Consejos antes de crear empresas

cultura de la empresa
Creación de empresas

Lo primero que hay que hacer antes de crear una empresa es tener todo planificado, saber lo que se va a hacer y lo que se quiere conseguir, pensar en los gastos y en los potenciales ingresos, en los clientes que puede haber y los que se pueden conseguir. En definitiva, planificar todo, incluso los imprevistos que pueden surgir. Hay que pensar en lo mejor, pero también hay que pensar en lo peor. ¿Qué es lo peor que puede pasar en caso de que las cosas estén mal?

Se debe hacer un informe DAFO, encontrando las debilidades, amenazas, fortalezas y debilidades de la empresa. Se debe pensar dónde se va a poner la empresa así como sus ventajas, quién va a formar parte del proyecto, cuándo se va a empezar, con qué se cuenta para empezar y con qué se podrá contar.

Hay que definir el mercado objetivo al que se pretende llegar a investigarlo, recabando y analizando información de los consumidores. Se debe conocer sus necesidades, preferencias y gustos para saber cómo llegar a ellos. Una buena idea consiste en poner a prueba el producto o servicio haciendo pruebas piloto para ver si van a funcionar. A parte de eso, también se tiene que analizar a la competencia, para ver si existe mucha y cómo competir con ella, qué ofrecer que los demás no dan y diseñar estrategias.

Hay que buscar vías de financiación para la empresa así como las subvenciones existentes de las que se puede beneficiar, así como el negocio que se va a montar aprovechando la legalidad vigente. Existen ayudas a los que se encuentran en el paro, ayudas para la creación de empresas, ayudas autonómicas y varias vías de financiación para empresas.

Es muy importante tener un presupuesto de emergencia en caso de que surja algún imprevisto, pero también lo es evitar las deudas. Se puede, y generalmente se suele hacer, recurrir a financiación, pero hay que pensar qué pasa si la empresa no funciona.

Antes de crear la empresa se tienen que hacer contactos, alianzas estratégicas y empezar a crear una base de contactos estratégicos, con el objetivo de tener mejores condiciones, precios, productos, crear alianzas para conseguir clientes, etc. Es una buena idea contactar con empresas de productos o servicios complementarios al que se va a ofrecen con el objetivo de crear una relación de reciprocidad.

Se debe tener cuidado con las sociedades y socios, este es un aspecto al que hay que darle mucha importancia ya que si el socio no es de confianza o hace cosas que no debe o no tiene las mismas aspiraciones la cosa puede acabar mal. Además, se debe buscar socios complementarios, que complemente las habilidades o conocimientos con otras.

Se deben planificar objetivos realistas. Debe haber objetivos a corto plazo, a medio plazo y a largo plazo. Hay que tener paciencia, ya que los mejores resultados llevan tiempo, y el crecimiento de la empresa sólo debe hacerse cuando la empresa esté preparada para este crecimiento.

Hay que planificar todo, creando incluso un flujo de caja de los primeros doce meses de trabajo, sin subestimar los costos de operación (hay muchos aspectos a tener en cuenta, producción, transporte, empleados, etc), teniendo en cuenta empresas similares para hacer la estimación. Hay que tener en cuenta todos los gastos e inversiones, incluso el propio salario, para poder hacer un cálculo más exacto de los costos.

Hay que tener en cuenta que las planificaciones que se tienen que hacer tienen que ser realistas, dejando espacio a improvistos y con margen de maniobra. Hay que tener en cuenta todos los aspectos, y no obviar ninguno. También se deben pensar formas de ahorrar, ya que en muchas ocasiones los empresarios no escatiman en gastos.

También será necesario planificar las estrategias y pensar en el marketing antes incluso de montar la empresa. Se puede incluso hacer publicidad antes de crear la empresa para que las personas tengan expectativas y entren en el local cuando inicie la actividad. Se tiene que tener en cuenta también el presupuesto en marketing y fidelización de clientes.

La presencia en internet también es una idea interesante. Las empresas que se encuentran en las redes sociales o incluso tienen sus tiendas virtuales en internet consiguen mejores objetivos.

Para crear empresas exitosas hay que saber diferenciarse, hay que ofrecer algo que el resto de empresas del mismo sector no ofrecen. Ya puede ser una mejor atención al cliente, mejores precios, mejor calidad, productos exclusivos o mucho más. Si una empresa logra diferenciarse en algo de la empresa conseguirá captar clientes fieles y ser finalmente una empresa exitosa.

También te puede interesar...
To Top