Algunas claves importantes del merchandising

merchandising
Estrategias de Ventas

Como sabemos, el merchandising es una técnica importante para conseguir clientes que se basa principalmente en el punto de venta en el que desarrolla sus estrategias más habituales.

En cuanto a la decoración del local, se tiene que tener en cuenta en el merchandising. Tiene que encajar con la imagen de la empresa pero también se tiene que hacer una decoración especial, elegante y de acorde con lo que se busca. Dentro de esto cuentan los pequeños detalles como los adornos, cuadros, lámparas y todo lo demás.

La distribución de los muebles es importante, ya que una buena ubicación del mobiliario va a ayudar en el merchandising, sobre todo el mobiliario más recurrente, y sin impedir que la persona se desplace correctamente por la zona, que tenga lo que necesita en cada momento.

La combinación de los colores en todos los aspectos debe ser armónica y coherente con la marca y con el negocio, pero además debe incitar a los clientes a encontrarse a gusto dentro del local. Existen ciertos colores o combinaciones que pueden incomodar a los clientes o evitar entrar en el local, y otros tantos que pueden motivar a los clientes, aunque sobre gustos no hay nada escrito.

La disposición de los espacios es muy importante, ya que se busca la comodidad de la persona y lograr que se puedan desplazar por el punto de venta sin obstáculos ni impedimentos. La limpieza también va a tener un papel importante en este caso, ya que no sólo va a dar una buena impresión a los clientes sino que también evitará que haya obstáculos en el camino o cajas o productos sin colocar, baches en el camino o basura sin recoger.

La iluminación del local va a tener un papel más importante de lo que se piensa, ya que no sólo se trata de tener una buena iluminación sino también tener una iluminación que motive al cliente a encontrarse bien en el local, que lo estimule a la compra y a volver en otras ocasiones. Este es un aspecto que se tiene que cuidar mucho y existen muchas formas de aprovechar el local para alcanzar una buena iluminación, ya sea natural o artificial.

Se puede tener un espacio para las demostraciones o exhibiciones. De esta manera, los clientes saben dónde encontrar este espacio y además pueden sentirse motivados a la compra una vez habiendo probado el producto. Si el local cuenta con espacio suficiente y la idea concuerda con la empresa, es importante poder contar con este espacio.

La fachada de la empresa. En muchas ocasiones, cuando aconsejan el merchandising en el local se puede tener en cuenta todos los aspectos del interior, ¿pero qué pasa con el exterior? Debe encontrarse en un lugar accesible, con una entrada que incite a los clientes y facilite su entrada, debe estar bien cuidada y con los colores corporativos de manera que los usuarios también se sientan motivados a entrar. Por supuesto, debe estar limpia y bien cuidada.

El escaparate debe estar bien cuidado y contar con los elementos necesarios para que el cliente quiera comprar algo, los objetos más atractivos (en ocasiones caros), los más exclusivos u originales, las ofertas y promociones y todo lo que se considere que concuerde. La decoración del escaparate es todo un arte, y aunque en ocasiones parece que es algo que se organiza en unos minutos puede llegar a llevar más tiempo para conseguir los mejores objetivos, fruto de la experiencia y el buen gusto.

Con respecto a la exhibición de los productos es un apartado al que se le debe prestar mucha atención, ya que en base a esto se pueden conseguir muchas cosas. Existen ventas planeadas y ventas que pueden obtenerse en base al impulso o en base a una necesidad creada, por eso mismo la exhibición y distribución de los productos es elemental en los resultados de ventas de la empresa.

Los productos se tienen que ubicar estratrégicamente, como hemos dicho anteriormente, teniendo en cuenta las compras por impulsos. Se deben poner este tipo de productos en lugares donde se puede impulsar a la compra, por ejemplo, cerca de lugares comprometidos, cerca de la caja antes de comprar, en lugares donde se vean más cerca de lugares recurrentes.

Es muy importante que se haga una rotación de la ubicación de los artículos, de manera que la persona tenga que recorrer el local para poder encontrar lo que busca y no vaya directamente a lo que necesita. La cantidad de productos que se exhiban debe ser adecuada, ni pocos de manera que se perciban ni muchos de manera que saturen a los clientes.

Se debe destacar o dar mayor visibilidad a los mejores productos, a los más vendidos, a las ofertas, a los que se quiere que se compran. El mobiliario debe exhibir los productos, y esto va a ser muy importante, la diferencia entre tener y exhibir. Los displays o exhibidores ayudan a la compra o visibilidad del producto de una misma marca.

El recorrido de los pasillos donde se expongan los productos no sólo deben permitir el paso sin obstáculos, sino que deben hacer un recorrido estratégico que motive las compras de productos. Los productos de mayor interés deben encontrarse en el área fibra, los productos con grandes existencias o que se promocionen se pueden colocar en bloque, en la zona media de la vista de los ojos se deben poner los artículos que se puedan vender por impulsos, el nivel de suelo para productos cuya compra sea necesario. Estos son algunos ejemplos de ubicación de los productos que van a ayudar a las mejores ventas.

También te puede interesar...
To Top