La hora de comer y descansos en el trabajo

Recursos Humanos

Los trabajadores tienen derecho a un período de descanso pagado de al menos 5 minutos por cada 2 horas de trabajo, 10 minutos por cada 4 horas de trabajo, que se pueden distribuir poco a poco o todo junto. Además, existe la posibilidad de más tiempo si el convenio colectivo lo indica. Aunque se puede exigir que los trabajadores se mantengan en el lugar de trabajo o edificio.

Los trabajadores suelen tener derecho, al menos según su contrato lo indique, a un período de descanso para la comida, en la que si el trabajador no la cobra puede ser libre de ir a donde quiera pero si la empresa la paga puede exigir al trabajador permanecer en la empresa si así lo decide. Cuando el trabajador está más de 5  horas en un turno debe tener un período de comida de al menos media hora.

Para todo lo demás, está el convenio colectivo de cada profesión en que se han pactado las condiciones laborales, en ocasiones más ventajosas incluso que lo indicado.

La hora de trabajo no cuenta como tiempo trabajado a la hora de cobrar ni tiene carácter laboral, a menos que lo indique un convenio colectivo, aunque sí puede contar en caso de accidente laboral.

Hay que tener en cuenta que el número de horas ordinarias de trabajo efectivo no puede ser superior a las 9 diarias, excepto que se haya indicado por algún acuerdo, respetando siempre el descanso entre jornadas.

No se exige que la empresa pague el tiempo de comida de los trabajadores, a menos que continúen trabajando en ese momento, se les pida estar de guardia al teléfono o cualquier otra cosa o se les llame cuando están en su hora de comida para trabajar.

Según un estudio de hace unos meses, casi un tercio de los trabajadores renuncia a su tiempo de descanso para la comida, y el 30% de empleados comen a diario frente al ordenador pese a que es mucho más saludable tener al menos media hora para comer y desconectar.

Un 18% de encuestados en esta encuesta a nivel mundial de Monster afirma que se dedican 15 minutos al día para comer, un 34% habla de entre 30 y 45 minutos, y un 18% dedica una hora. En España, casi un 24% tiene una hora entera para comer. Un 16% se queda en su puesto para seguir trabajando.

¿Por qué la hora de comer y los descansos son tan importantes? Sencillamente porque si existen es porque se necesitan, porque permiten al trabajador desconectar y sentirse mejor cuando se vuelva a iniciar el trabajo. Y por supuesto, porque todos merecemos comer en unas condiciones dignas para así poder acceder a una vida sana. Aunque muchos piensen que trabajar continuamente sin descanso les ofrece una buena concentración, nada más lejos de la realidad, la productividad crece si se descansa y desconecta.

 

To Top