Las respuestas a las 9 preguntas más comunes sobre el contrato de interinidad o sustitución que todo el mundo debe conocer

contrato-de-sustitucion-por-baja-laboral
Gestión Administrativa

¿Alguna vez has ido a una entrevista de trabajo y te han ofrecido un contrato de interinidad o sustitución? ¿Crees que puede ser la opción perfecta para la situación actual de tu negocio, pero no sabes si sería legal hacerlo? ¿Qué derechos tiene un trabajador con este tipo de contrato?

Si ese tipo de preguntas no te dejan dormir, recuperar el sueño es tan sencillo como saber sus respuestas que, por cierto, las tienes en este post. Y aunque no interfieran en tu descanso, es información muy importante para tu vida laboral.

Así que sí o sí, deberías seguir leyendo. 😉

 

¿Qué es un contrato de interinidad o sustitución?

Al igual que nos ocurrió en el post donde abordamos el contrato por obra y servicio, más que una definición, creemos que la mejor manera de entender en qué consiste este tipo de contrato es con un ejemplo.

Imagina que tienes una empresa en la que vendes productos que guardas en un almacén. Como has aplicado todas las estrategias empresariales que has leído en nuestro blog, el negocio va viento en popa y cada día salen más paquetes de tu centro logístico.

Ahora imagina que María, una de las personas que prepara los pedidos, se casa. Como eres un buen líder, aparte de los 15 días que le corresponde como permiso de matrimonio, le das permiso para coger otros 5 porque es una buena trabajadora y al talento hay que cuidarlo.

Mientras tanto, tus clientes siguen haciendo pedidos y los empleados que quedan no dan a basto para sacarlos, así que decides contratar a Daniel para cubrir el puesto de María mientras disfruta de sus días de vacaciones.

Pero en cuanto pasen, María se reincorporará a su puesto y Daniel (por desgracia) dejará de trabajar. Pues el contrato que le has hecho a él es del tipo de interinidad o sustitución, porque son los que se utiliza para cubrir una baja (más adelante veremos los casos concretos) que solo es temporal.

 

Requisitos que todo contrato de sustitución debe cumplir

Como es obvio, esta modalidad de contratación no puede hacerse al voleo ni al tun tun, sino que se le exige respetar unas normas mínimas:

  • Las condiciones y demás aspectos deben quedar plasmados en un documento por escrito (recuerda que para esto, la gestión documental es imprescindible).
  • Hay que identificar al empleado que se sustituye y los motivos.
  • Se debe indicar si el sustituto es otro trabajador de la empresa o se contrata a alguien externo (es lo que se conoce como sustitución en cascada, más adelante te lo contamos).
  • Cuál es la duración del contrato.
  • Qué trabajo es el que debe hacer la persona que sustituye.

A todo esto, súmale que el empleador tiene un máximo de 10 días desde la firma del contrato para presentarlo en la oficina de empleo que corresponda, donde debe dejar una copia.

 

Las preguntas más frecuentes sobre el contrato de interinidad o sustitución

Queda claro que este tipo de relación laboral es la perfecta cuando se sabe que trabajador se ausentará de su puesto laboral por un tiempo, por lo que necesitas a alguien que le cubra, pero cuando vuelva mantendrá su puesto de trabajo.

Ahora, a pesar de ser una situación fácil de entender, seguro que te plantea varias dudas y por eso, hemos buscado y contestado las preguntas más comunes sobre el contrato de interinidad o sustitución.

 

1. ¿Puedes utilizar el contrato de interinidad para cubrir las vacaciones de tus empleado?

En el ejemplo de más arriba, hemos visto que puedes utilizar este tipo de contrato para cubrir los permisos de tus trabajadores pero, ¿es extensible también a las vacaciones? La respuesta es sí.

Para que quede claro, la contratación por sustitución puedes utilizarla siempre que necesites cubrir un puesto que un empleado tuyo deja libre por un tiempo determinado y sabes que volverá, así que cualquier situación que provoque algo así es apta para él.

 

2. ¿Tengo derecho a finiquito con un contrato de interinidad?

