Inserción laboral: la mejor manera de acceder al trabajo para los que más lo necesitan

inserción-laboral-discapacitados
Economía y Empresa

La inserción laboral es un término que te sonará, sobre todo por los años más duros de la crisis. Ha estado en boca de muchas personas y asociaciones que buscan que todo el mundo pueda acceder a un trabajo.

Pero, ¿en qué consiste exactamente? ¿Es para todo el mundo o solo para aquellos que están en riesgo de exclusión? Esas son solo algunas de las preguntas que vamos a contestar en las próximas líneas.

¿Quieres conocer más cosas sobre este tema? Solo tienes que seguir leyendo.

 

Definición de inserción laboral, ¿en qué consiste?

Explicar en qué consiste la inclusión laboral es sencillo y complicado a la vez, ya que su definición es muy simple pero todo el proceso que conlleva es algo más enrevesado.

Una buena explicación sería:

Cuando una persona, normalmente estudiante o desempleado, consigue un puesto de trabajo acorde a sus conocimientos, habilidades e intereses.

¿Te resulta familiar esa frase? Casi podríamos decir que es lo mismo que una empresa de trabajo temporal, ¿no? Eso se debe a que las ETTs son empresas vitales para inserción en el mundo laboral, ya que favorecen el acceso al empleo.

A este término también se le conoce como inserción sociolaboral, ya que normalmente está dirigido a colectivos con alto riesgo de exclusión social como:

  • Desempleados de larga duración.
  • Parados cerca de la edad de jubilación.
  • Víctimas de violencia.
  • Etnias minoritarias.
  • Personas con problemas (enfermedades, adicciones, …)
  • Reclusos o ex-reclusos.

Los gobiernos dedican grandes esfuerzos para que esos colectivos tengan acceso a un empleo y así, que todo el mundo pueda cubrir sus necesidades. Además, no pierdas de vista que todos podemos vernos en algún momento de nuestra vida, por lo que este tipo de programas son vitales.

 

¿Qué es un programa de inserción laboral?

Si estás interesado en formar parte del mercado laboral, una de las mejores formas de lograrlo es través de un programa, que suelen ser de dos maneras:

  • Público: el Estado, comunidades autónomas, ayuntamientos, diputaciones, etc… son las encargadas.
  • Empresas privadas: suelen ser fundaciones, con convenios con la administración pública, las que los llevan a cabo.

Sea cual sea, consiste en unas medidas orientadas a conseguir que un número de personas, de un colectivo concreto, consigan un empleo.

La diferencia más significativa entre estas dos opciones es que, a través de una entidad pública, será ella la que actúe de intermediario entre la empresa y tú. En caso de optar por la empresa privada, será esta la que pone en contacto a un negocio que quiere contratar empleados con personas que quieren trabajar.

Como te decimos, normalmente estas son asociaciones que reciben subvenciones públicas por ayudar a las personas a incorporarse al mercado laboral, por lo que lo único que cambia es el mediador.

A la hora de apuntarte en un programa de inserción laboral, es importante que sepas bien a quién va enfocado. Esto es muy importante, ya que tus posibilidades de conseguir un trabajo aumentarán o disminuirán en función del programa.

Porque si lo que buscas es acceder a tu primer empleo, de nada te servirá solicitar entrar en un programa de parados de larga duración.

En cuento al tipo de contrato, en la mayoría de veces se suele utilizar la misma fórmula: temporal y en forma de beca o prácticas. Existe la posibilidad de que incluya una clausula de bonificación si la empresa contrata al trabajador al finalizar el programa.

 

Itinerario de inserción laboral

Los programas se guían a través de lo que se conoce como itinerario de inserción laboral. Esto son básicamente los pasos que hay seguir desde que una persona entra en el programa hasta que consigue un puesto de trabajo.

Estos pueden varias en función de características y otros aspectos que se hayan de tener en cuenta, pero la estructura siempre será algo como esto:

  1. Difusión: se intenta que el programa lo conozca cuanta más gente mejor.
  2. Primera entrevista: la idea es conocer todo lo posible a cada candidato . Cuanta más información se tenga, más fácil será conseguirle un puesto de trabajo.
  3. Formación: siempre relacionada con el puesto y las característica de la persona, sin descuidar lo que las empresas buscan en el mercado.
  4. Orientación: en este punto, se aconseja y guía a la persona en la búsqueda de empleo.
  5. Inserción: cuando consigue el trabajo. Pero no acaba aquí, hay que hacer un seguimiento.

Este es un esquema muy básico de un itinerario, pero como te decimos, puede cambiar. Por ejemplo, puede ser dirigido a personas que busquen el autoempleo.

 

Inserción laboral de personas con discapacidad

Sin duda alguna, uno de los colectivos a los que más les cuesta conseguir un empleo son las personas con discapacidad. Por eso, se hacen indispensables los programas especialmente dirigidos a este colectivo.

La palabra “discapacidad” puede generar rechazo en muchas personas, sobre todo a la hora de contratar un trabajador. Sin embargo, las ventajas que obtienes al contratar una personas con discapacidad son muchas:

  1. Mejora el ambiente en la empresa: la Fundación Adecco, durante más de 15 años, asegura que la diversidad en el entorno laboral tiene un efecto muy positivo en el ambiente laboral.
  2. Trabajadores muy eficientes: por desgracia, una persona con discapacidad está acostumbrada a superar barreras en su día a día, por lo que antes una situación problemática en su trabajo, reaccionan de una manera más constructiva.
  3. Da mejor imagen de marca: de cara a clientes, distribuidores y empleados, la imagen que proyectan las empresas que contratan diversidad es mucho más positiva.
  4. Menor absentismo laboral: algunos estudios aseguran que las personas con discapacidad tienen menor tasa de absentismo.
  5. Ventajas fiscales: las empresas pueden acceder a beneficios por contratar a personas con un grado de discapacidad igual o mayor al 33% en España.

Así que, si tu departamento de recursos humanos está a la caza de nuevos talentos, optar por la diversidad solo trae ventajas.

 

Y tú, ¿tienes algo que añadir sobre la inserción laboral?

La inserción laboral tiene muchos caminos y formas. Nosotros te hemos contado solo algunas cosas, por eso te preguntamos:

  • ¿Algo más que decir?
  • ¿Estás o has estado apuntado a un programa de inserción laboral?
  • ¿Tu empresa participa, o ha participado, en alguno?

Eso son solo algunas preguntas pero, si quieres contarnos cualquier otra cosa, puedes hacerlo en los comentarios.

¡No los dejes vacíos!

To Top