El feedback 360

Clima laboral

El feedback 360 grados es un sistema de evaluación del desempeño laboral, evaluación que realizan muchas empresas para crear retroalimentación en base al ejercicio de los individuos por medio de las interacciones en las horas de trabajo.

Por medio del feedback 360 se pretende encontrar una buena interacción entre los empleados así como una estrategia sobre como motivar a los empleados y así conseguir un mejor funcionamiento en la empresa.

La evaluación feedback 360, como indica Claude Lévy-Leboyer en su libro con este nombre, Feedback 360º, se diferencia de los métodos clásicos de evaluación ya que en este sistema de evolución los resultados se comunican al participante ya que es la persona que debe corregir lo que resulta de este proceso.

Este método se aplica no a todos los trabajadores de la empresa sino según responsabilidades laborales, partiendo de los objetivos que se pretenden con él, teniendo en cuenta que los más proclives a esta prueba son los jefes de departamento, gerentes o trabajadores que se encargan del servicio al cliente o interactúan mucho con otras personas, personas de las que depende mucho el funcionamiento de la empresa.

Los principales objetivos de esta estrategia son: capacitación, promociones, incentivos laborales por desempeño, adecuación al puesto de trabajo por parte del empleado, mejora de relaciones entre jefes y empleados, lograr una mayor productividad, un mayor desarrollo de los empleados, etc.

Esta prueba de feedback 360 se va a basar en las opiniones generales y retroalimentaciones que se van consiguiendo en pruebas hechas al personal acerca del desempeño de algún trabajador o departamento, teniendo en cuenta que pueden ser opiniones de subordinados, clientes, jefes, compañeros, todo esto para lograr una perspectiva 360 grados sobre el rendimiento y la forma de trabajar de la persona que se valora.

Para que se realice este proceso es necesario que:

  • Los altos cargos comuniquen la necesidad y objetivos del Feedback 360
  • Las personas que forman parte de la empresa, empleados y directivos, participen en el proceso así como definir los criterios de valoración
  • Los empleados reciban formación para poder estar al tanto de la información, además de ser información de los instrumentos de valoración y el proceso
  • Se realiza un proceso de prueba en una parte de la empresa
  • Los objetivos pueden ser cambiados o reforzados cuando sea necesario
  • Se tengan en cuenta varias perspectivas.

Es muy importante que todas las partes de la empresa se impliquen para obtener una retroalimentación desde todas las perspectivas y así conseguir un proceso exitoso en el feedback 360, que debe ser sincero y con el objetivo de ofrecer verdadera retroalimentación, es un proceso constructivo que no destructivo, ya que busca un mayor rendimiento y motivar a los empleados con la mejora de cuestiones de la empresa.

Si todas las partes implicadas en este proceso llegan a un resultado común, probablemente la persona valorada acabará teniendo en cuenta la opinión de estas personas en cuanto a los aspectos que tiene que mejorar.

To Top