Responsabilidad Social Corporativa

Reducir el impacto ambiental desde la cadena de suministro

Responsabilidad ambiental en conjunto con el proveedor

Gestion ambiental -Poder desarrollar un trabajo conjunto con los proveedores es esencial para lograr una cadena de suministro que minimice el impacto ambiental

Dentro de los parámetros que se incluyen en la Responsabilidad Social Corporativa, uno de los aspectos fundamentales que deben tener en cuenta los empresarios actuales reside en poder lograr que las distintas operaciones de su compañía se desarrollen de una manera amigable con el medio ambiente.

En definitiva, logrando reducir el impacto ambiental que cada empresa produce, los cambios a nivel ecológico no sólo son evidentes sino incluso pueden llegar a ser reparadores. Es que el mundo como lo conocíamos ha cambiado drásticamente, y por décadas la contaminación ha producido un verdadero estrago en la naturaleza, en general por responsabilidad de las empresas.

Por eso, en la actualidad las organizaciones deben adecuarse y enfrentar el desafío de poder reducir su impacto ambiental, lo cual si bien es un proceso arduo, lo cierto es que implica importantes recompensas.

Claro está que si nos encontramos en pleno proceso de transformación para lograr dicho objetivo, será necesario poder contar con la colaboración permanente de nuestros proveedores, quienes por su parte deben asegurarnos la inclusión permanente de normas ambientales en su labor. A su vez, en el caso de que nuestro rol consista en ser proveedores de productos y servicios al consumidor, también tenemos la obligación de ayudar a nuestros clientes a cumplir con sus objetivos ambientales.

Tengamos en cuenta que si bien trabajar arduamente para lograr reducir el consumo de energía, materias primas, producción y eliminación de residuos hace posible que disminuya el impacto de nuestra empresa en el medio ambiente, y al mismo tiempo nos acercar importantes beneficios, lo cierto es que será también esencial poder poner en práctica un trabajo conjunto con el resto de organizaciones que son parte de nuestra cadena de suministros. Sólo de esta forma es posible alcanzar los objetivos previstos, es decir asegurarnos que las operaciones se realizan de manera eficiente, y así poder disminuir significativamente el impacto ambiental de nuestro negocio.

Ahora bien, muchos se preguntarán en qué puede llegar a beneficiar a una empresa el hecho de poder alcanzar una cadena de suministro que minimice el impacto ambiental, y lo cierto es que este tipo de políticas puede llegar a reportarnos grandes ventajas económicas.

Si por ejemplo nos centramos en lograr una verdadera eficiencia operativa y una mejor utilización de las materias primas, de la tecnología y de la energía, al mismo tiempo que trabajamos para reducir la producción de residuos, estos mecanismos se convertirán en una estrategia que nos permitirá disminuir notablemente los costos.

De la misma forma, si comenzamos a trabajar en conjunto con nuestros proveedores y clientes, incorporando normativas que se ajusten a la reducción del impacto ambiental, podremos lograr que se reduzcan los costos de todas las operaciones en su totalidad.

No es casualidad que cada vez sean más las empresas, como así también las áreas del sector público y los consumidores, que adecuan sus actividades en torno a lograr un mejor desempeño ambiental, siendo este uno de los principales criterios de elección en el momento de tomar decisiones de compra.

Es por ello que el compromiso que asume una compañía en lo que se refiere a protección medioambiental esta siendo cada vez más tomado en cuenta, volviéndose incluso un requisito esencial en el mercado internacional.

Trabajar en conjunto

Como hemos mencionado, trabajar en conjunto con nuestros proveedores para lograr el objetivo de poder reducir y minimizar el impacto ambiental que se produce dentro de la cadena de suministro, tiene una relevancia que incluso trasciende más allá de las operaciones internas de nuestra empresa.

Por ello es importante poder lograr una comunicación permanente y fluida con los proveedores, a fin de poder mantener una colaboración estrecha, y así conservar una cadena de abastecimiento ambientalmente sostenible.

Este trabajo conjunto debe incluir la realización de un examen detallado de la eficiencia de los recursos de cada empresa que forma parte de la cadena, incluyendo nuestra propia organización. Luego de este análisis será momento de buscar los métodos necesarios que nos permitan, a nuestro negocio y a los proveedores, reducir los residuos y mejorar la eficiencia en la utilización de recursos. Asimismo es conveniente investigar acerca de las tecnologías actuales con las que es posible mejorar la eficiencia y la sostenibilidad de la cadena de suministro, por ejemplo utilizando equipos y sistemas de intercambio electrónico de datos.

Lo importante aquí es que podamos asociarnos con proveedores que incluyan políticas ambientales dentro de sus operaciones, y en el caso contrario incitarlos a desarrollar procedimientos de gestión ambiental.

De lo contrario, deberíamos cambiar de proveedor y hallar una empresa que nos asegure operaciones en la cadena de suministro desarrolladas en base a una política de proteccionismo medioambiental, porque tengamos en cuenta que el mal desempeño de un proveedor puede repercutir negativamente en nuestras actividades y sobre nuestra reputación.

En definitiva, si logramos un trabajo conjunto con nuestros proveedores podremos alcanzar importantes ventajas, que se harán evidentes no sólo en nuestro negocio, sino también en las empresas que nos proveen de materias primas.

En este sentido, en los primeros meses de la implantación de este tipo de políticas podremos lograr, entre otras cosas, un mayor control sobre los costos de energía, materiales, agua y residuos, como así también una mejora significativa en la eficiencia, ventajas competitivas reales frente a nuestros competidores, y el cumplimiento con la legislación vigente.

A largo plazo notaremos que se registrarán ventajas económicas, no sólo sobre la base de la reducción de costos, sino también en el aumento de ventas, ya que en definitiva hoy todos los consumidores prefieren optar por empresas amigables con el medioambiente.

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top