Consejos para gestionar las crisis en la empresa

Oportunidades en tiempos de crisis
Estrategia Empresarial

Las crisis son una ocasión para reinventarse pero también son una ocasión para saber cómo gestionar la empresa para sacar el mayor provecho de la situación. No es fácil gestionar una crisis si no se sabe cómo hacerlo ni cómo preverlo. Las empresas deben prever cuándo puede suceder una crisis en la empresa, y para ello en ocasiones basta con ver qué está sucediendo en la empresa en todos los aspectos.

Pueden haber aspectos internos y externos que influyan en una posible crisis de la empresa, por lo que hay que tener en cuenta todos los aspectos financieros, de recursos humanos y demás en la empresa pero también qué está sucediendo fuera.

La crisis es cualquier evento, puede ser un accidente o puede ser otra circunstancia, que amenaza la imagen y reputación de la empresa y tiene gran capacidad para crear una publicidad negativa de la empresa. Antes de que esto suceda es necesario atajar la crisis, y en caso necesario, utilizar la comunicación externa para afrontar la crisis en la comunicación pública.

Adelantarse es la principal baza de la empresa ante las crisis, si los demás van a hablar de la empresa es mejor que la empresa lo haga antes y tranquilice a la opinión pública, si esto puede afectar a nivel interno en la empresa hay que promover la comunicación interna para comunicar a los empleados qué es lo que está pasando. Quizá los empleados tengan alguna solución, dentro de sus conocimientos, que ayude a la empresa solventar la crisis.

La empresa debe además buscar soluciones ante la crisis, ver qué está sucediendo y cómo se puede atajar el problema, crear acciones hacia la solución de este problema, crear estrategias y actuar de forma racional. Si una empresa sabe gestionar correctamente la crisis, en ocasiones ni si quiera tiene por qué llegar a la opinión pública ni afectar demasiado a la empresa. Además, se pueden aprovechar la crisis para crear una mejor imagen de la empresa, para crear mejoras en la empresa, y es que hay que saber buscar el punto positivo a cada cosa.

Hay que pensar ¿qué está sucediendo, qué va a suceder y qué se puede hacer para evitar que esto suceda o para minimizar los efectos que va a producir en la empresa? ¿Qué alternativas de actuación existen y cuál es la mejor? ¿Hay algo que está fallando y cómo se puede evitar que falle?

Puede ser bueno tener unas indicaciones acerca de cómo actuar en determinadas ocasiones, de qué hacer en caso de que pase cierta circunstancia, porque de esta forma la empresa estará preparada en caso de pase alguna circunstancia no deseada. Se requiere un manual de normas y procedimientos para el manejo de las crisis en caso de que sucedan.

To Top