Aquí es importante diferenciar entre lo que alguna gente entiendo por finiquito y lo que de verdad es el finiquito. Porque para muchos, este concepto es una especie de pago que se hace a todas las personas cuando se le acaba el contrato, y no siempre es así.

Lo que se conoce como finiquito en las relaciones laborales lo podríamos definir como «ajustar cuentas» entre la empresa y la persona que deja de trabajar en ella, porque consiste en pagar las vacaciones no disfrutadas, la parte proporcional del sueldo y/o la paga extra, etc.

Además, ni el empleador ni el empleado tiene la obligación de firmarlo y en caso de que alguna de las partes no esté de acuerdo, puede impugnarlo ante los tribunales o donde considere oportuno.

Pero volviendo a la pregunta sí, un trabajador que finaliza su contrato de interinidad o sustitución tiene derecho a finiquito.

 

3. ¿Y derecho a indemnización con un contrato de interinidad?

Aquí entramos en un terreno «embarrado» donde entran en juego leyes de distintos países y organismos que chocan entre sí, junto a las interpretaciones que hace cada tribunal en función del caso u otros aspectos.

Porque en principio, las leyes españolas no contemplan el pago de indemnización para los contratos de tipo temporal (entre los que están los de interinidad y sustitución). ¿Qué ocurre? Que hay gente que ha llevado esto ante los tribunales de la Unión Europea y estos han reconocido el derecho de los trabajadores provisionales a ser indemnizados cuando finaliza su contrato.

Además, no es solo que les otorguen este derecho, sino que han concretado en que la indemnización corresponde a 20 días por año trabajo.

«Entonces, si los tribunales europeos han sentado jurisprudencia, ¿dónde está el problema?«. Pues en que aunque así sea, no todos los juzgados y tribunales españoles están siguiendo el mismo camino y por tanto, las sentencias varían en función de estos.

Conclusión, según Europa sí tienen derecho a indemnización pero en España no se entiende así en algunos lugares.

 

4. ¿Qué quiere decir «contrato de interinidad bonificado»?

Si eres empresario y estás pensando en utilizar este tipo de contrato, toma papel y lápiz porque la siguiente información te interesa y es que, si contratas a alguien de forma interina o de sustitución y se cumplen ciertos requisitos, tienes derecho a recibir bonificaciones (en la Seguridad Social, por ejemplo).

Eso sí, ten en cuenta que se aplican sobre el contrato del nuevo trabajador.

 

A. Por cuidado de familiares

Las bonificaciones en este caso se reparten de la siguiente manera:

  • 95% el primer año.
  • 60% el segundo año.
  • 50% el tercer año.

¡Pero mucho ojo! Porque estos beneficios solo son aplicables a cónyuges y familiares hasta el segundo grado, y nunca para cargos directivos o que formen parte de órganos de administración.

 

B. Por violencia de género

Si por desgracia te ves en la situación de contratar a otra persona por este motivo, has de saber que obtendrás una bonificación del 100%. Y si requiere movilidad geográfica o cambiar el centro de trabajo, se aplica durante 6 meses.

 

C. Por maternidad, paternidad, adopción o riesgo en el embarazo

Al igual que en el caso anterior, el empleador se ve beneficiado con un 100%, solo que en este caso es aplicable tanto al trabajador que ya tenías como a su sustituto. Además, esta medida cubre a los trabajadores autónomos dependientes y a los socios de las cooperativas (descubre cómo funciona una sociedad cooperativa aquí).

 

D. Por sustitución de trabajadores con discapacidad

Para conseguir el 100% de los beneficios en este caso deben darse 2 condiciones:

  • Que el trabajador interino también cuente con discapacidad.
  • Que esté en el paro.

Si se cumplen estos 2 requisitos, puedes optar a ellas.

 

5. ¿Qué tipo de jornada le corresponde a un trabajador interino?

Algunos empleadores, con tal de ahorrar dinero y aumentar su margen de beneficio, se plantean contratar al sustituto a tiempo parcial y que entre resto de empleados hagan el trabajo. Si estás pensando hacer algo así, debes saber que la ley te obliga a que el sustituto de un trabajador a tiempo completo tenga el mismo horario.

