La calidad en el servicio marca la diferencia

La calidad y la productividad
Estrategias de Ventas

La calidad en el servicio consta de una serie de acciones que dan lugar a un trabajo bien hecho, a un resultado que compense todos los esfuerzos depositados. La diferencia se puede marcar, sobre todo con los competidores, con la calidad de los servicios. Muchas empresas piensan en crear nuevos servicios, nuevos productos, nuevos precios, nuevas características, y otros simplemente esperan ofrecer calidad en sus servicios.

Una calidad en el servicio ofrece a la persona beneficios en la cuota de mercado, los costes, la productividad, la motivación de los trabajadores, la fidelidad de los clientes y muchas más cosas. Por eso mismo, muchas empresas diseñan su estrategia principalmente en este aspecto, a pesar de que la calidad del servicio no es algo fácilmente medible. Para ofrecer un buen servicio se pueden seguir una serie de consejos, pero lo principal es que en todo el momento de la venta el consumidor pueda ver que compra calidad, que compra lo mejor.

  • Para ofrecer un buen servicio es necesario una buena atención al cliente, responsabilidad, honestidad y sinceridad. Se debe ofrecer lo mejor, pero que sea real, y con la mejor de las caras.
  • Hay que ofrecer lo que el cliente quiere, no cosas que no necesita, además de captar al cliente para lo que necesita.
  • Se puede ofrecer otro producto a mayores con el producto principal, sin perder de vista el primero.
  • No se debe descuidar la calidad, ni en el producto ni en el servicio

Si en muchas ocasiones la calidad en el servicio no se tiene muy en cuenta es principalmente porque no se sabe lo que es, no es sólo atención al cliente sino que es mucho más, precisamente por eso no es algo medible. La calidad en el servicio cuenta de varios pequeños detalles que dejan al cliente satisfecho, es lo que realmente marca la diferencia, aunque ni el cliente ni el vendedor sean en muchas ocasiones conscientes de la importancia de este factor. En un mercado en que la competencia es más dura, cada vez surgen más servicios y más productos y existen cada vez más ofertas es difícil en ocasiones llegar a los clientes o al menos marcar la diferencia. si bien es cierto que muchos factores como el precio y el atractivo del producto incitan a la venta, lo más cierto es que la calidad en el servicio es un factor que se tiene muy en cuenta. Dentro de la calidad en el servicio se pueden tener en cuenta muchas cosas como la atención al cliente, las ventas, la gestión de los factores de ventas, la gestión y resolución de posibles reclamaciones, la asesoría que se ofrece al cliente,  las garantías que se ofrece al cliente y muchas más.

También te puede interesar...
To Top