Redes Sociales

Gestión de contenidos en redes sociales: claves

gestion contenidos

La gestión adecuada de los contenidos en las redes sociales determinará el éxito o el fracaso de una cuenta o perfil. No todo vale en las redes, ni para siempre. De ahí la importancia de planificar los contenidos y su publicación.

No todo vale en Internet. De ahí la relevancia de una adecuada gestión de contenidos en las redes sociales para que las ventajas que reportan no se conviertan en desventajas. Vamos a ver, más detenidamente, las claves comunes a seguir en la gestión de contenidos en las cuentas o perfiles de las redes sociales. El contenido, junto con la interacción, es esencial para ganar relevancia y presencia en las redes sociales y tiene que estar dentro de la estrategia en las redes sociales. Si no se genera contenido propio de manera regular, será difícil conseguirlo.

Conocer las reglas básicas es la mejor manera de crear y gestionar una comunidad. En concreto, la publicación de contenidos debe cumplir 5 reglas:

– El contenido debe ser creíble, preciso y transparente.

– Debe ser consistente y fomentar la participación.

– Debe ser coherente, y sobre todo enlazado con el contenido de la misma marca en otros canales online y offline.

– Debe ser constante, regular y actualizado.

Los contenidos en las redes sociales deben ser de calidad y, sobre todo, actuales  e interesante para el público objetivo. ¿Cómo llevar la teoría a la práctica? El primer paso, antes de empezar a publicar, es saber que se está diciendo de nuestra marca o producto en las redes sociales utilizando las herramientas de monitorización. Esto nos dará una pista muy fiable para definir nuestra estrategia de comunicación. A la hora de fomentar la participación es clave es saber escuchar. No se trata de imponer opiniones, sino de escuchar y conversar con el público.

 Plan de publicación de contenidos

Una vez que tenemos claro sobre qué versará  nuestro contenido, ¿cada cuánto hay que publicar en las redes sociales? La frecuencia de los mensajes dependerá de los hábitos de los usuarios, diferentes en cada red social. No obstante, es importante generar expectativas en la red, sobre todo cuando los usuarios están empezando a conocer nuestra cuenta o perfil.  A la hora de fijar la frecuencia de los mensajes hay que tener en cuenta:

– No hay que agobiar a los usuarios o seguidores con una frecuencia constante de mensajes.

– Es aconsejable informar a los usuarios de las pautas y horarios, por ejemplo, avisando de los periodos de inactividad con un mensaje de despedida y uno de bienvenida al retomar la actividad.

Tal y como hemos señalado, no todo vale en las redes sociales, ni siquiera para siempre. Por ello, antes de generar contenido hay que tener clara la estrategia, es decir, dar respuesta a esta pregunta: qué es lo que queremos conseguir generando ese contenido (dar una noticia, fomentar la interacción, promocionar un producto, informar, divertir, difundir una campaña…). Lógicamente, el contenido debe ajustarse a la red social, por ejemplo, vídeos en Youtube o fotos en Flickr. Es aconsejable establecer un calendario de publicación, anotando el tipo de contenido que se va a compartir en cada fecha y las fuentes (propias o ajenas). Los contenidos que sean de especial interés es conveniente repetirlos a lo largo de los siguientes días en horarios diferentes para alcanzar una mayor repercusión.

Una vez publicado el contenido, el trabajo no acaba aquí, ya que conviene hacer un seguimiento para analizar su difusión y el interés que ha despertado. De nada servirá generar contenido si no sabemos si es interesante para el público y, en definitiva, si las líneas estratégicas de contenido son las adecuadas.

Compartelo porfavor
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top