Qué son los costos directos e indirectos y cómo saber identificarlos para realizar un análisis de costos

ejemplo resuelto de costos directos e indirectos
Economía y Empresa

Todo el que tiene un negocio quiere que le vaya bien, lo cual se traduce en ingresos económicos. Pero, como ya sabes, no todo en los negocios es ganar. Aunque tu empresa vaya muy bien siempre hay unos costos necesarios para mantenerla.  Por eso en este artículo hablaremos de costos directos e indirectos.

Toda empresa tiene un Plan General Contable y dentro de él se encuentra la contabilidad de costos. Para poder realizar dicha contabilidad necesitas hacer un análisis de costos directos e indirectos.

Esta clasificación de los costos no siempre es fácil, por eso en Gestion.org vamos a aclarar tus ideas. Comenzaremos con las definiciones de costos directos e indirectos y continuaremos con varios ejemplos prácticos que te servirán para tu negocio.

¿Te interesa aprender? Entonces nos ponemos manos a la obra.

 

¿Qué son los costos directos e indirectos?

Vamos a ver las definiciones de ambos. Comenzamos con la definición de costo directo, que extraemos de la Wikipedia:

Se llama costo directo, al conjunto de las erogaciones en las que incurre cualquier empresa, sin importar el giro, que están directamente relacionados a la obtención del producto o servicio en torno al cual gira el desempeño de la empresa.

Continuamos con la definición de costo indirecto:

Costo indirecto es aquel que afecta al proceso productivo en general de uno o más productos, por lo que no se puede asignar directamente a un solo producto sin usar algún criterio de asignación.

Está claro que los costos directos e indirectos tienen su contraste, por eso explicaremos las diferencias entre ambos.

calculo de costos directos e indirectos

Diferencia de costos directos e indirectos

Leyendo las definiciones anteriores queda claro que  los costos directos se asignan de manera clara a un producto o servicio en concreto, mientras que los costos indirectos son generales para todo el proceso de fabricación. Ahora que ya comprendes la diferencia básica, entramos en más detalles.

¿Qué es lo que diferencia un costo directo de uno indirecto?

  • Los costos directos se asocian directamente con un producto terminado o con su elaboración. Sin embargo, los costos indirectos no se pueden aplicar a un producto específico.
  • Un costo directo incide totalmente en una sola actividad, mientras que un costo indirecto incide sobre varias de las acividades de la empresa.
  • El costo directo es proporcional al producto. El costo indirecto es parte del proceso productivo pero no se incorpora físicamente al producto finalizado.

Como puedes intuir por lo que estamos tratando, los costos directos son muchos más fáciles de asignar y cuantificar que los indirectos.

Hasta ahora hemos hablado siempre de productos, pero también podríamos hablar de servicios. Una empresa que se dedique a dar servicios tendrá como costos directos los vinculados a dichos servicios y como costos indirectos los que no tienen que ver con los servicios que se prestan.

 

Clasificación de los costos directos e indirectos

La clasificación de los costos depende de cada proceso. Hay tipos de costos que están presentes en casi todas las empresas y otros son muy específicos en sectores productivos muy concretos.

De todos modos, daremos una clasificación tomando ejemplos de costos directos e indirectos de fabricación de un producto elaborado.

Ejemplos de costos directos:

  • Costo de las materias primas para elaborar el producto.
  • Costo del transporte de cada producto que se lleva desde la empresa hasta el comprador.
  • Valor de la comisión que se paga al vendedor por la venta de un producto.
  • Mano de obra de los trabajadores que se dedican específicamente a ese producto.

Si el producto lleva asociada una campaña publicitaria, esta será costo directo.

Ejemplos de costos indirectos:

  • Consumo de energía de la empresa.
  • Mano de obra indirecta, que son las personas que trabajan fabricando varios productos en la empresa.
  • Costos generales de personal, que son aquellos que no participan en la fabricación del producto en cuestión pero son necesario para el funcionamiento de la empresa. Son los comerciales, administrativos, supervisores y otros muchos profesionales.

Aunque este enunciado te ayude, lo que más te servirá es ver ejercicios de costos directos e indirectos resueltos. Para ello te recomendamos el siguiente vídeo. En él analizan los costos de un taller de muebles de madera y labores de aluminio con tres empleados: uno dedicado a la madera, otro dedicado al aluminio y el tercero a la atención al cliente.

Los costos no son siempre fáciles de clasificar, sobre todo los indirectos. El ejemplo del vídeo menciona algunos tipos de gastos que hay que tener en cuenta en todas las empresas, como son las amortizaciones. Los costos de amortización pueden ser directos o indirectos.

