Por qué la conciliación familiar es tan importante en tu negocio y cómo te ayudará a conseguir mejores trabajadores

conciliación-familiar-funcionarios
Economía y Empresa

Cada vez más trabajadores buscan la manera de combinar su jornada laboral como su familia y tiempo de ocio. Esto hace que el término conciliación familiar esté en boca de mucha gente.

De hecho, cada vez más personas buscan empresas que, no solo acepten, sino que estén a favor de que sus empleados no tengan que elegir entre su vida privada y la profesional. Se valora tanto que hasta se le conoce como salario emocional.

Pero, ¿en qué consiste exactamente la conciliación familiar? ¿Qué dice la ley española al respecto? ¿Cuáles son las medidas más demandadas? Todas estas preguntas, y alguna más, son las que vamos a contestar a continuación.

¡Esperamos que este artículo no te quite tiempo con la familia! 😉

 

Definición de conciliación familiar, ¿en qué consiste?

A la hora de hablar sobre qué es la conciliación familiar, una buena definición sería:

Medidas orientadas a que cualquier trabajador pueda a la vez desarrollar una carrera profesional en una empresa, cuidar de su familia y disfrutar de su tiempo libre.

Básicamente es no tener que elegir entre ser madre o padre y conseguir alcanzar tus metas profesionales. Como ves, tampoco se trata de una exigencia difícil de lograr (obviamente dependerá del ámbito profesional) y es por eso que, tal y como te hemos dicho en la introducción, cada vez es más demandada por los trabajadores.

 

Ventajas de tener un plan de conciliación familiar en tu empresa

Llevar a cabo medidas en tu negocio que fomenten la conciliación familiar tiene muchos beneficios. A continuación, te contamos algunos:

  • Aumento de la productividad: seguro que una de las prioridades de tu empresa es que tus trabajadores sean lo más productivos posibles. Y no cabe duda que un trabajador contento es un trabajador efectivo. Si tus empleados están preocupados en cómo gestionar su empleo y la familia, seguro que repercute en su trabajo: mala calidad, incumplimiento de plazos, etc. Sin embargo, si saben que la empresa les permite conciliar, estos problemas desaparecerán.
  • El ambiente de trabajo es mejor: esto está directamente relacionado con el punto anterior. Con empleados contentos, el ambiente de trabajo será más amable, lo que repercute también en el aumento de la productividad.
  • Continuidad laboral: si una persona no puede combinar empleo y familia, es más probable que deje su trabajo antes que a su familia, ¿no? Para un negocio, eso significa tener que iniciar un proceso de selección, con todos los costes y problemas que se generan hasta que se cubre la vacante.
  • Trabajo en equipo: Si juntas trabajadores contentos con un ambiente ideal de trabajo, trabajar en equipo será mucho más fácil, con las ventajas que conlleva.
  • Al talento le gusta la conciliación: ya te hemos contado que las nuevas generaciones demandan conciliación familiar a su lugar de trabajo, y el talento no se queda atrás. Si quieres llegar a contratar a los mejores, tendrás más posibilidades si cuentas con un plan de conciliación.
  • Reducción de costes: dentro de estas políticas, una de las más comunes es el teletrabajo. Eso se traduce en menos equipos, oficinas más pequeñas, menos gastos energéticos y, en general, ahorrar en costes.

Como ves, se tratan de unas ventajas muy interesantes y que, sin duda, merecen la pena.

 

La ley de conciliación familiar

Todo lo referente a conciliación se encuentra reflejado en la Ley Orgánica 3/2007. En ella, se especifica a qué tienen derecho los empleados, así que es importante que la conozcas. Dentro se diferencian dos tipos de derechos: los retribuidos y los no retribuidos.

Dentro de los que tienen derecho a pagar se encuentran:

  • Permiso de maternidad: 16 semanas de permiso (18 si se trata de hijos con discapacidad)
  • Permiso de paternidad: 1 mes de permiso con el 100% de la base reguladora.
  • Vacaciones: se respetan los días que correspondan.
  • Permiso de lactancia: 1 hora al día (puede cambiarse por días libres).

En cuanto a los no retribuidos:

  • Reducción de jornada: con la consecuente reducción del sueldo (proporcional al número de horas).
  • Excedencias: ya sea voluntaria, guarda legal o por cuidado de familiares.

A grandes rasgos y de una manera muy simplificada, esto es lo que dice la ley sobre la conciliación familiar y laboral. Si tienes más dudas o quieres profundizar en el tema, te recomendamos que acudas a un experto o a la propia ley.

