Saltar al contenido

El nuevo ‘boom’ del vapeo con vapers desechables

Vaper

Los vapers desechables están siendo un boom y se han convertido en una buena oportunidad de negocio. La sencillez de uso en contraposición de los vapers tradicionales, que eran complejos en cuanto a su mantenimiento y manejo de los líquidos, están atrayendo a nuevos consumidores que quieren dejar el tabaco.

El nuevo ‘boom’ del vapeo con vapers desechables hace que esta modalidad se convierte en un buen negocio. Está de moda y un buen ejemplo de éxito son los vapers desechables Ivapeo, en cuya web comprar vaper desechable online es más fácil que nunca.

El vapeo sigue vigente, después de que hace escasos años el cigarrillo electrónico hiciera furor, tanto entre personas no fumadoras de tabaco tradicional como entre los fumadores que querían dejar de serlo y que vieron en esta práctica un buen sustitutivo de su costumbre. Pero ante el éxito comercial que estaban teniendo, las grandes compañías de tabaco tradicional y algunos otros sectores pidieron una legislación que regulase esta práctica.

Índice

Los vapers no pasan de moda

La regulación se implantó y, con ella, llegaron muchas restricciones, al tratar el vapeo como si en realidad fuera tabaco. De hecho, donde está prohibido terminantemente fumar está igualmente prohibido terminantemente vapear.

Así las cosas, muchos consumidores “vapeadores” tuvieron que limitar el consumo de estos cigarrillos electrónicos, cuyo manejo y mantenimiento podía resultarles algo complejo. Pero la innovación se abrió paso en el sector y llegaron los vapers desechables. Así pues, los vapers no pasan de moda.

¿Qué son los vapers desechables, o de “usar y tirar”?

Veamos la diferencia con los vapers no desechables.

Para vapear, el consumidor puede usar el cigarrillo electrónico, o pod. El pod es un cigarro electrónico de pequeño tamaño (de bolsillo), cuya resistencia es, normalmente, de alto ohmniaje (el ohmio es la unidad que mide la resistencia electrónica). Esta resistencia puede venir integrada dentro de un cartucho o por separado y, principalmente, se usa con unos líquidos especiales.

Este dispositivo electrónico, o pod, de pequeño tamaño, tiene bastante potencia y permite al usuario saborear los líquidos que prefiera con facilidad.

El vapeador tiene dos opciones: el cigarrillo electrónico recargable o el cigarrillo electrónico desechable. Es decir, el pod recargable o el pod desechable.

Esta última opción permite al vapeador llevar donde quiera su cigarrillo electrónico y vapear sin tener que cargarlo, reponer el líquido o llevar a cabo el mantenimiento habitual de un cigarrillo electrónico recargable. Su manejo, por tanto, es mucho más sencillo y mucho más rápido a la hora de disfrutarlo, porque no precisa ninguna preparación previa. Se saca del bolsillo y ya está.

Vapers desechables para todos los gustos

Además, hay otra serie de claves que hacen posible que comprar un vaper de “usar y tirar” sea más fácil que nunca.

En tiendas online especializadas como iVapeo se pueden encontrar a la venta vapers desechables clasificados en diferentes categorías: los que no tienen nicotina, baratos, de 500 caladas, de 600 caladas, de 700, 800 o mil.

Por encima de las mil caladas se pueden encontrar pods preparados para 1.200 caladas, 1.500, 1.600, 2.000 caladas y hasta 3.000 caladas.

Hay cigarrillos electrónicos desechables de diferentes marcas. A saber: Vaporesso King Crest. Obs, Hyppe Plus, Orange County CBD, Quawins, Shake It, Len and Jennys, Bud… Y de diferentes previos, desde los que cuestan seis euros hasta los que cuestan treinta euros.

Cómo se usan los cigarrillos electrónicos desechables

Los vapers desechables son muy sencillos de usar. Ya vienen preparados para su uso e incluyen todo lo necesario. Comenzará a funcionar una vez que el usuario lo haya cargado. Con aspirar por la boquilla es suficiente para que comience su experiencia. Los hay de diferentes sabores.

Los pod desechables vienen de fábrica con un número de puffs limitados, que oscila entre los 200 y los 600, dependiendo del modelo. El agotamiento de batería de los cigarrillos electrónicos desechables es otro indicio para saber cuándo hay que desecharlo.

Duración

La duración aproximada va de las dos a las cuatro semanas, pero será el uso que le dé el consumidor lo que determine cuánto tiempo podrá éste disfrutar de su cigarrillo electrónico desechable.

La batería que incluyen los cigarrillos electrónicos desechables suele tener una potencia entre los 280 y los 400 mAh. Se recomienda elegir una potencia intermedia para que pueda durar varias semanas con toda la funcionalidad posible. El número de caladas y la intensidad de las mismas son aspectos que inciden, directamente, en la duración de la batería.

Ventajas de los vapers desechables

La principal ventaja de los vapers desechables es que además ayudan a dejar de fumar como podemos leer en El DiarioDejar de fumar tabaco es sinónimo de no ingerir las sustancias tóxicas que contiene un cigarrillo tradicional.

Se trata de artículos portables y muy fáciles de mantener. No hay que cambiar cartuchos y sólo hay que encenderlo para comenzar a vapear.