Solo en los siguientes casos puedes optar por jornada parcial:

  • El empleado a sustituir tuviese esa jornada.
  • El puesto sea a tiempo parcial.
  • Si es por motivo de reducción de jornada por cuidado de un familiar o de forma temporal.

En definitiva, que la persona que entre como sustituto en tu negocio, debe tener las mismas condiciones que el sustituido.

 

6. ¿Qué significa «interinidad en cascada»?

Tal y como te prometimos más arriba cuando salió este término, ha llegado el momento de explicarte en qué consiste y para ello, nada mejor que otro ejemplo.

Imagina que tienes una empresa de programación de aplicaciones para el móvil (como las apps que puedes usar para escanear documentos) donde cuentas con un jefe de equipo (aquí te contamos cómo trabar en equipo), 5 analistas y 20 programadores.

Ahora supón que uno de los analistas necesita cuidar de su madre durante 3 semanas debido a una operación. Lo normal es que pienses en buscar un analista y ofrecerle un contrato por sustitución durante ese tiempo pero, ¿y si asciendes a uno de los programadores al puesto de analista para esas 3 semanas? Entonces necesitarías cubrir el puesto del que cubre otro puesto.

Pues eso es lo que se conoce como interinidad en cascada, cuando un empleado que ya tienes reemplaza al que se da de baja y entonces, contratas al sustituto del sustituto.

¿Y cómo se refleja eso en el contrato? Indicando el nombre del trabajador que se sustituye, que es reemplazado por otro empleado y el motivo.

 

7. ¿Puede un contrato por sustitución convertirse en indefinido?

¡Desde luego! A pesar de tener fecha de caducidad, si demuestras que eres una persona competente y válida, hay muchas posibilidades de que la empresa no quiera perderte y te ofrezcan este tipo de contrato.

Y aunque no sea así, un contrato por interinidad se transforma en indefinido de forma automática en los siguientes casos:

  • Si una vez pasado el tiempo estipulado, el sustituto sigue trabajando.
  • El contrato no se ha redactado por escrito.
  • El motivo que propició el contrato ha finalizado pero el interino sigue ejerciendo su puesto de trabajo.
  • No ha sido dado de alta en la Seguridad Social.

Eso sí, si por el motivo que sea el trabajador sustituido no vuelve a su puesto laboral, eso no significa que el sustituto tenga derecho a quedárselo.

 

8. ¿Cuál es la duración máxima que puede tener un contrato de sustitución?

En principio se podría decir que este tipo de contrato no puede acotarse con una duración concreta, ya que se extiende en el tiempo todo lo que la sustitución dure. Esto puede llevar a que persista solo unos días o a que dure varios años.

Aunque sí que hay una situación en la que la interinidad no puede extenderse de forma indefinida: mientras se esté haciendo un proceso de selección. Es decir que, mientras decides quién es la persona idónea para el puesto, puedes contratar un interino para no perder el ritmo de trabajo.

Pues en este caso, que tiene un máximo de 3 meses de duración.

 

9. ¿Cuáles son los derechos de un trabajador con contrato de interinidad?

Como norma general, el trabajador sustituto tiene los mismos derechos que sus compañeros indefinidos pero además, el empresario debe cumplir ciertas obligaciones con los empleados interinos:

  • Informar al empleado temporal de los puestos vacantes que aparezcan.
  • Indicar por escrito los términos esenciales del contrato si la duración es superior a 1 mes.
  • Entregar una copia básica del contrato a los representantes de los trabajadores.

Y recuerda que si no se cumplen estos requisitos, el contrato puede pasar a indefinido de forma automática.

 

¿Cuál ha sido tu experiencia con un contrato de interinidad o sustitución?

Como es muy probable que en algún momento hayas tenido un contrato de interinidad o sustitución, nos encantaría saber cuál es tu opinión, si estás a favor, en contra, etc… Para ello, solo tienes que bajar un poco más hasta la sección de comentarios.

Y si tienes una duda o quieres contarnos algo referido a este tema, también nos parece bien. Lo importante es que ya hemos hablando bastante nosotros, ahora te toca a ti. 😉

To Top