El conflicto laboral: afróntalo cuanto antes para evitar que se convierta en un gigante

conflicto laboral
Clima laboral

Las relaciones en el ambiente de trabajo no siempre son fluidas. Esto ocurre en todas las empresas y se puede considerar incluso normal. Pero en ocasiones la situación empeora tanto que se llega al conflicto laboral.

Si ocurre una situación de conflicto grave en una empresa grande puede llegar a trascender y alcanzar difusión en los medios de comunicación y las redes sociales. Estos casos son bastante vergonzantes para los directivos de las grandes compañías, que ven peligrar su reputación y hasta su puesto de trabajo.

En este artículo vamos a contarte qué es el conflicto laboral, qué tipos de conflictos laborales hay, cómo se pueden resolver y ejemplos reales de conflictos. ¡Acompáñanos!

 

¿Qué es un conflicto laboral?

Comenzamos el tema con una definición que nos da la Wikipedia:

Un conflicto laboral es la disputa de derecho o de interés que se suscita entre empleadores y empleados.

Los conflictos laborales son consecuencia del deterioro de las relaciones de trabajo en las organizaciones. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la conflictividad laboral global de un país puede medirse por el número de huelgas que se desarrollan y los cierres patronales llevados a cano durante un periodo de tiempo determinado.

La variedad de conflictos en los ambientes de trabajo es enorme. Esta naturaleza de los conflictos depende de las circunstancias que lo han provocado, de cuánta gente hay implicada y quiénes son esas personas.

 

conflicto laboral ejemplo

Tipos de conflicto laboral

Los conflictos laborales pueden clasificarse de muchas maneras. Veremos algunas de ellas.

1. Tipos de conflicto según el número de involucrados en el mismo

En este caso tendremos conflictos intrapersonales, interpersonales u organizacionales.

  • Intrapersonales: son los conflictos que tiene un trabajador consigo mismo debido a contradicciones o insatisfacciones.
  • Interpersonales: son los conflictos que surgen entre las personas. El fondo del conflicto puede ser las relaciones personales, choque de intereses, comunicación deficiente o diferencias culturales.
  • Organizacionales: se generan entre personas, grupos de trabajo o departamentos debido a situaciones que surgen durante el desarrollo del trabajo o a tensiones derivadas de las diferencias de intereses entre los distintos departamentos de las compañías.

Otra variante en la clasificación de los conflictos según el número de personas involucradas es:

  • Conflicto individual: es el que inicia un solo trabajador frente a su empleador o jefe por no estar de acuerdo con las condiciones de trabajo en las que desarrolla sus tareas.
  • Conflicto plural: este se da cuando son varios los trabajadores que no están de acuerdo con las condiciones laborales.
  • Conflicto colectivo: pasamos a un conflicto colectivo cuando se ve afectado un grupo genérico de trabajadores, aunque también se manifiesten individualmente.

Un caso de conflicto laboral que podríamos clasificar como plural y organizacional es el que se da en ocasiones en las grandes ciudades españolas con las compañías de autobuses que llevan los transportes urbanos y metropolitanos. Muchos de estos problemas se deben a la falta de acuerdo entre la dirección y el comité de empresa, lo cual prolonga las negociaciones y retrasa la firma del convenio colectivo.

El fondo de estos roces está en los salarios. Generalmente el comité de empresa propone una subida salarial para los trabajadores, la gerencia no está de acuerdo y así va pasando el tiempo hasta que se llega a una solución y se firma el convenio.

Mientras tanto, los trabajadores suelen declararse en huelga como medida de presión hacia la gerencia. Dichas huelgas hacen mucho daño porque afectan a la frecuencia del transporte urbano, provocando el descontento de la ciudadanía.

 

2. Tipos de conflictos según las consecuencias que traen a la empresa

Los conflictos laborales pueden ser beneficiosos o perjudiciales para las empresas. Así se dividen en conflictos funcionales o disfuncionales.

  • Conflictos funcionales: son los que resultan beneficiosos para el funcionamiento de la empresa siempre que se sepan gestionar adecuadamente. Estos conflictos son incluso necesarios para mantener el análisis crítico y la motivación de los propios trabajadores. Si no las compañías se quedan estancadas y no implementan mejoras.
  • Conflictos disfuncionales: son aquellos que afectan negativamente a la organización y la alejan de sus objetivos. Estos son los que interesa erradicar cuando antes porque son una amenaza para la productividad de la empresa.

Un conflicto que acabe en la temida huelga siempre será disfuncional, más todavía si la empresa decreta el cierre patronal.

 

conflicto laboral y su solucion

3. Conflicto gremial

Este conflicto llega como consecuencia de problemas que afecten al sector al que pertenece la empresa.

Un ejemplo de conflicto gremial es el sufrido en el año 2018 con los docentes en Argentina, el cual ha dado lugar a huelgas. El conflicto en este país viene por la falta de oferta salarial, el cierre de cursos y de escuelas.

