Cómo crear un negocio de camisetas en casa paso a paso

negocio de camisetas
Plan de negocio

Muchas personas ansían ganar dinero desde su propia casa, y es algo que no lo ven viable. Sin embargo sí lo es, existen trabajos desde casa que pueden ser sumamente rentables, y uno de ellos puede ser crear una tienda online de camisetas.

Cada vez es mayor el número de usuarios de Internet, y muchos de ellos realizan las compras por esta vía, de hecho cada vez son más las personas que se deciden por comprar sus propias camisetas y camisetas personalizadas en Internet.

Preparar las camisetas

Para preparar las camisetas, hay que diseñar los moldes, conseguir un buen proveedor de tela o de las camisetas y encargarse o contratar el diseño gráfico de los estampados. En muchas ocasiones la tarea es más sencilla porque los usuarios se encargan de pedir un diseño propio, que puede ser una fotografía, un dibujo o lo que quieran.

Cuando se va a contratar los servicios hay que negociar los mejores precios dentro de un mejor servicio y de la mejor calidad posible. Muchas personas derivan la impresión de las camisetas a una empresa local, otras se consiguen sus propias máquinas para hacer las camisetas. En cualquier caso, hay que poder negociar un buen precio para así ofrecer a los clientes precios competitivos.

Para hacer la compra para las camisetas hay que pensar en la compra de: tela, corte de tela, confección de prendas, estampado, etiquetado, empaquetado. Para estampar y confeccionar hay máquinas especializadas que, si bien en un principio tienen un importante coste, merece la pena tener si se va a dedicar a ello. También se pueden subcontratar los servicios a empresas, como hace quien no tiene un gran presupuesto para empezar.

A la hora de hacer el diseño de estampados, se pueden hacer estampados con estilo propio de diferentes temas, con un estilo propio de un tema especializándose en él o con los propios diseños de los usuarios. Algunas tiendas también ofrecen una comisión sobre la venta si se venden camisetas con el diseño que han propuesto.

También hay que negociar con el proveedor de logística, con la mensajería, para conseguir los mejores precios. Dedicándose al comercio electrónico, y especialmente cuando se empiezan a recibir pedidos frecuentes, se puede negociar un buen precio con la mensajería.

La creación de la tienda virtual

Una vez que se han negociado todos estos aspectos, es importante empezar con la realización de la tienda virtual. Para ello se recomienda contar con un profesional, ya que puede adaptar el diseño que se le proponga (o realizar un diseño a medida o lo hará el diseñador gráfico) a la tienda, y además adapta las funcionalidades que se necesitan. Pero lo más importante es que hay aspectos realmente interesantes que deben personalizarse: los tamaños de las camisetas, los colores de las camisetas, las posibilidades de envío, el stock o precios por cantidades, las promociones y descuentos. Incluso se recomienda instalar un sistema para que los usuarios puedan enviar sus propios diseños para hacer sus camisetas, y mucho mejor es todavía que aparezcan en una vista previa para que las personas sepan exactamente cómo quedarán las camisetas antes de recibirlas.

Es cierto que se puede hacer una tienda por uno mismo con alguno de los sistemas prefabricados: Prestashop, Oscommerce, Opencart y muchos más, aunque se puede necesitar contratar a alguien (o estudiar muy bien los sistemas) para personalizarlo justo con lo que se necesita.

Estos sistemas prefabricados, aunque también se puede contratar la realización de una tienda a medida si se tiene mucho presupuesto y se espera conseguir muchos beneficios, cuentan con una gran facilidad para implementar los sistemas de pago, incluso PayPal y tarjeta de crédito a modo seguro.

Los contenidos, seguridad y privacidad

Preparada la tienda, hay que preocuparse por los contenidos. Los contenidos no son sólo los artículos que se van a vender sino los textos importantes: quiénes somos, cómo comprar, cómo pagar, política de devoluciones, preguntas frecuentes, dónde nos encontramos, apartado legal, política de privacidad, etc.

Hay que crear una tienda segura y por ello se debe ofrecer la máxima información, un diseño profesional, un pago seguro, recomendable tener algún certificado de seguridad e incluso interesante contratar un servicio que abale la seguridad de la tienda como Confianza Online.

Además de crear los textos de privacidad, hay que dedicarse a todo lo relacionado con la ley orgánica de protección de datos. Registrar los ficheros, mantener a buen recaudo los datos de los clientes cuando haya, controlar los accesos, crear un documento de política de seguridad y todo lo que se necesite. Si los clientes piden cambiar o borrar sus datos ha de hacerse.

También hay que tener en cuenta las obligaciones que supone el trabajo de casa en el propio país. Por ejemplo, en España (debería ser siempre pero sobre todo a partir de ciertos beneficios) hay que hacerse autónomo, pagar las cuotas, hacerse cargo del iva e irpf, etc.

La búsqueda de clientes

El siguiente paso es buscar clientes. Para ello se pueden utilizar todos los medios a disposición, así que vamos a comentar algunos: posicionamiento web, publicidad con sistemas de afiliados, telemarketing, publicidad en la calle, publicidad en la radio, tarjetas de visitas, anuncios clasificados en Internet, empezar a vender productos en sitios de subastas como Ebay en que se puede captar los primeros clientes ganando además reputación, comentarlo a amigos, enviar emails a contactos y posibles interesados (siempre sin hacer spam), utilizar las redes sociales y mucho más. Incluso se puede hacer una campaña de marketing viral.

Mantener el negocio online

Cuando ya se tienen clientes hay que preocuparse por: contar con stock necesario, manejar los pedidos, preparar las camisetas y los paquetes, hacer los envíos, contactar con los clientes y ofrecer un buen soporte en todo momento.

También te puede interesar...
To Top