se utilizan para la búsqueda de empleo, sobre todo en las autocandidaturas pero en cualquier tipo de oferta, ya que suelen acompañar al currículum vitae aportando algo más.

  1. Empezar una carta con “Estimados señores” o “A quien corresponda”. Es mucho mejor conocer la persona a la que se dirige, pero en caso de no ser posible se puede indicar “Attn: Departamento de Recursos Humanos”.
  2. Olvidar cambiar el nombre de la empresa. En muchas ocasiones se utiliza una plantilla de tarjeta de presentación a la que se le cambia la información más importante, lo que hace que a veces se produzcan descuidos como olvidar cambiar detalles importantes, entre ellos el nombre de la empresa. Es muy común, aunque lo bueno es que si lo has hecho y te has dado cuenta la próxima vez tendrás más cuidado, aunque mejor hacerlo de primeras ¿no?
  3. Crear una carta genérica, nada personalizada o poco personalizada. Muchas personas crean una carta de presentación genérica cambiando sólo el nombre de la empresa o persona interesada sin pensar que eso no es suficiente. Es necesario adaptarla tanto a la empresa como al puesto y sus necesidades.
  4. No mencionar el puesto que se solicita. La mayoría de las veces es por descuido, y otras veces porque se piensa que así se podría ocupar cualquier cargo disponible, pero lo cierto es que es muy importante mencionar el puesto solicitado e intentar adaptar la carta de presentación a ello.
  5. No añadir los logros que se tienen. Lo importante en una carta de presentación son los logros, ya que hay que recordar que para incluir todos los puestos y empresas ya está el currículum vitae al que suele acompañar la carta de presentación.
  6. Pero excederse con los logros tampoco es bueno. En ocasiones hay que seleccionar los más importantes o los que crees que son más útiles para el puesto a cubrir.
  7. No ser breve ni conciso. Una carta de presentación no es un gran escrito ni una novela, es una carta donde se presenta indicando qué es lo que se quiere y qué se puede aportar.
  8. Hacer una autobiografía. ¿A qué viene eso en una carta de presentación? No es necesario, si hay algo que contar ya se contará en la entrevista, si surge la oportunidad, la carta de presentación no es para eso.
  9. Indicar una hora de contacto. Es innecesario y da mala imagen, esto sólo se debe hacer si se está trabajando en otra empresa (y de todas maneras mucho mejor en el currículum vitae que en la carta de presentación). No hay que echar para atrás al seleccionador de primeras.
  10. Escribir en la carta de presentación lo que se ha escrito en el currículum ¿para qué? Es un complemento.
  11. No se deben utilizar ni frases muy retóricas ni largas ni párrafos muy largos y unidos, sino todo lo contrario. Las frases extensas son un error muy común en las cartas de presentación, ya que hay quien piensa que cuanto más mejor, pero no es así.
  12. Tener errores ortográficos y gramaticales. Es un error más común de lo que parece, así que si alguien piensa que puede pecar de esto es mejor que se deje ayudar por alguien con una buena capacidad de escritura. Saber escribir bien es casi una exigencia en las empresas, además da muy mala imagen no hacerlo.
  13. Añadir datos irrelevantes o inútiles. Hay que hacer una buena selección de lo que se va a contar, no añadiendo nada más que lo estrictamente necesario para el fin que se persigue.
  14. Crear las cartas de presentación como lo hace todo el mundo, en base a plantillas no personalizadas. Estos elementos deben tener la esencia de la persona que las realiza, deben ser personales y especiales, diferenciarse del resto. Si no se hace se podría llegar incluso a hacerla muy similar o igual que la de otros candidatos.
  15. No despedirse correctamente, no expresar agradecimiento por la atención recibida.
  16. No leer la carta de presentación después de escrita. Puede parecer que esto no es necesario, pero a veces hay errores de los que no se percatan inicialmente, así que lee y corrige cuanto sea necesario.
  17. Una mala presentación. A veces se deja la carta de presentación en cualquier sitio, en vez de en una carpeta o algún lugar donde se pueda mantener bien, lo que hace que se arrugue o incluso se manche. Entregar una carta de presentación manchada de chocolate no es una buena idea. Cuídala hasta el mismo momento en que vayas a entregarla, y si no te convence vuelve a imprimir otra.
  18. Incluir una fotografía de fondo. Es mucho mejor no ser nada original y entregar la carta en una hoja en blanco que hacer eso, aunque siempre se puede intentar hacer algo creativo. Siempre pensando si es lo que te gustaría ver a ti si tuvieras que hacer la selección, y sabiendo que se trata de algo serio.
Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top