Consejos para crear y alcanzar el éxito en una empresa familiar

comprar empresas
Creación de empresas

Crear y mantener una empresa es algo complicado, y mucho más si lo que se pretende de esta empresa es el éxito en todos los niveles. Las empresas se componen de muchos elementos importantes a los que hay que prestar atención, pensando a corto, medio y largo plazo.

En ocasiones, un golpe de suerte puede lograr el éxito de la empresa, pero no se debe esperar por ese golpe de suerte, sólo se debe trabajar para conseguir los objetivos que se pretenden.

Cuando se trata de una empresa familiar sólo pueden pasar dos cosas: que la empresa vaya bien y se mantenga en pie hasta que el nuevo sucesor se haga cargo de ella o que se convierta en una gran empresa. Y es que quien se esté planteando una empresa familiar no debe pensar ni en que fracase ni en que sus sucesores no se hagan cargo de ella.

Crear las estructuras de la empresa de cara a su éxito y sucesión

Sea lo que sea, el primer paso es profesionalizar la empresa creando las políticas, estructuras y sistemas que hagan que la empresa empiece a funcionar. Ya que es un negocio familiar, la persona que la cree será porque tiene conocimientos suficientes e importantes en el sector en que va a trabajar y se los va a enseñar a sus sucesores. Además, hay que saber separar la esfera personal de la profesional, lo que pasa en casa se queda en casa y lo que pasa en la empresa se queda en la empresa.

Hay que pensar a corto, medio y largo plazo, y el último paso de la empresa es dejar el poder en manos de los sucesores. Hay que prepararse para dejar el poder y crear una estructura de negocio que permita que el cambio de manos de la empresa no sea muy drástico, teniendo también en cuenta la formación de la otra persona antes de incorporarse en su nuevo puesto y un período de transición. A parte de esto, se debe preparar psicológicamente para que el cambio, que será grande, no suponga un gran inconveniente, buscando y disfrutando de nuevas aficiones y dejando el cargo progresivamente.

Sobre la estructura de negocio, hay que tener en cuenta como elemento fundamental ya que muchas empresas familiares no piensan en eso, todo es informal, pero hay que tenerlo en cuenta para la nueva persona que viene y para la buena conservación de la empresa. Para conseguir el éxito y alcanzar la estructura definitiva de la empresa, que será la que oriente los cambios y buen funcionamiento de la empresa, se debe buscar entender el mercado, establecer contactos y dar una buena imagen externa.

En caso de necesitar personal, que muchas empresas familiares sí lo necesitan, se debe buscar talento externo para los puestos que se buscan, es decir, personas que sean capaces de desenvolverse más que satisfactoriamente en el puesto. La empresa debe rodearse de buenos y talentosos profesionales para alcanzar el éxito.

Las finanzas y los ingresos de las empresas deben estar cuidadas correctamente. Parece sencillo, pero la realidad es que muchas empresas familiares se despreocupan por este tema. Para ello se debe crear una política de ventas, cobros y créditos que se debe mantener firme en el momento. Antes muchas empresas fiaban a sus clientes o descuidaban la gente que les pagaba y las que no, confiando en los clientes, ahora las cosas ya no pueden ser así, ni siquiera para los clientes más fieles y de más tiempo, a menos que la empresa esté preparada para perder dinero y lo quiera asumir. Hay que conocer los indicadores financieros de la empresa y poder aplicarlos en su empresa. Contratar a una asesoría externa para temas que se escapan de los conocimientos de la persona que lleva la empresa puede ser una opción, de hecho muchas empresas lo hacen.

A la persona que será el sucesor se le debe preparar para entrar en la empresa, primero hay que seleccionar quién será (en caso de existir varios hijos o querer delegar en otros  familiares), se le debe formar y compartir toda la información (incluso la considerada secreta) de la empresa y para su buen funcionamiento. Además, se debe preparar su incorporación gradualmente, al mismo tiempo en que se prepara el abandono de la persona que llevaba antes el mando.

Consejos para antes de crear la empresa familiar

Antes de crear la empresa, hay que tener en cuenta un correcto plan de empresa que permita organizar las ideas, conocer un poco más la idea empresarial y será útil para pedir financiación. El plan de empresa debe contar con un estudio de mercado exhaustivo, un completo informe DAFO y todos los datos necesarios para su elaboración. Hay que cuidar este aspecto ya que es muy importante para conocer si la idea empresarial es viable.

Teniendo en cuenta que es una empresa familiar se debe orientar hacia una correcta atención al cliente, un buen producto y servicio y en la medida de lo posible unos buenos precios. Para ello se debe buscar proveedores en todos los aspectos, tanto para las compras como en logística, y con todos los elementos que tengan que ver con la empresa, negociando al máximo para obtener los mejores resultados.

Es necesario, ya dentro del plan de empresa, calcular la cantidad de dinero que necesita la empresa y la que se necesita financiación. En caso de necesitar financiación se requiere un tiempo para poder negociar las mejores condiciones y acceder a ella, así que hay que contar con eso. Hay que informarse también de las ayudas a las que puede acogerse el empresario o la empresa por iniciar la actividad.

Hay que ser realistas, pero también pensar en grande, porque la clave del éxito es pensar en él y buscar estrategias para alcanzarlo.

Ver además:

Bibliografía recomendada:

  • Empresas familiares. Ernesto J. Poza.
  • Pequeña y mediana empresa, empresas familiares. Juan Carlos Balda.
  • Empresas Familiares. Guillermo Salazar.
  • Empresa familiar, gestión en tiempos de crisis. José Javier Rodríguez Alcaide.
  • El libro blanco de la empresa familiar. José Javier Rodríguez Alcaide.
  • El éxito de la empresa familiar, la relación entre negocio y familia. Gregorio Sánchez Marín y Juan Monreal Martínez.
  • La empresa familiar. Peter Leach.
  • Fiscalidad y empresa familiar. Manuel J.Dosío López.
También te puede interesar...
To Top