Otro caso de conflicto fue en 2003 cuando los sindicatos del metal de Zaragoza se mantuvieron en desacuerdo por la distribución irregular de la jornada que mantenían los empresarios.

 

4. Conflicto proveniente de procesos sociológicos

Los procesos sociológicos que desencadenan estos conflictos son:

Muchos de estos conflictos comienzan como individuales pero pueden derivar en graves problemas para la empresa. Un ejemplo de esto se encuentra en la película Philadelphia (1993). En ella se narra la historia de un abogado al que su empresa despide al enterarse de que es seropositivo. Aunque el bufete intenta disimularlo, el abogado despedido sabe por qué ha sido y les demanda.

 

5. Conflicto proveniente de procesos psicosociales

Este tipo de conflictos puede deberse a sucesos de acoso laboral o sexual en el trabajo. Muchos califican este conflicto como un silencio a voces, debido a que muchos saben que existe pero no se denuncia.

Uno de los casos más conocidos es el del productor de cine americano Harvey Weinstein, que hizo abuso de su posición privilegiada para acosar a más de 50 actrices.

 

Conflicto laboral de carácter político

Este conflicto aparece como consecuencia de ciertos actos o leyes que afectan a algún colectivo de trabajadores. Un ejemplo de conflicto laboral político ocurrió en España en el año 2002 con el decreto-ley de la reforma laboral, que provocó una huelga de 24 horas.

 

Conflicto de solidaridad

Se produce como respuesta a un perjuicio sufrido por otro colectivo diferente al que exterioriza el conflicto.

Te hemos hablado largo y tendido de los conflictos laborales, pero no vamos a dejar ahí el asunto. Te mostramos a continuación cómo resolverlos.

 

Soluciones a conflictos laborales

La resolución de un conflicto laboral puede llegar a ser compleja en función de a quien afecte y cómo. Para conflictos de cierta envergadura hay que recurrir incluso a terceras personas. Vamos a ver 5 métodos para llegar a la solución:

  • Negociación: con este método se busca elaborar una propuesta conjunta. Para ello las partes argumentan y cooperan.
  • Arbitraje: consiste en que las partes asignan a un tercero conocido como árbitro para que dé una solución al conflicto. Dichas partes deben acoger voluntariamente la decisión del árbitro.
  • Mediación: las partes negocian en presencia de una tercera persona que adopta una posición neutral. Esa tercera persona es el mediador, cuyo cometido es acercar a las partes y acompañarles a una solución.
  • Conciliación: con este método las partes tratan de acercar posturas con todas las garantías legales y asistidas por un conciliador.
  • Amigable composición: este método consiste en encargar a uno o varios terceros la resolución del conflicto. Estos terceros son los amigables componedores y gozan de prestigio, trayectoria y solvencia moral para decidir cómo han de resolverse los conflictos.

Estas soluciones anteriores son las que se usan para resolver conflictos a gran escala. Pero hay conflictos menos visibles, los hay incluso que están naciendo y desde ese momento hay que saberlos gestionar. Te damos varias recomendaciones para gestion de conflictos en fase inicial:

  • Planta cara al problema lo antes posible y así evitarás que aumente y sea más difícil resolverlo.
  • Evita posicionarte en defensa clara de algunos de los involucrados. Sé imparcial.
  • Procura que siempre predomine el diálogo, el respeto y la tolerancia.
  • Identifica las causas del conflicto y a las personas que pueden esar generando tensiones en el equipo de trabajo.
  • Escucha a los implicados y trata de buscar posibles salidas pacíficas consensuadas.

Para amplicar tu formación acerca de la solución de conflictos laborales te recomendamos que veas el siguiente vídeo.

 

Consecuencias de los conflictos laborales

Los conflictos laborales pueden traer consecuencias positivas o negativas.

En las positivas, se estimula al trabajador, se fortalecen los sentimientos de identidad, se despierta la atención ante los problemas y se pone a prueba las estructuras dentro de la empresa.

Con respecto a las negativas, se presentan sentimientos de frustración, hostilidad y ansiedad. Además existe la presión grupal y el desvío de las energías productivas. Se produce un bloqueo de las iniciativas, tensiones circulares y fricción entre las relaciones interpersonales.

 

¿Cómo has vivido los conflictos laborales?

Los conflictos laborales son inevitables en cualquier organización. Por ello es muy importante que los supervisores sean capaces de gestionarlos eficazmente. Así podrán asegurar buen ambiente laboral, mejorar las relaciones entre empleados e incrementar la productividad de la compañía.

¿Has vivido de cerca algún conflicto laboral? ¿Crees que este tipo de problemas se están solucionando adecuadamente? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios. ¡Te esperamos!

También te puede interesar...
To Top