 

Los distintos niveles de conciliación familiar

Cuando una empresa se decide a llevar a cabo un plan de conciliación familiar laboral, existen varios niveles que puede alcanzar, según el nivel de sus prácticas:

  • El mínimo que prevé la ley: en este caso, las empresas cumplen con lo establecido en la ley y poco más. Puede darse el caso de que acepten medidas como horario flexible, pero más como acción orientada a la producción que como beneficio para el trabajador.
  • Nivel medio o creciente: a este nivel, un negocio entiende la importancia de la vida más allá del trabajo y así lo trasmite a sus empleados. Lo normal es dar más días de permiso de los que dicta la ley por paternidad, maternidad o excedencia.
  • Nivel máximo: cuando se llega a este nivel, significa que la conciliación familiar forma parte de la cultura corporativa de la empresa. No se basa en medidas concretas, sino en una filosofía empresarial. Guarderías en el trabajo, banco del tiempo y trabajar desde casa suelen ser las medidas estrellas a este nivel.

 

Las 5 medidas de conciliación familiar y laboral que mejor funcionan

Como ves, la conciliación familiar es una herramienta win-win, o lo que es lo mismo, una estrategia en que ambas partes ganan. Los trabajadores generan engagement con su trabajo y a cambio, la empresa obtiene todos los beneficios de trabajadores motivados.

A continuación, vamos a ponerte algunos ejemplos de cómo tu empresa puede convertirse en una compañía de las denominadas como family-friendly.

 

Trabajar por objetivos

Sin duda alguna, cambiar la forma en que funciona tu negocio a objetivos es una buena idea.

Evidentemente no todas las empresas pueden funcionar de esta manera, pero cada vez son más los nuevos empleos que permiten optar por esta modalidad de empleo, sobre todo por sus ventajas:

  • Eficiencia: como la nómina del trabajador depende de completar los objetivos, se esforzará en lograrlos lo antes posible.
  • Motivador: es pura psicología. Si al terminar el trabajo se recibe una recompensa, el empleado se motivará para el siguiente.
  • Medidor: es una de las mejores maneras para medir cuánto se tarda en completar una tarea.

Pero para que esto sea una medida de conciliación familiar, es necesario combinarla con libertad para el trabajador. Es decir, aquí lo que importa es que el trabajo esté terminado para la fecha fijada, da igual las horas que dedique a completarlo.

 

Reuniones por videoconferencia

En el siglo en el que vivimos y con la tecnología de la disponemos, no tiene sentido hacer a una persona desplazarse hasta un punto concreto para tener una reunión.

Además, es una opción ideal si necesitas hablar con un empleado que se ha acogido al plan de conciliación y trabaja desde su casa, ya que a él solo le ocupará el tiempo que dure la reunión

 

Semana comprimida

Una modalidad que se está poniendo cada vez más de moda es la semana comprimida (o jornada comprimida).

Consiste básicamente en que das libertad a tus empleados para acumular horas durante unos días, generalmente durante de lunes a jueves, para así poder descansar de viernes a domingo (o cualquier otro día).

Eso sí, si te planteas optar por esta modalidad, no la podrás imponer a tus trabajadores. Ten en cuenta que en una semana de 40 horas laborables, se pasará a trabajar 10 horas diarias, y eso puede vulnerar algunos derechos laborales.

 

Poder cambiar los turnos

Si en tus empresa los empleados funcionan por turnos, una de las mejoras acciones que puedes llevar a cabo para fomentar la conciliación familiar es permitir que se organicen entre ellos los turnos.

Siempre y cuando no influyan en el buen funcionamiento del negocio, poder permutar los turnos hará que combinar la vida profesional con la familiar sea mucho más sencillo para tus trabajadores.

 

Formación en horas de trabajo

Como empresario, no debes descuidar que las personas que trabajan para ti estén a la última en su campo. Para ello, puedes optar por ofrecerles cursos de formación pagados por la empresa.

Lo ideal sería que no fuesen obligatorios pero, si consideras que son indispensables pero no quieres arruinar tu plan de conciliación, forma a tus empleados durante las horas de trabajo. Así no tendrán que dedicar horas de su vida privada a la empresa.

 

La conciliación familiar cada vez es más necesaria, ¿qué vas a hacer tú?

Hasta aquí todo lo que queríamos contarte acerca de la conciliación familiar. Esperamos que te haya servido para ver lo importante que puede llegar a ser para tu negocio.

Ahora te preguntamos:

  • ¿Tienes tu negocio un plan de conciliación familiar y laboral?
  • ¿Qué opinas sobre las medidas que te hemos contado?
  • ¿Realmente piensas que es tan importante?

Nos encantaría conocer tu opinión sobre este tema así que, tanto si quieres contestar a esas preguntas o contarnos cualquier otra cosa, tienes los comentarios a tu disposición.

¿Seguimos más abajo?

To Top