10 razones para crear una empresa aún en tiempo de crisis

cultura de la empresa
Creación de empresas

Aún en tiempos de crisis existen muchas razones que se deben tener en cuenta a favor de crear una empresa en estos momentos. Existen muchas razones que llevan a las personas a montar una empresa propia, aunque vamos a comentar las 10 razones más importantes para crear una empresa en cualquier momento, incluso en tiempos de crisis.

Hay que tener en cuenta que se debe crear una empresa cuando se llegue a un nivel de facturación que compense a nivel de impuestos y nivel fiscal, a partir de ese momento es cuando se deben conocer las ventajas que existen para crear una empresa.

  1. Una razón muy importante para crear una empresa es que se trata de un negocio propio, algo de la propia persona, algo que se puede ver iniciar y crecer y algo en lo que desarrollarse profesionalmente hasta ir consiguiendo los objetivos que se van proponiendo. Cuando a una persona le gusta y se le da bien un trabajo o un sector tiene dos opciones: buscar trabajo en una empresa de ese sector o crear una empresa propia.
  2. Aunque es un mal momento para algunos negocios no lo es para otros. Además, una empresa con las mismas características que otra puede triunfar, se trata de innovar y hacer las cosas bien para conseguir el éxito, aunque a veces por mucho que se haga no es posible, para eso se crean los estudios de viabilidad y estudios de mercado antes de crear las empresas. Precisamente en los malos momentos, cuando no se encuentra trabajo en ningún sitio, una empresa propia es una posibilidad de conseguir trabajo y desarrollarse profesionalmente.
  3. Aún quien encuentra trabajo puede acabar cediendo a condiciones que no le interesan sólo por miedo a perder el puesto de trabajo, a reducciones de sueldo,
  4. Otra razón para crear empresas es que se puede acceder a más financiación. Siendo autónomo no se puede acceder a tanta financiación como pueden conseguir las empresas, y es que las empresas ofrecen más fiabilidad en los bancos ya que tienen un plan de empresa detrás y una reputación algo mayor. Además, en estos momentos se puede acceder a financiación por menos intereses que anteriormente, ya que muchas entidades bancarias ofrecen intereses para la adquisición de bienes inmuebles con los que cuentan o por otras razones.
  5. Las ventajas fiscales a partir de cierta cantidad de dinero ganada son mayores. De esta manera, en cierta cantidad de dinero facturado cuesta más seguir como autónomo que montar una empresa propia. Además muchos bienes son desgravables.
  6. Existen ayudas para crear empresas. Esto es algo universal, en tiempos de crisis hay menos y en tiempos habituales puede haber más, pero existen ayudas para montar empresas que ofrecen muchas ventajas a los profesionales que se deciden a lanzar su propia empresa. Existen ayudas fiscales o de capitalización de desempleo para subvencionar la creación de empresas y la contratación de empleados.
  7. En tiempos de crisis se puede crear empresas ya que existe menos competencia, por lo que el negocio puede ir mejor. Existen negocios que no funcionan no porque no son viables sino porque no se sabe explotar sus posibilidades. Muchas empresas están cerrando y abren nuevas posibilidades a otras.
  8. Un aspecto muy importante que tiene en cuenta quien crea una empresa es que cuando algo pasa mal el empresario no responde con sus bienes patrimoniales, los sigue conservando, algo que no pasa cuando se es un autónomo en que la persona responde por todas sus deudas y malas gestiones. Si algo va muy mal se pierde la empresa, si no se ha creado una empresa si algo va mal se responde con todo.
  9. Las empresas pueden encontrar nuevas posibilidades y mejores condiciones. Pueden acceder a ofertas y proveedores interesantes que algunos autónomos no pueden encontrar. Esto puede ser debido a que algunos proveedores manejan otra cantidad de stock que un autónomo no contrata, o puede deberse a que simplemente quieren trabajar con empresas.
  10. Con una empresa se pueden hacer bonos de empresa o otros activos financieros con los que tener dinero en el momento o pagar a proveedores.
Estas razones son más que suficientes para que muchas personas se decidan a dar el paso. Pueden necesitarse más gestiones, más trámites, la gestión contable y de otro tipo es mayor, todo ello puede ser más complejo ya que se trata de una empresa, aunque muchas empresas contratan personas especializadas en estas áreas, pero merece la pena por las ventajas y beneficios que ofrece tener una empresa propia, siempre desde cierto nivel de facturación.
También te puede interesar...
To Top