Cuando lo que falla es el servicio

Estrategia Empresarial

Hemos pernoctado en un hotel donde la habitación era exquisita y las habitaciones excepcionales, hemos ido a una tienda y hemos comprado un excelente producto que deseábamos hace tiempo, o bien hemos contratado un servicio de gestoría que realmente nos ha satisfecho su ejecución…pero en ninguno de los casos salimos completamente orgullosos de la experiencia, ¿qué ha fallado? El servicio, la atención que nos han prestado.

Y es que la atención al cliente, el trato, la dedicación, la amabilidad o simplemente el saber estar ante un cliente son elementos indispensables para la plena satisfacción del cliente, son elementos indispensables para que la percepción que quede en éste de nosotros no sea tan sólo buena sino que sea excelente.

Y es esa búsqueda de la excelencia en el trato al cliente lo que debe de movernos cada día en nuestro negocio. Podemos tener un excelente equipamiento, podemos tener un excepcional producto o podemos ejecutar técnicamente de forma perfecta un determinado servicio, pero ello sin duda quedará devaluado de no acompañarlo con una atención al cliente sublime.

¿Eso quiere decir que sin una atención al cliente sublime nuestros productos o servicios no pueden triunfar o bien ocupar su porción de mercado? No, no es eso, por supuesto que a veces por su propia idiosincrasia, o bien por las bondades del productos o servicio en sí mismo, hará que ganemos o que dispongamos de una buena porción del mercado a pesar de no tener igual el mejor servicio de atención al cliente y de no dispensarle a este el mejor trato, pero lo que si que es bien del cierto, es que si bien ocuparemos una parte del mercado jamás seremos excelsos en él.

Sólo desde la excelencia en el trato al cliente, sólo desde el mejor servicio al cliente trascenderemos de las virtudes técnicas de nuestros productos o servicios e imprimiremos un sello propio, un factor que nos diferenciará y que nos aportará valor añadido. No nos engañemos, una caja de cartón la puede fabricar cualquiera, una caja de cartón que nos sonría y nos aporte sensaciones está tan sólo al alcance de los mejores.

To Top