El enpowerment, cuando el trabajador también tiene el poder

gestion empresas
Responsabilidad Social Corporativa

El enpowerment es una estrategia de la gestión de empresas utiliza la empresa para obtener los mejores resultados de calidad y para la empresa, y es que es una nueva forma de administrar la empresa en que se integran todos los recursos para lograr los objetivos de la empresa.

Empowerment quiere decir potenciación o empoderamiento, así se le llama en español, y es que es el hecho de delegar autoridad y poder a los subordinados de manera que se sienten que son dueños de su propio trabajo. De esta manera, los empleados, los administradores y el resto en todos los niveles de la empresa tienen el poder para tomar decisiones sin necesidad de pedir autorización a sus superiores, ya que están previamente autorizados para tener poder sobre su propio trabajo. El trabajador puede tomar decisiones, resolver problemas o ejecutar tareas sin necesidad de aprobación de superiores, y esto mismo también lo puede hacer el equipo de trabajo. De esta manera, trabajadores y equipos de trabajo tienen mayor autoridad, mayor poder de decisión, mayor autonomía en su trabajo, aunque también mayor responsabilidad. Los superiores se encargarán de dejar que los propios trabajadores sean los que pongan en práctica sus ideas, además de motivarlos, orientarlos siempre que sea necesario, reconocer los éxitos que logran y también recompensar sus resultados, esta será la tarea de un buen líder.

Esto se basa en que quien está realizando un trabajo o una tarea es la persona más indicada para tomar decisiones al respecto, ya que tienen conocimientos y aptitudes para ello y también son los que están más cerca de las tareas y las realizan día a día, aunque también tendrán la responsabilidad por sus acciones y tareas ya que son ellos quien las aprueban y realizan. También es una buena forma de aprovechar las aptitudes, conocimientos y competencias del trabajador.

Este nuevo concepto de empowerment hace que los empleados no sólo se sienten parte de la empresa y dueños de su propio trabajo, sino que sea cual sea su nivel tienen una influencia directa y real sobre los estándares de calidad, servicio y eficiencia dentro de las áreas que son de su responsabilidad. Ya que los altos mandos son capaces de renunciar a autoridad a favor del trabajador, esto logrará que se impliquen más y se sientan más motivados a alcanzar los objetivos de la empresa. Esto da mayor poder al liderazgo, ya que mediante él las se promueve el trabajo en equipo y se favorece que la gestion de calidad total se convierta en un sistema funcional.

Además de todo, existe un gran ahorro de tiempo en que no se necesita consultar a un superior, ahorro de tiempo que permite al trabajador realizar otras tareas y a los superiores aprovechar mejor el tiempo para conseguir unos mejores resultados para la empresa. Esto incide directamente en la calidad total, mayor satisfacción del cliente, una mayor competitividad de la empresa y mayor rentabilidad del negocio.

Para que este proceso sea totalmente exitoso, el trabajador ha de contar con:

  • Herramientas y recursos adecuados para cumplir eficientemente sus tareas
  • Información adecuada y completa, para poder tomar decisiones acertadas, ejecutar las tareas de manera eficiente y resolver los problemas de la mejor manera.
  • Un buen sistema de retroalimentación, en que tanto el trabajador como los superiores se nutran en el trabajo.
  • Una buena recompensa del desempeño. Puede ser con estímulos, recompensas económicas o como se considere necesario, pero se debe hacer ver al trabajador que ha logrado buenos resultados.
  • Una valoración del desempeño, y si es eficiente lograr recomenzase por ello.

Con este nuevo sistema de trabajo, los empleados sienten que su puesto les pertenece, que tiene valor, que tiene poder, que el puesto es parte de sí, que tiene control sobre su trabajo, que tiene autoridad para actuar en nombre de la empresa, que puede descubrir y ser premiado por su buen rendimiento, que su trabajo es un reto, que se escucha lo que dice, que forma parte del equipo, que tiene apoyo y es que un pilar básico de la empresa.

Para conseguir un efectivo sistema de empowerment se deben seguir las pautas básicas anteriormente indicadas, haciendo que el empleado se sienta implicado y con poder dentro de su puesto, se le ha de dar toda la información posible para que consiga los mejores resultados y se debe estudiar y evaluar la estrategia con el fin de alcanzar mejores resultados tanto para la empresa como para el trabajador.

También te puede interesar...
To Top