Consejos para redactores para escribir más y mejor

redactar mas y mejor
Gestión Documental

Para cualquier tipo de redacción, ya sea para la página web de la empresa, un blog, las redes sociales o un libro, es necesario tener unas bases sobre las que  lograr escribir más (siempre que sea necesario) y mejor (la calidad siempre debe ser lo primero).

Consejos para escribir más

No se trata de pasarse una gran cantidad de horas escribiendo ni de redactar un libro o 50 artículos al día, sino de escribir lo que se necesita y aprovechar el tiempo que hay que dedicar a la redacción.

  1. Para escribir más, el mejor consejo que se puede tener es leer más. Leyendo se aprenden nuevas cosas, se conocen nuevas cosas, se encuentran nuevas perspectivas y se adquiere un nuevo hábito que ayudará a desempeñar mucho mejor el trabajo y escribir con fluidez.
  2. Aprovecha tus horas productivas. Si existen horas en que se rinde más en la redacción o en que la concentración es mayor ¿por qué no aprovecharlas? Hay personas que se concentran más a primera hora de la mañana, otras a última hora de la noche y otras en cualquier otro momento. Si descubres cuáles son esas horas aprovéchalas, ya que escribirás más, mejor y dedicando menos tiempo.
    Aprovecha los momentos y las condiciones. Si te encuentras con un momento de gran concentración o en ocasiones en las que surgen ideas en tu cabeza aprovéchalas, ya que te servirán para ahorrar mucho trabajo que puede costar intentar redactar en otro momento.
  3. Anota las ideas que tienes en la cabeza para no olvidarte de ellas, independientemente de que surjan delante del ordenador, del papel o incluso en sueños. Si conoces algo que te motiva para escribir aprovéchalo, utiliza todos los recursos a tu disposición.
  4. Apunta las ideas en el momento, ideas que aunque te puedan parecer tontas o no aprovechables se pueden utilizar más tarde, y redáctalas después, en el momento en que te pongas a escribir. También puedes redactarlas al momento, pero no dejes que ninguna se pase.

Consejos para escribir mejor

  1. Crea un buen ambiente de trabajo. En muchas ocasiones, el ambiente de trabajo es clave ya que nos permite escribir mejor y más a gusto, aunque también puede pasar que muchas personas prefieran escribir en el caos. Cada persona tiene su propio ambiente en el que trabajar y ha de prepararse. Lo habitual es buscar un lugar tranquilo, sin ruidos, interferencias ni mucha afluencia de gente. Incluso se pueden utilizar los auriculares para no escuchar más que la música que te gusta.
  2. La paciencia es clave, está claro que en muchas ocasiones no vas a encontrar la inspiración que necesitas o tendrás que escribir sobre cosas que no te apasionan o no te gustan, intenta disfrutar el momento y utiliza la paciencia, sobre todo si no tienes el hábito de escribir.
  3. Utiliza una buena herramienta de trabajo. Hay personas que prefieren escribir en el Word, otras directamente en un blog, y otras utilizan algunos otros programas en los que consideran que escriben mejor. Las herramientas adecuadas de trabajo son muy importantes para hacer el trabajo mejor.
  4. Si estás escribiendo algo que te gusta bajo el máximo nivel de concentración no lo dejes, ni aunque nadie te hable o te pida algo, espera a acabar lo que estás haciendo antes de parar. En ocasiones queda muy poco para redactar un texto que estaba quedando perfecto, una interferencia para y después cuesta muchísimo más acabar ese poco que quedaba.
  5. Aprende cómo documentarte mejor, a diferenciar las buenas fuentes para tus redacciones de las fuentes no válidas.
  6. Aprovecha noticias, ideas anteriores, ideas nuevas, conocimientos y nuevas técnicas que aún no se han aplicado en tu país, etc. Conoce más acerca del sector en el que te mueves y utilízalo en tus redacciones, sobre todo cuando te faltan ideas sobre las que escribir. Es importante tanto en marketing de contenidos como en cualquier redacción.
  7. Puedes tomar clases de escritura, te ayudarán a conocer trucos y nuevas técnicas que obviabas, además de ampliar tu vocabulario (esto también se consigue leyendo).
  8. Comprueba la gramática y la ortografía. No escribas frases demasiado largas. No repitas ideas ni utilices varias veces la misma palabra, utiliza sinónimos. Comprueba que lo que estás escribiendo tiene sentido, hazlo interesante y, más allá de eso, intenta darle vida a tus redacciones, personalizarlas con tu propio estilo.
  9. Deja madurar tu idea. En ocasiones escribes algo “válido” pero que no es exactamente lo que estabas buscando. Deja madurar la idea e intenta revisarla al día siguiente, u horas después.
  10. Revisa. Una vez que hayas escrito un texto revísalo, no sólo porque se puede quedar algún fallo en el camino, y es habitual, sino también porque se pueden encontrar nuevas formas de mejorar lo ya existente. Edita tu propio trabajo y presta atención a esta función ya que es muy importante.
También te puede interesar...
To Top