Cómo combatir un mal ambiente de trabajo

Un mal ambiente de trabajo propicia que la persona se sienta mal en el espacio de trabajo, y en muchas ocasiones fuera de él, y no sólo recaiga su rendimiento sino que le esté afectando en muchos factores. Existen personas que tienen que abandonar el trabajo por no poder soportar esta situación, otros tienen que quedarse porque no les queda más remedio, pero en ningún caso la situación es fácil.

Se debe crear un buen clima de trabajo con una buena relación entre los compañeros sin agobios, ni prisas ni situaciones que den lugar a estrés y ansiedad. Para ello hay que empezar con tres puntos importantes: el espacio de trabajo, el liderazgo de los superiores y la relación entre trabajadores y trabajo en equipo. Pero, sin duda, la mejor forma de conseguir un mejor ambiente de trabajo es conocer qué es lo que da lugar a esta situación y cómo combatirlo.

Consejos para combatir el mal ambiente de trabajo

  • Personaliza tu espacio de trabajo, si puedes incluso fotos de tus seres queridos y elementos que te motiven y relajen.
  • Mantente ocupado/a. Esto te ayudará a olvidar los problemas mientras haces algo y sentirte útil.
  • Haz bien el trabajo. Será satisfactorio y te ayudará a sentirte mejor.
  • Aunque tengas que ceder en algo no lo hagas en mucho, ya que si luego sientes que se aprovechan de ti lo pasarás peor.
  • Busca las causas del mal ambiente  y trata de combatirlas. Si tienes que ceder en algo pequeño hazlo, ya que te costará menos que el mal ambiente en el trabajo.
  • Sal con tu pareja, queda con tus amigos, diviértete fuera del trabajo.
  • Es un buen momento para desarrollar tu afición o hacer cosas que te gusten.
  • No te quejes en todo momento, el negativismo atrae a más negativismo. Piensa más en positivo, en por qué te gusta tu trabajo, en las ventajas del trabajo.
  • Si hay conflictos enfréntate a ellos, pero no atacando sino intentando solucionar el problema.

Los líderes o jefes en la empresa deben tomar decisiones y realizar acciones para favorecer el buen clima laboral antes de que se llegue a un mal ambiente de trabajo, entre las que se debe incluir:

  • Crear un espacio de trabajo motivador, limpio y ordenado.
  • Ejercer sus funciones bajo un liderazgo claro y conciso.
  • Favorecer la comunicación interna, la comunicación externa y la comunicación con trabajadores.
  • Se debe favorecer la motivación, la formación de los trabajadores y hacer que se sientan valorados en su trabajo y aportaciones.
  • Debe favorecerse el crecimiento profesional de los trabajadores.
  • Conocer si existen conflictos en la empresa e intentar mediar en ellos.
  • Problemas más comunes que pueden afectar al clima en el trabajo:
  • Personas que hablan mucho y descuidan del trabajo, personas que cotillean mucho y pueden llegar a hablar de otras personas, trabajadores que no se llevan bien, etc. Hay que saber tratar a cada tipo de trabajador favoreciendo un buen clima en el trabajo. Favorece el trabajo en equipo, las reuniones para conocer la situación del trabajo, las cenas o actividades de empresa, etc.
  • La incertidumbre del puesto de trabajo. Se debe favorecer una comunicación en la empresa que haga que los trabajadores conozcan en todo momento lo que pasa en la empresa y si existe alguna crisis.
  • Espacio de trabajo sucio o desordenado. Se debe favorecer la limpieza y orden en el trabajo.
  • Los riesgos laborales y accidentes en el trabajo. Debe haber una política de riesgos laborales en la empresa.
  • Trabajadores que no se sienten valorados. Hay que favorecer la comunicación, la motivación del trabajador, que el trabajador se siente parte de la empresa, aumentar las expectativas de crecimiento de los trabajadores y la formación de los trabajadores.
  • El sueldo no lo es todo, existen otros aspectos que valoran los trabajadores, hay que saber lo que quiere cada trabajador y saber cómo dárselo.

¿Qué hacer ante un mal ambiente de trabajo?
Lo primero que se debe hacer en este caso es seguir los consejos anteriormente indicado, sobre todo tener en cuenta cuál es el problema y cómo solucionarlo, si es necesario se debe contactar con el jefe sin miedos para tener un nuevo apoyo en este proceso.

Si no se logra salir de esta situación y se han tomado todas las medidas necesarias, queda la decisión de abandonar la empresa. Si no se puede, debe hacerse un nuevo esfuerzo para crear un nuevo clima de trabajo y contactar con el jefe. Si no se soluciona, en caso de tener que quedar en la empresa se debe buscar un trabajo en otra empresa. Si se puede, se debe dejar el trabajo para que las consecuencias no sean mayores.

To Top