Si la amortización es de la maquinaria usada para fabricar los productos, será costo directo. Si es de mobiliario que no tiene nada que ver con la fabricación, se tratará de un costo indirecto.

¿Quieres practicar más el análisis de costos? Te presentamos el ejemplo de una obra civil y vamos a ver cuáles son los costos directos e indirectos.

Costos directos e indirectos de una obra civil

Tenemos en este caso los costos directos, que son los relacionados con la construcción. Los costos indirectos son los generales para cualquier obra civil.

Costos directos:

  • Compra del terreno.
  • Servicios como alcantarillado pluvial y sanitario.
  • Costo de construcción del edificio.
  • Nivelación del terreno.
  • Control de erosión y sedimentación.
  • Lineas de gas, electricidad y agua.
  • Arreglo del pavimento de la calle.

La mano de obra directa, considerada como costo directo, son los obreros y supervisores que trabajan a pie de obra.

Costos indirectos:

  • Publicidad.
  • Gastos de administración, dirección y organización.
  • Transporte de maquinaria.
  • Construcción de instalaciones generales.
  • Máquinas, material y herramientas de construcción.
  • Vigilancia.
  • Personal técnico y administrativo que trabaja en las oficinas.
  • Artículos de consumo y limpieza.
  • Gastos de oficina.
  • Otros costos relacionados con el funcionamiento global de una empresa constructora. Aquí pueden entrar las amortizaciones.

Si buscas profundizar más en los costos de una obra civil, te dejamos este ejemplo resuelto de cálculo de costos directos e indirectos.

Costos directos e indirectos de los accidentes de trabajo

Ya que hablamos de las obras civiles, vamos a tratar los costos de los accidentes de trabajo ya que se dan con frecuencia en este sector.

Al hablar de costos solemos pensar en sueldos, precios de servicios, máquinas y materias primas. Y, de hecho, los casos prácticos que hemos mostrado hasta ahora en este artículo son de este estilo.

La relevancia de los accidentes de trabajo está en que suponen costo económico por partida doble: para el trabajador que ha sufrido el accidente y para la empresa.

Para el trabajador porque repercute a su salud y pierde parte de sus ingresos. Para la empresa porque el hecho de que un trabajador sea apartado de su actividad le supone un costo y además porque puede tener que reparar daños.

Los costos directos son los que cubren las aseguradoras, por lo que son recuperables. Pero además, los accidentes producen efectos que cuestan dinero y en su mayoría no se pueden recuperar. Ejemplo de gastos directos son:

  • Compensaciones económicas.
  • Gastos de rehabilitación.
  • Traslados.
  • Prótesis.
  • Seguros médicos.

Vamos a meternos ahora con los costos indirectos, que son los más difíciles de cuantificar y dependen mucho del tipo de accidente.

  • Si se puede sustituir al trabajador accidentado, el nuevo trabajador tendrá menos experiencia y trabajará a ritmo más lento, con lo que la productividad total será menor.
  • El hecho de tener un percance de estar características produce un parón en el proceso productivo, lo que puede conducir a retrasos en las entregas. En el peor de los casos, no cumplir el plazo supondrá una pérdida económica si el cliente no puede esperar y busca otro proveedor que le entregue la mercancía a tiempo.
  • Cuando el trabajador que ha sufrido el accidente vuelve al trabajo puede que su rendimiento sea algo menor, en función del tiempo que haya pasado de baja.
  • Según el tipo de accidente que se haya producido es necesario investigar sus causas, reparar, limpiar y restaurar el proceso de producción.
  • Costo de daños materiales.
  • Gastos médicos no incluidos en seguros.
  • Horas extra debido a que la carga de trabajo del empleado ausente tiene que repartirse entre los demás.

Por tener una idea, se estima que el costo directo es el que cubren las aseguradoras y es aproximadamente el 25% del costo total de un accidente de trabajo. ¿Quieres ver en vivo cuánto puede costar un accidente laboral? Mira el siguiente vídeo.

 

Los costos en accidentes de trabajo pueden disminuir mediante la prevención. Aunque muchas empresas ya la están aplicando, todavía existen otras donde no se le da la debida importancia.

¿Preparado para realizar un análisis de costos?

Esperamos que te haya quedado clara la diferencia entre costos directos e indirectos y a partir de ahora no tengas dudas a la hora de hacer tu análisis de costos. Tener una contabilidad saneada no solo es obligatorio, sino que te muestra el camino que está siguiendo tu empresa.

Si tienes todos tus costos directos e indirectos bien clasificados verás si hay partidas en las que podrías y deberías invertir más. Asimismo te podrás percatar de costos que se disparan y no te interesa que sea así.

¿Te gustaría añadir algo sobre los costos directos e indirectos? Si es así, tienes a tu disposición la zona de comentarios.

To Top